Menú

Luis Enrique, ni confirma ni desmiente

Luis Enrique se mostró muy tenso durante toda la rueda de prensa
Luis Enrique se mostró muy tenso durante toda la rueda de prensa | sport

Máxima tensión en la rueda de prensa de Luis Enrique. Tras la derrota en Anoeta, la destitución de Zubizarreta y la filtración de sus enfrentamientos personales con Messi, el entrenador del Barça ha encarado la previa del partido de Copa contra el Elche con un malhumor nada disimulado. Y ha dejado dos mensajes muy claros. El primero, que no se arrepiente de nada. Y el segundo, que ni confirma ni desmiente lo que se ha publicado. Lo que es sinónimo de que todo es verdad.

Luis Enrique, con su habitual carácter prepotente, no ha querido responder a las informaciones publicadas en las últimas 48 horas. Pero ha dicho que la mayoría de ellas "están deterioradas o son malintencionadas". Mal vamos. Una vez más, matando al mensajero. Cuando la realidad es la que es: el técnico no se entiende con Messi y la relación está completamente rota. Ahora todo depende de las ganas que tenga Messi de seguir hurgando en la herida. De momento, parece que no tensará más la cuerda.

A Luis Enrique, que ha controlado, aunque sea con tensión, toda la rueda de prensa, se le ha escapado, tal vez querieno, una crítica al presidente Bartomeu al hablar de la destitución de Zubizarreta: "Estoy triste por su destitución, la de Albert Valentí y la de Narcís Julià. Han hecho un gran trabajo durante estos cuatro años". Y dio la puntilla: "La destitución de Zubizarreta a mí me debilita". Una bomba que no quiso aclarar. Dijo que ya lo hará el presidente. Sigue, pues, la crisis instalada en el Barça aunque todos quieran disimularlo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil