Menú

Totti divide Roma

Totti se emocionó al recibir el apoyo de la afición | sport

Mucho han cambiado las cosas en el club de la ‘loba’ en poco más de un mes. El pasado 13 de enero, todavía con las heridas que había dejado Rudi García muy recientes, Francesco Totti se convertía en el encargado de dar aliento a sus compañeros con la ilusión de que llegasen días mejores al conjunto ‘giallorosso’. Aunque sabía que no sería titular en todos los partidos de la Roma a sus 40 años, a Totti le agradaba la vuelta de Spalletti al conjunto romano: “Luciano ha hecho mucho por la Roma y por mi carrera, así que espero poder terminar mi carrera aquí con él como entrenador”.

Mar Bianchi

Todo parecía un camino de rosas hasta que llegaron las declaraciones del jugador en RAI Sport. En ellas, daba a entender que, debido a los pocos minutos que le brinda el técnico, en junio valorará salir del club que le ha visto crecer. Las reacciones no tardaron en llegar. La primera, más polémica y significativa, fue la respuesta de Spalletti, que decidió dejar al jugador fuera de la convocatoria ante el Palermo. El ‘10’ romano tuvo que dejar de manera repentina la concentración del equipo ante la sorpresa de sus compañeros. Tuvo que ver a los suyos ganar al Palermo desde la grada, más lejos del césped que lo habitual.

El presidente de la entidad, James Pallotta, intentó mediar en tan complicado caso afirmando que no sabe a qué se refiere Francesco cuando habla de “falta de respeto” por parte del club. “Yo lo respeto y me encontraré pronto con él”, aseguró el dirigente. El propio jugador afirmó que pronto se reuniría con el presidente para que le diga “lo que le deba decir” y que él hará lo mismo. “Espero que sean correctos conmigo”, sentenció Totti. Más tarde, Spalletti también quiso dejar claro que no quiere un "duelo" con 'Il Capitano'.

Se esperan días turbios en Roma, aunque el equipo, salvo en el tropiezo de Champions ante el Madrid, no para de dar alegrías. Este domingo goleó a un débil Palermo. Salah y Dzeko marcaron por partida doble y el exblaugrana Keita se sumó a su fiesta con otro tanto. Por cierto que, tras 13 meses lesionado, el holandés Strootman volvió a pisar el césped del Olímpico.