Inicio Entrevistas Mareca sigue a tope: “La felicidad no es tener el mejor grupo...

Mareca sigue a tope: “La felicidad no es tener el mejor grupo del mundo”

Parece que José Luis Mareca (64 años) ha pasado de moda porque sus atletas ya no llegan los primeros. Pero no hay más que hablar con él para ver que sigue a tope en el atletismo.

Se levanta todos los días a las 5.45 de la mañana. Repasa las redes sociales y sobre las 8 sale a correr y luego a pasear a la perra. Es la nueva vida de José Luis Mareca (64 años) como jubilado hasta que llegan las tardes y queda con su grupo de entrenamiento. “Mientras veamos pasar el tiempo, somos felices”, dice.

Parece que usted ha pasado de moda.
No, necesariamente. No sé lo que opinará la gente, pero yo estoy feliz, tengo mucha faena como entrenador. Llevo, aparte de mi grupo de entrenamiento en Zaragoza (35) atletas de Argentina, de Colombia, de Chile…

Era una pregunta absurda la mía.
Al haberse ido Chiqui Pérez y Carlos Mayo, parece como que se ha acabado el atletismo. Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, he tenido a dos atletas internacionales, Yolanda Martínez en montaña y Unai Naranjo en sub-18, un chico de Puertollano que ya lleva tres temporadas conmigo.

Cómo pasa el tiempo, Pepe.
Sí, pasa deprisa.

Parece que fue ayer cuando se jubiló.
El día 25 se cumplen dos años.

¿Y eso le hizo mejor entrenador?
No lo creo, pero me ha dado más tiempo para atender a los atletas y para ir más tranquilo por la vida: ya no tengo que salir a coger el autobús a las seis de la mañana ni tampoco llego cansado a casa a mediodía. Le puedo decir que no he vuelto a notar dolor de piernas desde que me jubilé. En el trabajo pasaba toda la mañana de pie y manejando peso.

¿A qué aspira ahora?
Quiero seguir con las mismas ganas de levantarme por las mañanas: otro día más de trabajo con el atletismo.

¿Pero el atletismo es un trabajo para usted?
Para mí no. No vivo de esto. No me crea ninguna obligación. Pero la ilusión es que esa satisfacción siga viva. No aspiro a tener el mejor grupo del mundo, sino a que la gente que tengo sea feliz. No hace falta ser olímpico para ser feliz. Pero si llegan unos JJOO como a mí me llegaron con Carlos Mayo bienvenido sea.

¿Aún le puede suceder algo mejor?
A nivel personal, no. Pero imagínese que otro atleta mío vuelva a ir a unos JJOO….

¿A quién le pidió un autógrafo en los JJOO? ¿a quién le pidió una fotografía?
Con Grijalda, el atleta de Guatemala. Lo había visto por las redes sociales y le comenté que entrenaba a un atleta de allí. Y nos hicimos la foto.

¿No hubiera sido el momento para retirarse tras los JJOO?
No, no. No hubiese tenido sentido: el atletismo no tiene fecha de caducidad para mí.

¿Y el día que Carlos Mayo le dijo que le dejaba no fue el momento para terminar?
No. Aquel día sólo entendí que su ciclo conmigo se había acabado, y me quedé triste, claro. Pero con la ayuda de los atletas, de mi familia y, sobre todo, de mi esposa lo superas cada día. Eso sí, le puedo decir que no es un mal que dure 10 días. De vez en cuando aún me viene a la memoria.

¿No le rebatió usted?
No le dije nada. Sólo le dije que lo aceptaba pero que no lo entendía. Más allá de eso, no me gusta discutir. Sucedió así aquel día al empezar el entrenamiento: vino y me dijo que quería hablar conmigo, hablamos, nos dimos un abrazo y ahí se acabó todo.

¿Y ahora se alegra de sus triunfos?
Siempre me alegraré de todo lo que le venga bien. De hecho, en los dos crosses que le he visto correr este año le he animado casi por instinto. Yo animo a todo el mundo. No tengo por qué dejarlo a él. Pero, claro, ya no es el entusiasmo de ir corriendo de un lado a otro a ver cómo le va.

Porque hasta que se recupere Toni Abadia no tiene usted a nadie en categoría absoluta.
Sí, en categoría absoluto no,pero tampoco pasa nada.

A todo el mundo le gusta ganar.
Sí, eso está claro. No hay que perder ese sentimiento nunca. Pero, ¿qué es ganar?, para mí ganar es ver a cualquier atleta ser feliz y eso lo puedo ver en cualquier popular. La felicidad puede ser que se te caigan las lagrimas al cruzar la meta, hagas 2h10m o 3h45m.

En definitiva: hay Pepe Mareca para rato.
Eso espero. Mientras sea feliz, y haya un grupo que confíe en mí, yo seguiré ahí. Mi mente siempre está en el atletismo: este deporte es así, es como una vocación de servicio público. La única diferencia es que hay gente que tiene la suerte de poder vivir de eso.

Y usted no tuvo esa suerte.
Tampoco lo busqué y en Zaragoza es diferente. Y mi perfil es el que es. Yo no vengo de la enseñanza. El atletismo me ha enseñado a enseñar. Pero sobre todo a aprender de los atletas y de lo que lees y, como yo fui atleta, también aprendí de mí mismo.

¿A qué ritmos corre ahora?
Todos los días hago una hora y rodajes entre 6,15 y 6,45 y en los fartlek entre 5,30 y 4,45. Lo que más ilusión me hace es no lesionarme.

¿Ve a Toni Abadia en el maratón?
Sí, por supuesto. Primero, porque él quiere. Segundo, porque lo vale y tercero porque es lo que queremos los dos

¿Y lo vale?
Sí, yo creo que sí. Después de los dos primeros intentos hay que tener en cuenta lo que pasó. Fue tras la pandemia. Sucedieron cosas raras que no tienen por qué volver a repetirse. Es más, de todo lo que te viene mal hay que salir fortalecido.

¿Y entonces lo ve en los JJOO de París 2024?
Ahora mismo no lo veo., pero tenemos que soñar.

Se van a cumplir dos años desde que Carlos Mayo se quedó a 6 segundos de bajar de la hora en media maratón en Valencia.
Sí, yo estuve ahí. Fue una carrera memorable después de la pandemia. Nos sorprendió a todos. Hizo una gran carrera. Le puedo decir que las zapatillas con las que hizo ese tiempo las tengo yo en casa. Me las regaló. Siempre tienes cosas de tus atletas, aunque sea una camiseta, que significa mucho para ti.

¿Y le gustaría que Carlos Mayo volviese con usted?
Yo sólo deseo que le vaya bien y, si le va bien, no le hará falta volver.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad