Asics Gel-Super J33, opinión

Asics Gel-Super J33, opinión

Compartir

Hace unos días, ASICS presentó en Milán a los medios europeos la GEL-SUPER J33, una nueva zapatilla para el segmento de natural running. Lo que hace especial a este modelo por encima de todo es que está pensado para corredores sobrepronadores, un porcentaje bastante elevado de runners que no tienen muchas opciones donde escoger en cuanto al natural running se refiere. Éste es el primer modelo de estas características que sale de la planta de I+D de Kobe, donde se ubica la central de la marca japonesa.

Análisis

La media suela incorpora la tecnología FluidAxis de ASICS que permite a los corredores un movimiento natural del pie al facilitar que la articulación subastragalina gire alrededor de su eje. En el caso de la Gel-Super J33 proporciona más apoyo en el lateral medio y permite a los sobrepronadores poder disfrutar de unas zapatillas de natural running con estabilidad. Esto se consigue gracias a una modificación del FluidAxis respecto al modelo neutro .

La variante del FuidAxis en este modelo es desplazar el eje al lateral, y así ofrecer una plataforma de alta densidad más estable en el lateral medio de la mediasuela. Bajo una suave capa de SpEVA (más ligera, con más respuesta y más durable que EVA normal), que ha de proporcionar comodidad y confort, se inserta otra capa de Solyte (30% más ligera aún, a pesar de tener una densidad superior) y es la que ha de complementar la estabilidad además de proporcionar una rápida respuesta.

Si se observa la zapatilla se aprecia cómo disminuye el SpEVA a medida que nos desplazamos a la cara interna de la misma. En la zona posterior de la mediasuela está insertada una capsula de GEL, el sistema de amortiguación clásico de ASICS, que absorbe la fuerza generada por el impacto al correr. Por otro lado, un grosor de mediasuela de 20mm, precisamente en esa misma zona posterior, y de 14mm en la zona anterior arroja un drop de 6mm, todo lo cual ayuda a proporcionar comodidad al correr y a facilitar el movimiento hacia adelante.

En la suela vemos muy visible el diseño del FluidAxis. Empieza junto a la línea longitudinal que guía la transición de la pisada pero se observa claramente como es un surco totalmente recto desde el talón y hasta la zona metatarsiana exterior. Este surco es el que va a ayudar a facilitar la estabilidad. Unas ranuras de disociación perpendiculares a este surco permiten adaptar la respuesta de la zapatilla según entren en la pisada diferentes estilos de corredores.

Por otro lado las zonas de máximo desgaste están reforzadas con material AHAR+ que es una clase de AHAR (ASICS High Abrassion System) más delgado y ligero. El AHAR+ está localizado en el talón para reducir el desgaste en esa zona que es la que recibe a menudo un primer y fuerte impacto contra el suelo y garantizar así la durabilidad. En el metatarso encontramos las imprescindibles ranuras transversales en un producto que busca de manera importante mejorar la flexibilidad del conjunto.

En el corte superior observamos que la malla tiene dos capas (la interna muy abierta y la externa un poco más cerrada) y está fabricada de una pieza, sin costuras. Esto permite por un lado reducir el peso y por otro la posibilidad de sufrir rozaduras. Unas finísimas pero multitudinarias tiras transversales adheridas a la capa exterior aportan ajuste y sujeción a la vez que permiten a la zapatilla ser prácticamente transpirable los 360º. Una tira de refuerzo, coincidiendo con los dos últimos ojales por el lado interior, recuerdan (y refuerzan) que es una zapatilla válida para sobrepronadores.

Anivel de diseño ASICS ha resuelto de manera ingeniosa la inserción del logo en el lateral externo de la zapatilla… ¡no poniéndolo! …es decir, dejando transparente el lugar donde normalmente va insertado con lo que se consigue el mismo efecto óptico… pero logrando restar algún gramo más al conjunto en esa constante lucha contra la báscula. El talón, como era de esperar en un artículo de natural running, no lleva ningún tipo de refuerzo inserido en la malla que lo rodea.

Test

Las zapatillas, a pesar de tener poca estructura dan buena sensación al ponértelas. Cuando comienzas a trotar suave con ellas notas que no están pensadas para ello, que están pensadas para darles ritmo. Esto es así más que nada porque a ritmos muy lentos (y sin artificios ni forzados del gesto) es inevitable entrar de talón. A medida que aumentas el ritmo observas cómo la zapatilla se ajusta más y mejor a esa demanda. Y ya entrando plenamente y de forma natural de metatarso, la percepción es que es ahí donde realmente le vas a sacar jugo a esta zapatilla.

A diferencia de otras zapas de natural running, en esta no se aprecia un déficit de amortiguación, más bien al contrario, en ese sentido la sensación de comodidad y amortiguación es elevada. Vale decir que ahora estoy en 69-70 kg y por lo tanto no me voy a mucho arriba ni mucho abajo. Haciendo series la respuesta es muy buena, pero mejor por asfalto o cemento, ya que en tierra, a velocidad alta ya no tiene la misma tracción que en superficie dura.

Conclusión

ASICS GEL-SUPER J33 es una zapa muy ligera, de apenas 208 gramos, con un diseño que la hace útil para corredores sobrepronadores. Y aunque la puede utilizar cualquier tipo de corredor, es preferible aquel que sea más bien de peso medio-bajo y con una aceptable técnica de carrera o en proceso de mejora. Para corredores de peso alto se tendría que tener en cuenta su uso sólo para sesiones cortas y/o rápidas.

Una idea bastante extendida y que ASICS adopta al presentar esta GEL-SUPER J33 es la de combinar diferentes tipos de entrenamientos (superficies, distancias, recorridos…) y combinar también diferentes tipos de zapatilla… todo para mejorar el rendimiento, facilitar el ejercicio y reducir el riesgo de lesiones.

Teniendo en cuenta que es una zapatilla menos estructurada que una clásica de entrenamiento, es una gran opción como segundo calzado. En ese sentido, la GEL-SUPER J33 sería una buena compañera de entrenamientos de una Kayano, por ejemplo (o cualquier otra zapatilla de entrenamiento para sobrepronadores de cualquier otra marca), donde este corredor utilizaría aquella para rodajes largos y a ritmos tranquilos o moderados y utilizaría la GEL-SUPER J33 para entrenamientos más cortos y más ligeros de ritmo. Ambas zapatillas estarían aportando lo necesario para cada momento y un abanico de entrenamientos más variados. Y como hemos dicho anteriormente, para esta zapatilla no es necesario pero sí preferible tener una buena técnica de carrera y al contactar con el suelo hacerlo con el medio pie más que de talón.

Parece ser que el precio de venta recomendado girará alrededor de los 125€. Localizadas a un precio realmente interesante. 

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad