El Abrazo de Helsinki: El legado de Diego García emociona al mundo...

El Abrazo de Helsinki: El legado de Diego García emociona al mundo del atletismo

Compartir
Diego García, Fiz y Juzdado se abrazan en la meta de Helsinki

Menuda joya nos han regalado los compañeros de ‘Informe Robinson’. ‘Diego, Maratón y Vida’, es la brutal historia de un chico humilde, de familia obrera, marinero, que corría porque se sentía bien y terminó siendo el precursor de algo precioso en España, de una época dorada que jamás olvidaremos. Este documental repasa los inicios de Diego García, vasco nacido en Azkoitia que trabajó en la fundición, como marinero, hizo la mili y ganó el Campeonato de España militar y que fue capaz de cumplir su sueño y con él arrastrar a una generación de leyenda. Martín Fiz, Alejandro Gómez o Alberto Juzdado le deben muchísimo y no tiemblan a la hora de señalar que es la figura más importante de la historia del maratón español.

Un nudo en la garganta

Diego falleció un 31 de marzo de 2001, la víspera de la celebración de la carrera que él mismo se encargó de esculpir y que es una de las míticas ya del calendario nacional, la Azpeitia-Azkoitia. Un infarto mientras entrenaba con su amigo Alejandro Gómez acabó con su vida. Lejos de suspenderse, tanto la familia de Diego como sus compañeros y amigos quisieron honrarle de la mejor manera, corriendo.

García llegó a la élite de la distancia de Filípides después de estar a punto de abandonar al comprobar con que en distancias más cortas era incapaz de prosperar. Los 42,195km le auparon a la gloria. Entrenaba hasta 250 kilómetros semanales y suplía su carencia de técnica con una mente y una disciplina brutales. Él ’empujó’ a Fiz a pasarse a la larga distancia. Diego logró prosperar hasta el punto de lograr la novena posición en los Juegos de Barcelona’92. Aquello le cambió la vida. Junto a Juzdado y Fiz formaron un equipo espectacular que tocó la gloria en Helsinki’94. En aquel Europeo ocuparon las tres primeras plazas y escenificaron en la llegada un momento para el recuerdo con un abrazo eterno.

El ‘alma mater’ de una generación de maratonianos

‘Informe Robinson’, este programa que perdió hace unos meses a Michael, su ‘alma mater’ (que nos ha dejado otros programas míticos relacionados con el atletismo), ha logrado construir una historia narrada de forma deliciosa y en la que al final el nudo a la garganta es inevitable con Alejandro Gómez explicando cómo fue el momento de su muerte y cómo aquello le cambió la vida.

Todos los testigos, cuando hablan de Diego García, muestran un respeto y una admiración que son difíciles de encontrar. “Diego García entrenando me aburría en la preparación para Helsinki. Estábamos en Navacerrada entrenando en altura y hacíamos tiradas de 18km a la mañana y 20 a la tarda. Un coñazo. Pero él era el capitán del barco, la alegría. Sabíamos que necesitábamos aquello”. Un círculo de amigos que llegó como una moto a Helsinki y nos dio luego muchos más momentos para la historia.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad