Menú
Messi volvió a ser decisivo en la victoria del Barça

Al loro, que no estamos tan mal

OPINIÓN

Albert Masnou

@albert_masnou

El Madrid es peor equipo que la pasada temporada porque carece de tantos recursos ofensivos, en Italia critican a la Juventus por perder a Bonucci y a otras piezas claves siendo de menor categoría las que han llegado, al Barcelona le hemos dado palos por un verano en el que no consumó todos sus propósitos para reforzar al equipo y por dejar escapar a Neymar, Lewandoswki ha menospreciado la política de fichajes del Bayern Munich y han salido todos los dirigentes para censurarle. Los grandes de Europa parecen sufrir una enfermedad similar, la condena de la opinión pública por no convertirse en el rey del mercado. Es, sin duda, un mérito tan discutible como deslumbrante  a nivel de marketing cuyos popes no siempre son una referencia que separa lo bueno y lo adecuado.


Después de dos años sin ganar nada, Laporta pronunció una frase que ahora, con sorna, pronunció Josep Maria Bartomeu (entrevista a SPORT) para levantar los ánimos de la afición de cara a lo que se avecina, para ahuyentar el pesimismo que envuelve al club. 

Aquí haremos referencia solo al aspecto deportivo del Barça. Que quede claro.

Pese a las malas sensaciones que dejó el equipo en la Supercopa de España, el inicio del equipo ha sido notable porque ha ganado todos los encuentros disputados con un balance de doce goles a favor y cero en contra. Inmaculado con la guinda que es la goleada al subcampeón de Europa como es la Juventus.

Han llegado cuatro fichajes que prometen (buenas impresiones teniendo todavía mucho por delante) pero ya sea por la mano del técnico, por las ansias de venganza de la plantilla o por su deseo de volver a sumar títulos, lo mejor de este Barça es el estado en el que están alguno de los pesos pesados: Messi, el primero, por llevar 8 goles de los últimos 13 (más cinco palos) rayando a un nivel escandaloso; Iniesta por ofrecer su mejor versión al encontrarse bien físicamente; Ter Stegen porque está sobrado de confianza y más sobrio que nunca; Alba porque se multiplica en ataque sin nadie que le frene; Rakitic porque ha dejado de correr de arriba para abajo tapando todos los agujeros que aparecían a la espalda de Alba y Neymar para aparecer más en ataque; Busquets ha dejado de ser ese jugador desesperado en encontrar socios... El Barça empieza a ser más equipo, a jugar más junto y en estas circunstancias brillan los de siempre… El marketing apunta a los nuevos, porque la afición quiere ilusionarse, pero son otros los que han llevado al Barça a un inicio de curso espectacular.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil