Arturo Vidal, un nuevo 'caso Paulinho'

El centrocampista chileno llegó para cubrir las tareas que, en realidad, tampoco hacía Paulinho

El ex del Bayern no es ningún 'stopper', ya que uno de sus puntos fuertes es su capacidad de llegada

El chileno Arturo Vidal entró en la recta final del partido contra la Real Sociedad. Fue el único fichaje azulgrana en jugar en Anoeta | LALIGA

Sucedió en Tánger, en Valladolid y también este sábado en Anoeta. Con el marcador a favor, Ernesto Valverde dio entrada a Arturo Vidal en detrimento de Ousmane Dembélé para intentar ganar solidez y mantener un resultado que ya era favorable. Sin embargo, y aunque en los tres encuentros el Barça se acabó llevando la victoria, el cambio no tuvo el efecto esperado. Más bien todo lo contrario.

Tras la remontada 'exprés' ante la Real Sociedad, los de Garitano parecían ya sin fuelle y el partido se puso perfecto para sentenciar en una contra. Con el dominio de la posesión y con espacios, el conjunto azulgrana tuvo varias llegadas para anotar el tercero mientras atrás la Real ya no inquietaba. Con más o menos relación causa-efecto, el control culé se acabó tras el cambio de Arturo Vidal por Dembélé.

Los locales volvieron a pisar área y tuvieron varios contragolpes para hacer el 2-2. Ahí, a Busquets también le faltó fijar más su posición. Juanmi tuvo un remate de cabeza que se marchó fuera por poco y que habría amargado al Barça prácticamente sobre la bocina.

Es cierto que tampoco tuvo mucho tiempo, de hecho, el chileno entró en el minuto 77. Pero durante ese cuarto de hora tampoco se mostró como un 'stopper'. No recuperó ningún balón, aunque eso no significa que no rindiera bien. El problema es que el ex del Bayern no es un centrocampista de contención, como tampoco lo era Paulinho, al que muchos le colgaron esa falsa etiqueta cuando llegó.

Tanto a Paulinho como a Vidal les encanta pisar el área rival. Son jugadores 'box to box' con mucho gol desde segunda línea. Ambos van bien por arriba y quizá el chileno es algo más aguerrido que el brasileño, pero sigue sin ser ese cerrojo que muchos, incluido Valverde, ven en él.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil