Menú

El Llagostera puede convertirse en el nuevo 'Barça C'

FC Barcelona y Llagostera negocian un acuerdo de vinculación
FC Barcelona y Llagostera negocian un acuerdo de vinculación | sport

La delicada situación que vive la UE Llagostera en su segunda temporada en la Liga Adelante está cerca de encontrar solución. La entidad gerundense y el FC Barcelona llevan desde al pasada temporada trabajando en un acuerdo de vinculación que, entre otras cosas, convertiría a los de Oriol Alsina en un equipo con varios jugadores salidos del Juvenil A del Barça.

Toni Juanmartí @tjuanmarti

El Llagostera, que ahora mismo está en zona de descenso a siete puntos de la salvación, tiene cada vez más comprometido su futuro. De hecho, su estancia en la Liga Adelante se está convirtiendo más en un suplicio que en un privilegio. Tras un primer año positivo, sobre todo a nivel estrictamente futbolístico, esta segunda campaña está dejando al descubierto los muchos obstáculos que tiene el club: las subvenciones del ayuntamiento son cada vez más limitadas y la asistencia al Nou Estadi de Palamós no es para tirar cohetes, sino todo lo contrario. A todo esto, además, hay que sumar el desgaste de Oriol Alsina para hacer ‘milagros’ a la hora de confeccionar una plantilla competitiva.

Por todo esto, el Llagostera busca alternativas para garantizar el futuro en el caso de consumar el descenso a Segunda B. Además, lo haría de una forma privilegiada. El acuerdo con el Barça implicaría un inmediato empujón a la economía del club. En lo deportivo, los gerundenses vendrían a ser el nuevo Barça C. El conjunto azulgrana cedería al Llagostera todos aquellos jugadores procedentes del Juvenil A que tienen proyección para triunfar pero que necesitan más tiempo antes de irrumpir en el filial. Un tiempo que no existe hoy en día, ya que los futbolistas que no cuentan para el Barça B deben buscarse la vida lejos de Can Barça.

Una de las incógnitas por resolver es qué pasaría con la plaza del Llagostera en la Liga Adelante si el equipo se mantiene. Cuando el año pasado se iniciaron las conversaciones, se planteó la posibilidad de que el Barça B pasara a ocupar el sitio de los gerundenses en la categoría de plata del fútbol español. Esa opción está todavía encima de la mesa, aunque no supone un punto clave en una negociación que por parte del Barça lidera Albert Soler, responsable de los deportes profesionales del club. Primero, porque parece complicado que el Llagostera se salve, y segundo, porque se trata de una operación muy compleja. En Can Barça consideran esencial que el filial esté en la Liga Adelante, pero quieren ir con pies de plomo antes de tomar una decisión de este calibre.

Tampoco se ha delimitado todavía el papel que jugará Oriol Alsina en el futuro organigrama. El técnico del Llagostera siempre ha tenido la ilusión de trabajar vinculado al club azulgrana, y ahora podría haber llegado su momento. En este punto es importante recordar que Oriol Alsina no solo es el entrenador del club, sino que su mujer, Isabel Tarragó, es la presidenta, por lo que todo el poder de decisión y gestión del club recae en manos del matrimonio.

Fuentes muy cercanas al club gerundense informaron a SPORT de que las conversaciones seguirán en los próximos días, pues si una cosa tienen clara ambas partes es que el acuerdo sería beneficioso para todos. Y para ello se trabaja.