Menú

Zidane veta a uno de sus hijos para el Castilla

Zidane no desea que sus hijos compartan vestuario para evitar suspicacias
Zidane no desea que sus hijos compartan vestuario para evitar suspicacias | sport

Zinedine Zidane se encuentra en una encrucijada que no tendrá fácil solución y que no gustará en su propia casa. El técnico del Castilla, que este año volverá a militar en Segunda División B, no quiere que sus dos hijos mayores coincidan en el mismo vestuario y para evitarlo está moviendo sus hilos para ceder a uno de ellos a otro equipo. 

Fernando Baquero

Enzo, de 20 años, ya debutó la pasada campaña en el filial después de casi diez años pasando por todos las categorías inferiores del club blanco. Es un hábil mediapunta que incluso se ha entrenado con el primer equipo tras brillar en el Real Madrid C.

Luca, que al igual que su hermano mayor utiliza el apellido de la madre –Fernández– como consejo del padre para evitar la presión, es el portero del Juvenil B y se ha ganado el derecho de ascender al Castilla. Los técnicos le auguran un gran futuro y consideran que es uno de los mejores guardametas que hay actualmente en la cantera madridista,

EVITAR MAL AMBIENTE

Sin embargo, habría sido el propio Zinedine Zidane quien habría vetado su inclusión en la plantilla de la próxima temporada con el propósito de no provocar un mal ambiente en el vestuario del filial, que entrena el propio ‘Zizou’.

Zidane, que en esto del fútbol sabe más por viejo que por diablo, sabe mejor que nadie que si en el Castilla tuviera a sus dos hijos a sus órdenes no podría evitar que Enzo y Luca fueran vistos como dos ‘enchufados’ que se estarían beneficiando de que su padre es el entrenador. Y eso iría en contra de la progresión como futbolistas y de la propia autoestima de sus hijos.

A pesar de que son muchos los técnicos de la casa blanca los que avalan que los hijos de Zidane tienen la calidad necesaria para formar parte del plantel del filial, ha sido el propio técnico francés quien habría tomado la decisión de cerrarle el paso a Luca, el pequeño, y mantener en el equipo a Enzo para evitar suspicacias.