Inicio Entrevistas Tariku Novales, la “Cara B”

Tariku Novales, la “Cara B”

Suena la campana en el vetusto estadio de Riazor, el sonido avisa a los contendientes de que tan solo les resta una vuelta, una vuelta de 160 metros para coronar al nuevo campeón Gallego de 3000 metros en pista cubierta. Miguel González Carballada estira enormemente la zancada sin perder de vista, por el “retrovisor” a Adrián Ben Montenegro que no se separa de él, pegado como una lapa. Miguel sabedor del poderoso final de Adrián había endurecido la carrera a un ritmo en el que el explosivo Ben no pudiera castigarlo en los metros finales, para ello habían contado con la ayuda de Tariku Novales; el de Noia nunca se escondía en ninguna batalla y rara vez era en la que él mismo lanzara y liderara la prueba, ese día fue así, ese día Tariku lanzó ese 3000 a un paso por los primeros 1000 metros que proyectaba un final en torno a 8:15. La línea de meta esperaba impaciente la llegada de los osados Juveniles (por aquel entonces) que osados como pocos, buscaban coronarse campeones Absolutos.

Miguel González entraba victorioso, 8:29.84, Adrián se hacía con la plata, 8:31.41 y el intrépido Tariku se llevaba el Bronce con 8:36.02.

Esta fue una de las muchas batallas que estos jóvenes atletas nos brindaron en su Galicia natal, una generación de deportistas que desde la categoría Cadete deslumbraron a propios y extraños. Acumularon medallas a nivel autonómico y Nacional tanto en pista como en campo a través y cada carrera de los mismos se esperaba como agua de Mayo para ver de que podían ser capaces estos jóvenes en esta bella etapa de formación.

Este verano Galicia los despedía; hicieron las maletas y se marcharon, época de cambios, época de crecer como personas, adquiriendo nuevas y enriquecedoras experiencias, y como atletas, pasando a incorporarse a grupos de entreno conformados por atletas que ellos, años atrás, veían por la televisión y soñaban con emular.

Todos han sido testigos de lo que son capaces Miguel y Adrián, el gran talento unido al gran trabajo realizado en años anteriores , más la suma de poder entrenar, quizás, más y mejor, los han convertido en abanderados de una nueva generación de atletas que vislumbran un futuro apasiónate para nuestro atletismo, pero: ¿Qué ha pasado con Tariku?.

Este año, ya asentado en Madrid, con una beca externa en la residencia Blume y entrenando a las órdenes de Juan del Campo y Luismi Berlanas, Tariku ha corrido los 3000 metros en 8:26.39, una marca que aún no iguala la lograda por él mismo la temporada pasada bajo techo, cuando paró el crono en 8:25.31, y se queda lejos de los 8:16.02 que logró en Vigo el 15 de Mayo del año que acabamos de despedir. Dudar del enorme potencial de este joven del año 98 es demasiado osado. Hoy conocemos un poco mejor a otra de las nuevas joyas del atletismo Español.

¿Cual es tu situación actual? 

Actualmente estoy viviendo, estudiando (Inef) y entrenando en Madrid a las órdenes de dos grandes profesionales como son Juan del Campo y Luis Miguel Martín Berlanas (‘Lusmi’). Llevo desde septiembre en la capital y he pasado por muchas etapas hasta el momento.

He tenido nada más empezar una lesión en el tendón de aquiles (la primera lesión de mi carrera deportiva) que me apartó de los entrenamientos con el grupo durante más de mes y medio, durante los cuales realicé entrenos en bicicleta estática y elíptica. El motivo de dicha lesión creo que fue un cúmulo de cosas de las cuáles destacaría el hecho de que yo no llevaba una pretemporada adecuada para iniciar los entrenos con el grupo de la manera en que lo hice (ponerme a rodar a ritmos más fuertes de lo convenido, cuestas…).

Después de esta lesión, me apareció una trocanteritis leve que no afectó en el normal desarrollo de mis entrenamientos, ésta se produjo a causa de una dismetría de 1cm entre la pierna derecha y la izquierda, que los servicios médicos de la RFEA han solventado con la colocación de un alza en el calzado derecho. Por último (y ya centrados en mi situación actual) he recaído en la lesión del tendón de aquiles que, pese al trastorno que me causó inicialmente, he logrado controlar y espero que no me tenga sin correr más de 10 días. La recaída se debió a una semana en la que realicé dos competiciones sin reducir la carga de entrenos y que, juntándose con el frío, aparecieron nuevamente las molestias.

 ¿Como ves tu temporada atlética ahora mismo? ¿crees que aún es posible lograr los objetivos que te habías fijado?

Ahora mismo estoy muy centrado en recuperarme del tendón y no perder forma entrenando en la elíptica. En cuanto a los objetivos… es cierto que no he podido lograr estar en el europeo de cross, pero lo que realmente me importa es llegar lo mejor que pueda al verano. Tenemos un campeonato de Europa en Grosseto (Italia) que es el objetivo más importante que me he marcado. Creo que por supuesto que es posible llegar en mi mejor estado de forma a ese campeonato y sobretodo realizar una muy buena actuación. Estoy muy motivado.

Ahora estás en Madrid en un gran grupo de entreno, atrás queda tu paso por Noia, cuéntame ¿qué echas de menos de tu anterior etapa y que es lo que más valoras de la actual? ¿te sientes arropado?

La anterior etapa es y será una de las más importantes de mi vida en la que he logrado y aprendido muchas cosas. Mi entrenador en Galicia, Luis Sanmartín Caamaño, creo que ha logrado crear una sana base de cara a mi futuro. Si algo echo de menos de esa etapa es, sobre todo, la sencillez y el cariño que tenía un humilde club como es el Club Atletismo Noia. Sin embargo en esta nueva etapa, estoy rodeado de atletas y amigos de muy alto nivel, gente que me está ayudando muchísimo en los momentos de bajón, con las lesiones y las continuas molestias.

El hecho de tener un grupo de entrenamiento con tan buenos atletas ayuda muchísimo a la hora de realizar entrenamientos y es una continua motivación tener a tu vera a quienes consideras referentes y ejemplos a seguir. Destaco sobre todo el cariño, la sabiduría y la sencillez del gran Jesús España; la pronta y genial amistad que me une con el mejor obstaculista español del momento, Sebas Martos; la amistad de siempre que se ha reforzado mucho con mi compañero Miguel González Carballada y la buena energía y el buen rollo que hay entre los integrantes del grupo (que no somos pocos).

Formas parte de una gran generación de atletas salidos de de Galicia, Adrián y Miguel han eclosionado, sin embargo a ti te está costando, ¿quizá la presión te está pasando factura?

La presión me pasaba factura antes. Ahora he logrado controlarla y canalizarla en gran medida. No tengo prisa. Sé que soy un atleta diferente, con cualidades y deficiencias diferentes y que necesito más tiempo para lograr unos resultados acordes a lo que se espera de mí. Mis compañeros Miguel y Adrián, han realizado una espectacular (y por supuesto que envidiable) temporada invernal. Han tenido mucha más facilidad que yo para adaptarse a un nuevo sitio, a un nuevo grupo y a unos sistemas de entrenamiento nuevos. También se encuentran en una situación diferente ya que ellos disfrutan de una beca interna en la Blume, mientras que yo he tenido que alquilar una habitación que, inicialmente, se encontraba bastante lejos de donde entreno y estudio, pero que actualmente, he logrado encontrar un piso mucho más cercano, lo que me da una mejor situación y mayor estabilidad. Tengo confianza en que esta montaña rusa que he pasado hasta ahora se revertirá muy pronto y que lograré una continuidad muy necesaria para realizar una temporada de aire libre muy buena.

¿Has notado grandes cambios en la forma de entrenar en como lo hacías antes con Luis a como lo haces ahora con Juan o Luismi?

Los cambios son abismales. El nivel y la cantidad de entrenos se han multiplicado por diez o más. No es que ahora entrenemos animaladas, sólo que comparados hay muchísima diferencia. Me ha costado realizar series con poca recuperación, algo totalmente nuevo. También tengo más días de series y hacemos gimnasio (que no en Noia). Sin embargo, pese a que hago más kilómetros semanales, los rodajes largos no lo son tanto como he llegado a hacer en Galicia.

Tus planes a corto plazo pasan, me imagino por recuperarte, pero, ¿cuales son tus objetivos para esta temporada?

Estoy muy centrado en realizar una temporada de primavera-verano muy buena y lograr una genial actuación en el Europeo. Estoy tranquilo y deseoso de poder rendir al nivel que creo que valgo.

¿Cual te gustaría que fuera el futuro deportivo de Tariku?

Mientras que el futuro de Tariku sea feliz y sea con unas zapatillas y en una pista no pongo ningún límite. Por supuesto que quiero llegar a ser Olímpico y lograr medallas en los campeonatos internacionales, pero por encima de todo lo que quiero es que cuando llegue el momento de retirarme pueda mirar hacia atrás orgulloso y consciente de haber dado lo mejor de mi, sin arrepentirme de no haber arriesgado y sido más valiente.


A Tariku le ha tocado ser la cara b de una moneda que de momento se ha posicionado sobre la figura de Miguel y Adrián, pero al igual que la vida da muchas vueltas, la moneda también lo hace y pronto caerá del lado de este joven Noies de 19 años de edad, que nadie lo dude.

@Kidzapatillas


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad