¿Qué hacer el día antes de una marcha cicloturista?

¿Qué hacer el día antes de una marcha cicloturista?

Compartir
que hacer dia antes marcha cicloturista

Se acerca el día “D”, la tan esperada marcha cicloturista en la que llevas meses inscrito, tu gran objetivo del año está cerca y, pese a que llegas con una excelente preparación física después de seguir las indicaciones de tu entrenador al milímetro y llevar una dieta estricta que te permite llegar con el peso soñado, aún no sabes muy bien el por qué pero las dudas parecen apoderarse de ti apenas 24 horas antes de la cita.

Por desgracia esta historia es habitual y, probablemente, en alguna ocasión te hayas llegado a sentir incluso como el protagonista de ella. Nervios durante la tarde noche antes de la marcha cicloturista, insomnio, dudas sobre la ropa escoger, cuantas barritas y geles tomar, qué presión de cubierta llevar, síntomas de gastroenteritis o incluso dudas sobre qué cenar o desayunar.

Todo ello es más normal de lo que crees y son muy pocos los ciclistas que no se ponen nerviosos ante una competición, sea la que sea, y más si se ha estado preparando con tanto mimo y dedicación durante mucho tiempo. Si quieres saber como preparar una marcha cicloturista te recomiendo que visites este post en el que hablo del entrenamiento y los consejos básicos para rendir al máximo el día de la marcha cicloturista

Los nervios son inevitables, lo importante es aprender a controlarlos para que no te jueguen una mala pasada y arruinen tu gran día. El nerviosismo controlado no es malo, te mantiene activo, despierto y atento a cualquier bandazo o caída en el pelotón, pero en exceso, como todo en esta vida, es malo. Un exceso de nerviosismo seguramente te lleve a descuidar factores tan importantes como la hidratación, provocando así una aceleración en la aparición de calambres o incluso una aceleración en el ritmo cardiaco que te hará rodar siempre unas 10-15 pulsaciones por encima de las que realmente deberías llevar.

Nervios durante la tarde noche antes de la marcha cicloturista, insomnio, dudas sobre la ropa escoger, cuantas barritas y geles tomar, qué presión de cubierta llevar….

Para prevenir o minimizar todo esto te dejamos con algunas indicaciones de gran utilidad que te ayudarán a mantener el control de la situación.

7 Consejos para afrontar una marcha cicloturista

Rodar 1-1:30h

Rodar suave una hora u hora y media para soltar piernas, descargar un poco de adrenalina y sobre todo activar la musculatura. Para ello es suficiente con realizar un par o tres de aceleraciones breves no superiores a los 15-25 segundos. Al ser tan breves favorecen la activación muscular sin necesidad de subir demasiado de pulso. El resto de la salida debería ser suave, en zona cómoda y con bastante cadencia para no cargar la musculatura.

Desayunar lo habitual

Lo más importante es no hacer grandes cambios en la rutina y desayunar lo que tomamos habitualmente. En caso de hacer cambios nos arriesgamos a ver como reacciona nuestro cuerpo e incrementamos el riesgo de sufrir alguna indigestión. Lo ideal sería desayunar unas 2:30-3h antes de empezar con una buena carga de hidratos de carbono. También sería interesante tomar algo de cafeína para activarnos y tomar algún complemento de magnesio si somos propensos a sufrir calambres.

Dejarlo todo a punto

Dejarlo todo listo la noche antes nos va a dar esa tranquilidad tan necesaria. Además un buen repaso de todo siempre viene bien y evitará esas prisas tan estresantes de buena mañana, justo antes de cargarlo todo en el coche.

Realizar estiramientos

A nivel muscular unos buenos estiramientos son indispensables. Reducen la posibilidad de agarrotamiento muscular y de sufrir calambres. Aún así, unos buenos estiramientos no deberían ser exclusivos el día antes de una competición sino que deberían acompañarnos durante todo el año.

Cenar bien (y pronto)

Es importante cenar bien y también sin grandes cambios sobre lo que acostumbramos a comer. Además, conviene hacerlo lo antes posible. Ello nos va a ayudar en la digestión y evitará que nos vayamos a la cama con el estómago excesivamente lleno. Lo ideal sería cenar una buena carga de carbohidratos y no hacer grandes inventos en salsas, aceites picantes u otras especies. A todo ello también le podemos añadir, igual que en el desayuno, una monodosis de magnesio para los calambres.

Tomar algún relajante

Tomar algún relajante para ir a dormir. Una valeriana, una infusión o cualquier otro relajante preferiblemente natural nos ayudará a conciliar mejor el sueño y a dormirnos antes y mejor

Ir a dormir pronto

Lo ideal sería también dormir 8 horas y aunque eso a veces es muy complicado el hecho de estar tumbados en la cama ya será mejor que estar de pie o dando vueltas por casa. Si todavía no tienes sueño y te encuentras mirando el perfil que te espera al día siguiente, puedes aprovechar para poner tus piernas en alto. Ello favorece la circulación y una mejor oxigenación.

Con todos estos consejos deberías estar más a punto de afrontar la gran cita o, al menos, un poco más tranquilo. Recuerda que aunque todo ello te pueda parecer un ritual innecesario puede ser de gran utilidad y, no olvides nunca, que las prisas y el estrés no son buenos compañeros de viaje.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad