Busquets empata en la última jugada de la primera parte

El de Badia iguala (2-2) aprovechando una falta botada por Messi

El Betis reclamó al árbitro que anulase el gol por un empujón de Lenglet a Bartra

Sergio Busquets firmó el 2-2 en el Villamarín cuando el partido estaba a punto de llegar al descanso. Fue, de hecho, la última jugada de la primera parte la que permitió al jugador de Badia igualar el marcador, tras los goles de Canales y de Fekir para el Betis. 

Sport.es

El Barça apuró hasta el último momento sus opciones de empatar antes del descanso. Cuando el árbitro pitó una falta sobre Arturo Vidal en el centro del campo, Messi agarró el balón para colgarlo al área.

La jugada pareció confusa, con un posible empujón de Lenglet a Bartra. Falló Emerson en el marcaje y el balón quedó a pies de Busquets, que tuvo tiempo para controlarlo y sangre fría para rematar a gol.

Joel Robles se estiró, pero no pudo hacer nada para evitar el gol.

El Betis protestó enérgicamente el gol, argumentando que había habido un empujón en el área. Rubi, técnico verdiblanco, también protestó de manera muy vehemente.

Pero el colegiado, tras consulta con los encargados del VAR, dio validez al gol y acto seguido, señaló el final de la primera parte y el camino a los vestuarios, entre el enfado monumental del Betis y el alivio del Barça.

Es el segundo gol de Busquets de la presente temporada, ya que también marcó en la ida ante el Betis. Curiosamente, es la mejor temporada goleadora del jugador de Badia, que nunca había marcado más de un gol por curso. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil