Un tiburón en triatlón

Un tiburón en triatlón

Compartir

Intentamos aclarar cuándo, cómo y dónde ataca ese escualo llamado muerte súbita en las pruebas de triatlón, que causa el 95% de las muertes súbitas en este tipo de pruebas.

Repasamos dos publicaciones americanas, (Scientific American y JANA) que han reportado dos estudios de muerte súbita en Triatlón.  El primero estudió los casos de muerte súbita en esta prueba entre 2003 y 2011. En total 38 casos, de los cuales 30 ocurrieron en la prueba de natación, 3 en la prueba de running y 2 después de finalizar la competición.

El estudio de JANA (Sudent death during triatlon), reportó 14 casos de muerte súbita (2006-2008), 13 de los cuales ocurrieron también en la prueba acuática.

Si hay algo seguro es que no son los tiburones los culpables. Se barajan varias hipótesis, ya que no existe un único culpable. Esta estadística abrumadora, se explica por varias causas que pueden confluir durante el tramo del agua:

  • Tener una patología cardíaca previa no diagnosticada, que provoque un desfallecimiento momentáneo, que en el agua acabe siendo fatal.
  • La excitación del inicio de la competición, provoca una descarga de adrenalina y al mismo tiempo un cambio brusco de temperatura que podría precipitar la aparición de arritmias potencialmente mortales.
  • Normalmente los triatletas, a la etapa acuática es la que menos entrenan, son menos expertos, y además, normalmente entrenan en piscina, y hay diferencia con las aguas abiertas, dónde tanto la temperatura como las corrientes pueden condicionar riesgos.
  • Los primeros compases de la prueba suelen ser caóticos, con golpes entre los participantes, estos traumatismos pueden provocar mareos, broncoaspiración y pérdidas de conciencia, que acabarán siendo fatales para el atleta.
  • Una disminución de conciencia, mareo o desfallecimiento en el agua, acabará con la vida del triatleta con mucha más facilidad que en tierra firme, puesto que acabará ahogándose. Los servicios de emergencia tardan más en localizar al atleta que ha desfallecido en el mar , que en las pruebas de tierra firme, y las maniobras de resucitación cardiopulmonar se realizarán de manera menos efectiva en la barca de salvamento que en tierra firme.

Como vemos, más que un gran tiburón blanco, la causa son más bien un grupo de pirañas que al atacar de manera conjunta, pueden llegar a provocar la catástrofe.

Espero que el artículo os haya servido, y que toméis consciencia de los riesgos, de la importancia de una buena preparación para las pruebas y de pasar un chequeo médico con prueba de esfuerzo para afrontar este tipo de retos.

Dr Joan Vilaseca i Pujol
Medicina Esportiva Director Runningsalut (Especialista en pruebas de esfuerzo para deportistas)

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad