Inicio Mizuno Mizuno Wave Horizon 4

Mizuno Wave Horizon 4

Mizuno Horizon 4 review -

Analizamos las características de Mizuno Wave Horizon 4, un modelo de running muy válido para entrenamientos de todo tipo y, especialmente, si éstos son de larga distancia. Esta es una zapatilla con control de la pronación, por lo que quienes necesiten estabilidad al correr, la obtendrán.

Pero Mizuno no sólo ofrece en esta Horizon 4 como la mejor opción para quienes necesitan ese control de la sobrepronación, sino también que éste se haga con fluidez y con una gran amortiguación en el apoyo. Por todo ello, es que se encuentra entre las mejores zapatillas para pronadores.

Para ello ha pulido un modelo que se caracteriza también por ser cómodo y fiable, además de mantener un elevado nivel en el ajuste, algo básico también en cuanto a contener al pie en su sitio.

La utilización de XPOP, propio de Mizuno, va en la tendencia de la marca japonesa de aprovechar las cualidades de este compuesto en la parte de la mediasuela, como ya ha hecho antes en otros modelos para pisada neutra como Wave Sky 4 o Wave Skyrise. De hecho, se podría decir de Horizon que es la alternativa de “estabilidad” para esos otros modelos de gama alta.

En cualquier caso, está claro que ha buscado aunar protección con comodidad, algo no tan claro hace años en ninguna marca, donde el uso de materiales firmes y de alta densidad hacían que la sensación fuera espartana, lejos de la actualidad donde compuestos como por ejemplo el propio Mizuno Enerzy han elevado prestaciones en paralelo a la comodidad.

Veamos cómo la marca nipona lo logra.

Análisis Mizuno Wave Horizon 4

Mediasuela

La mediasuela de Mizuno Wave Horizon 4 es la parte más importante de la zapatilla. Lo suele ser en todos los modelos, pero sin duda que en los de estabilidad más aún. Si se tiene en cuenta que se esperan cambios y mejoras, éste es el caso.

Para lograr ese control de la estabilidad y que además sea cómoda de usar, esta Horizon 4 combina hasta tres materiales diferentes: U4iC, U4iCX y XPOP. Son nombres muy crípticos, pero que esconden lo que son: tres compuestos con propiedades amortiguadas que se complementan entre sí.

El material U4iC, desarrollado y patentado por Mizuno, está situado justo bajo toda la planta del pie y a todo lo largo de la zapatilla. Este es un material un 36% más ligero que un EVA estándar. U4iCX también está creado por Mizuno, con posterioridad a aquél, y si bien los de Osaka lo presentan como un material reactivo, la verdad es que además se encarga de mejorar el confort, aparte, obviamente de la propia amortiguación. Y XPOP (una parte visible desde la suela), que le añade comodidad, fluidez en la pisada y algo más de reactividad.

Mizuno presenta esta mediasuela como que puedes flotar con ella. Obviamente no, pero quienes tengan unas tablas en esto de correr y hayan conocido modelos con control de la pronación más antiguos (de Mizuno y de todos), al ponérselas podrá sorprenderse de cómo ha cambiado el cuento, en esto de la comodidad y la suavidad mientras se sigue trabajando en mantener una pisada estable. Si la pisada, aparte de amortiguada, es estable y además muy cómoda, por fuerza se ha de percibir que se ha avanzado mucho en ese sentido.

Luego está Mizuno Foam Wave, que es la manera y proporciones cómo están distribuidos esos materiales y encajados entre sí. Es fácil de distinguir porque su parte externa se localiza por las formas onduladas que recorren toda la zapatilla de punta a punta.

Las proporciones siguen siendo bastante clásicas. En todo caso que el drop sea de 10mm en lugar de los 12mm de la Horizon original, es una concesión a la tendencia general de demanda de drops más bajos. Son 10 gracias a una altura de 32mm en la zona del talón y de 22 en la del antepie. Hablando de clasicismo para una zapatilla de entrenamiento diario (que tradicionalmente se mueven alrededor de los 300gr): el peso total de la zapa es de 320gr en el acabado de hombre y de 280gr en el de mujer

La última tecnología presente es SmoothRide que es la encargada de estabilizar al pie durante la transición de la pisada y evitar las brusquedades propias de un exceso de rotación del tobillo al correr.

Suela

La suela de Mizuno Wave Horizon 4 tiene varios elementos interesantes y que ayudan a que sea una zapatilla que se sitúa en lo más alto de la marca japonesa para el control de la estabilidad y de las más altas del mercado.

El primero de todos es la utilización de un caucho sólido que le va a aportar una durabilidad excepcional. Esto es importante ya que las zapatillas con control de estabilidad suelen ser de las más caras. Por tanto, mejor que duren. Se trata de X10, el más avanzado de Mizuno.

El siguiente es el diseño, y esto va por partes por que por un lado tenemos las diferentes formas de los tacos, por dónde están distribuidos, las zonas en que se divide la suela, y cómo aprovecha Mizuno esas divisiones para la flexibilidad y la fluidez de la pisada. Ahí es nada.

Para empezar, hay dos formas de tacos diferentes y su ubicación viene perfectamente definida por un gran surco central que recorre la suela desde el talón hasta la puntera. Dicho surco es responsable de guiar al pie desde que entra de talón, hasta que sale de puntera, es decir, toda la transición de la pisada. Lo de guiarlo no es porque el pie no sepa para dónde tirar, sino para ayudarlo a realizar el movimiento correctamente, más si cabe, teniendo en cuenta la probable sobrepronación con la que venga de serie el corredor o corredora.

Los tacos de la parte que queda hacia el interior de la zapa son incisivos y tienen forma parecida a una “U” y formando rombos entre sí. Esto permite traccionar en todas direcciones. Los tacos que quedan en el borde exterior son rectangulares y perpendiculares al sentido de la marcha. Estos van a colaborar en la estabilidad, sin dejar de traccionar. Eso sí, en una pequeña zona, sólo en el borde exterior del talón, están en contragrip, para el caso de ir en bajada y que sea necesario un mejor agarre en esa circunstancia.

En la parte delantera es donde se observan unas franjas transversales, directamente responsables de la flexibilidad de la zapatilla. Pero ojo, que no están tiradas de cualquier forma, ya que sólo dos de ellas van de lado a lado, mientras que una tercera es completamente flexible en la parte externa del antepie, justo donde un sobrepronador tiene más problema para hacer trabajar esa zona y, en cambio, es más cerrada por el interior, donde esa misma persona descargaría toda su fuerza, de manera que ayuda a equilibrar. Otras dos franjas más finas complementan a la del exterior.

Upper

El corte superior de Mizuno Wave Horizon 4 tiene un aspecto sobrio, incluso serio… o elegante, según se mire, que esto va por barrios. En todo caso, el acabado analizado, en color gris, sí recuerda que para este tipo de zapas éste ha sido el color más utilizado. Por suerte el diseño es mucho mejor ahora que años atrás.

En cualquier caso, esta Horizon 4 utiliza una malla AIRmesh propia de Mizuno con grandes propiedades de transpirabilidad y ligereza. Los agujeros tremendamente grandes en la zona de los de dos revelan la capa interior, finamente acabada y que permite utilizar esta zapa incluso sin calcetines.

De hecho, la lengüeta está unida al cuerpo de la zapatilla cosa que redunda en que ésta no se va a mover para nada mientras se use al correr (que nadie se preocupe de no ver la tira de sujeción de la lengüeta: no lleva por que no le hace falta).

Aerohug es la tecnología más destacada en el upper ya que se encarga del ajuste, pero también de la comodidad. Todo esto es palpable en los alrededores de la cazoleta y ya por el interior. Por el exterior hay unos discretos pero contundentes refuerzos a todo alrededor del tobillo. En cuanto se anude la lazada, éste va a quedar bien sujeto, para trabajar en equipo con la mediasuela y la suela, para contener, también desde arriba, el empuje del pie hacia el interior.

Ya por dentro de la cazoleta, lo que vemos es un alto nivel de confort que comenzaba ya en la lengüeta y continúa por todo el interior: material muy generosamente acolchado que se va a abrazar por todo el contorno del pie para abrazarlo, más que sujetarlo. 5mm de mullida plantilla (Premium Insock), que descansa sobre una cama de 2mm de espuma amortiguada justo por encima de la mediasuela retratan el alto nivel de confort que se busca en este modelo. Por cierto, que justo en el talón hay unas prácticas tiras reflectantes, más visibles cuando se les ilumina.

Resumen

Mizuno Wave Horizon4 es un modelo de esta marca japonesa que tanto cuida la amortiguación, pero en este caso, enfocado a quienes necesitan estabilidad, y que también buscan dinamismo y comodidad.

Se puede decir que es el equivalente a Wave Sky o Wave Skyrise, pero para estabilidad. Para tener otra referencia, su compañera como zapatilla para control de estabilidad: Mizuno Wave Paradox sería ideal para la horquilla que se mueve entre pesos medios y medios-pesados y ésta encajaría mejor en la que englobaría a medios-pesados y pesados.

En cualquier caso, ideal para entrenamientos, sin importar carga o volumen o incluso para alguna competición de media-larga distancia, si se quiere ir cómodo y protegido, por eso se encuenrta entre las mejores zapatillas para pronadores.

Todo esto lo logra gracias a la mediasuela construida con tres materiales (XPOP, U4iC y U4iCX), más Mizuno Foam Wave. XPOP está construido sobre la base del PU (poliuretano) y consiste en una espuma con máxima amortiguación, con gran retorno de energía y mucha durabilidad. Está embutida dentro del otro material amortiguado: U4iC, aunque es visible desde la suela. Por su parte, Mizuno Foam Wave es el sistema de amortiguación que se encarga de gestionar la pisada y que ésta sea, además, estable. En ello trabaja también SmoothRide, gestionando toda la transición de la pisada.

Por arriba, le han incorporado una malla AeroHug que, aparte de ser muy transpirable, tiene un ajuste fuerte, y sin dejar de ser suave al tacto. Eso sí, está fuertemente reforzada alrededor del tobillo, precisamente para estabilizarlo. Como rúbrica, en el talón hay un generoso detalle reflectante.

La suela utiliza un caucho resistente al desgaste que, curiosamente, los de Osaka lo han fabricado translúcido. El peso va acorde con el perfil de la zapa y llega hasta los 320gr para ellos y 280gr para ellas.

El precio oficial de Mizuno Wave Horizon 4 es de 180€.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad