Inicio Noticias & Blog Wanyonyi: El campeón del mundo de 18 años y 1:43 en 800...

Wanyonyi: El campeón del mundo de 18 años y 1:43 en 800 que dejó la escuela a los 10

Wanyonyi, campeón del mundo sub'20 en Nairobi / World Athletics

Fue sin duda uno de los nombres propios del Mundial sub’20 disputado en Kenia recientemente. Quizás los focos se centraron más en la proeza del francés Sasha Zoya, que logró dos Récords del Mundo en 24 horas de 110 vallas. Pero hay que destacar el tremendo marcón conseguido por el local Emmanuel Wanyonyi (1.43.76), que protagonizó un final fulgurante en el que se disputó el oro con el argelino Gouaned (Récord Nacional sub’20 con 1.44.45) y su compatriota Noah Kibet, que fue el que tiró durante buena parte de la prueba, pero terminó más desfondado a pesar de lograr PB con 1.44.88.

Wanyonyi, de 18 años, es uno de esos atletas con físico privilegiado que salió prácticamente de la nada para establecer una marca (Récord de los Campeonatos, por cierto) con la que se hubiera proclamado campeón olímpico en Tokio (el también keniata Emmanuel Korir entró primero con 1.45.06). Obviamente, algo totalmente engañoso, puesto que fue una carrera muy táctica la que se vivió en la capital nipona, donde Adri Ben fue quinto con 1.45.96.

El objetivo, superar a Rudisha

El caso es que este joven prodigio tiene una historia de esas que nos hacen recapacitar. Hay cientos de ellas en Kenia, pero pocos logran algo tan significativo como un campeonato del mundo. Según explica ‘Daily Nation’, Emmanuel es el séptimo de 12 hermanos y se vio obligado, junto a sus hermanos, a abandonar la escuela con apenas 10 años de edad al no poder su madre mantener su educación. “Dejé la escuela mientras estaba en Standard Three (lo que vendría a ser tercero o cuarto de primaria en España). No pude evitar ver a mi familia sufrir, así que fui a Kitale, en el condado de Trans Nzoia, donde busqué trabajos manuales como pastorear ganado para ganarme la vida”, comenta el atleta. 

Mientras cuidaba el ganado, un amigo le vio correr y le conminó a intentar dedicarse al atletismo. Algunos maestros también le descubrieron cualidades e hicieron todo lo posible para que regresara a la escuela. Sus actuaciones en varias carreras durante los juegos regionales de la escuela primaria en Kapsabet, llamaron la atención del director de la escuela secundaria Kosirai, quien le ofreció una beca. El gran paso lo dio cuando la excampeona del mundo de 800 Janeth Jepkosgei le echó el ojo y lo reclutó para su training camp de Kapsabet. 

“Corrí 1:50 durante las pruebas preliminares y 1:45 en las pruebas nacionales; puedo correr 1:40. Mi objetivo es romper el tiempo de Rudisha de 1:40.91 que marcó durante el Juegos Olímpicos de Londres en 2012“, asegura Emmanuel, sin duda muy seguro de su potencial y posibilidades y mostrando su gran ambición. La cosa va por buen camino…


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad