¿Cómo vencerlo? “Esperando a que se haga viejo”

¿Cómo vencerlo? “Esperando a que se haga viejo”

162
2
Compartir

Pistoletazo de salida al Campeonato del Mundo de Atletismo de Pekín. Los 42.195 metros del maratón masculino inauguraban el 15º Mundial, enmarcados en una atmósfera irrespirable de asfixiante calor y soberana polución, en un desagenlado circuito, desierto de público. A las 9 de la mañana de la capital china (hora y media después de la salida) el termómetro marcaba 27ºC.

Como suele ser habitual, primeros conatos de incendio durante los primeros kms, a ritmo tranquilo, más si cabe tras la anécdota del día. La IAAF, en un gesto incomprensible, organizó una carrera popular de 10 kms, con salida conjunta con el maratón. Y un corredor local disfrutó de sus minutos de gloria, comandando a la tropa maratoniana durante casi el primer parcial. Ligeras escaramuzas, y eran el veterano Pertile, el campeón europeo Meucci (ambos italianos) y el sorprendente lesotense Ramonene los que lanzaban la carrera a partir de la media, adueñándose en ciertos casos de significativas ventajas. Etíopes y kenianos no aparecieron, en una debacle casi sin precedentes de los del Valle del Rift. Kimetto ya cedía más de 3 minutos, y junto con Kipsang optaban ambos por la retirada poco después, con las grandes maratones comerciales de otoño en el horizonte. El explusmarquista mundial comentaba sus enormes dificultades para respirar. Y en silencio, el joven eritreo Ghirmay Ghebreslassie se convertía, con 19 años (discutidos, eso si), en el campeón del mundo de maratón más joven de la historia. Sólo pudieron aguantar, a una distancia prudencial, el etíope Yemane Tsegay y el ugandés Solomon Mutai, plata y bronce, respectivamente.

ghebreselassie-primer-oro-los-mundiales-1440232247647

Los grandes favoritos ni supieron ni pudieron brillar en un maratón extraño. Javi Guerra, de nuevo inteligentísimo, concluía 13º, tercer europeo, obteniendo billete directo a los Juegos Olímpicos. Carles Castillejo optaba retirarse cerca del trigésimo kilómetro con problemas estomacales y malas sensaciones.

Javier Guerra a su llegada. Billete directo a los JJOO de Rio'16
Javier Guerra a su llegada. Billete directo a los JJOO de Rio’16

Comenzaba también el heptatlón, y tras la disputa de 4 pruebas se adivinaba ya el liderazgo de la campeona olímpica Jessica Ennis-Hill. Fantástico el desempeño de su compatriota Katarina Johnson-Thompson, en su persecución. En la calificación del martillo, sólo dos atletas consiguieron superar la criba de los necesarios 77 metros para acceder a la final. Uno de ellos, el gran favorito, el polaco Pawel Fajdek. El montijano Javier Cienfuegos, 14º y penúltimo en su grupo y en el global, con unos escuetos 70.96m. También en el peso femenino, calificación sin sorpresas para final vespertina. 11ª y penúltima de su grupo y del global, Úrsula Ruiz (16:36m). A más de un metro de su mejor lanzamiento de 2015.

Discretísima la participación española en 3.000m obstáculos. Martos, Carro y Alaiz no consiguieron, cada uno en una de las tres semis preparadas, su pase a la final. Sebas Martos sufrió en la serie más lenta, Fernando Carro buscó endurecer el ritmo desde un primer momento pagándolo después, y Roberto Alaiz tuvo que retirarse por problemas con su tendón de Aquiles. Con autoridad, destacaron Conseslus Kipruto, Ezekiel Kemboi y Jairus Birech, venciendo cada una de las series. La única ausencia destacada que habrá en la final, la del campeón de Europa, Yoann Kowal.

En series del 1.500m femenino, presencia de la flamante plusmarquista mundial Genzebe Dibaba. Con el imponente objetivo del doblete, mostró facilidad y seguridad. El ambicioso objetivo es más que posible viendo la inmensa clase que despliega cada vez que aparece. En los 800m, muy buena actuación del sevillano Kevin López, al que veremos en las semifinales. Sin problemas los grandes favoritos. Y sorpresas destacadísimas en las calificatorias del 400mv, con las eliminaciones tempranas del trinitense Jehue Gordon, vigente campeón, y del estadounidense Bershawn Jackson, líder del año.

Sin sorpresas destacables en la calificación del triple femenino. Y en la de la pértiga (donde Adrián Vallés se quedó en 5.40m, que saltó a la tercera, con tres nulos sobre 5.65m), hecho histórico, con 16 atletas sobrepasando los 5.70m para meterse en la final. Thiago Braz, Gripich o Filipiddis se han quedado fuera.

Sin sorpresas tampoco en los ‘heats’ de los 100m ,donde vimos solvencia en Bolt, Gay, Gatlin, Bromell y Powell. El jamaicano, más suelto de lo que lo hayamos visto este año, pero saliendo mal. Tendrá que afinar, porque la crudeza ya de las semis va a ser absolutamente descomunal. El desenlace, incluyendo la final, mañana domingo. Gatlin, gran favorito, visto lo visto.

Además, brillante final en peso, con un magnífico duelo entre la local Lijiao Gong, y la alemana Christina Schwanitz, que se llevó el oro por fin, aprovechando la oportunidad brindada por la ausencia de Valerie Adams. Michelle Carter se adjudicó el bronce. Alemania se postula así como firme candidata al doblete masculino y femenino en peso.

alemana-schwanitz-sucede-ausente-adams-como-reina-del-peso-1440251065738

Y para concluir la primera jornada, la locura del 10.000m. Sólo había una manera de conseguir impedir una victoria de Mo Farah: correr de lo lindo. Y así lo intentó, trabajando en equipo, el trío keniano. 13:40.83 al paso por el 5.000m. Al paso por el 6k, la armada etíope desaparecía íntegramente de la cabeza (formada por Tanui, Kamworor, Muchiri, Farah y Rupp). Sin embargo, la historia se volvió a repetir. Pese a la insistencia y la cierta clarividencia de Kenia, buscando el imposible, Farah cambió en el último cuatrocientos (a punto incluso de irse al suelo a falta de unos 300m), e incluso reveló relativa facilidad para alzarse con un nuevo oro en un Campeonato del Mundo. Su 2º oro en 10.000m, tras Moscú. Su 5ª medalla en Mundiales. Kamworor plata, Tanui bronce. ¿Conseguirá Farah el doblete? El sábado 29, al filo de las 2 de la tarde, la respuesta. Y es que, parece cada vez más claro, que Canova tenía razón ante la pregunta que buscaba resolver el enigma sobre la manera de vencer al británico: “¿Cómo vencerlo? Esperando a que se haga viejo”.

Fotos: Diario SPORT · (EFE / Reuters)-
Compartir

Te puede interesar...

2 Comentarios

  1. Muy buena crónica !

    Con respecto a Farah, la verdad es que es un poco “cansino”, por ganar siempre y por la forma en la que lo hace. Aunque los Kenianos lanzaron la carrera, no la hicieron suficientemente dura. Si alguna vez quieren ganarle, deberían plantear una carrera a “ritmo infernal”. Mientras no sea así, con Farah corriendo como corre en los últimos 400 no tendrán opción de ganarle.

    Todavía no recuerdo carreras memorables de Farah, corriendo como corrían Gebre, Bekele o Tergat, pero Farah es un prodigio corriendo rapidísimo desde los 1500 hasta los 10.000.

    Lo dicho Soy Cobarde, excelente crónica, te leeremos por aquí para enterarnos de todos los entresijos del mundial.

    Salud y Kms !!

  2. A mi me decepciono un poco Guerrita, el ya tiene asegurado ir a los juegos (por su marca) creo que tenía que haber sido un poco más valiente y estar más arriba, después de ver las actuaciones de los italianos creo que Javi podía haber estado entre los ocho primeros sin problemas, es una gran oportunidad perdida. Esperemos a los juegos, a nivel de temperatura y humedad Río será parecido a Pekin y en cada campeonato de este estilo los keniatas y etíopes revientan, mirad Keflezighi cuarto en los juegos de Londres. En cuanto a Carles, era muy arriesgado ir al Mundial llegaba muy tocado muscularmente y sin descansar después de la Maratón de Barcelona.

    En cuanto a Mo Farah, creo que es un corredor muy completo y de mucha categoría quizá le falta algún record mundial pero hacer doblete en mundial y juegos no lo ha hecho ni Bekele ni Gebre. Esperemos el 5.000 a ver si los etíopes se lanzan, de verdad, a atacarle si quieren ganarle tienen que lanzar la carrera para un ritmo de 12.50.

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad