Carta a Maitane Melero y a su entrenador fallecido

Carta a Maitane Melero y a su entrenador fallecido

Compartir
A los 37 años, a una edad que otros están en tiempo de descuento, Maitane acaba de ser campeona de España de 3.000 metros y es la prueba de lo que decía su entrenador, Patxi Morentin, que falleció el 16 de febrero a los 57 años y que siempre defendía: “Paciencia es mi palabra clave”. 

Siempre que veo a Maitane Melero me acuerdo de la paciencia. También de un hombre que ya no está y con el que nunca llegué a hablar: Patxi Morentin. Y mira que una vez recibí un mensaje directo por Twitter de un atleta de su tierra: Pamplona.

-Deberías hablar con Patxi Morentin, te sorprenderá.

El tiempo pasó y nunca lo hice y ya no lo podré hacer. El 16 de febrero Patxi Morentin perdió la batalla frente al cáncer y se fue. Se fue para siempre y ya nunca más nadie volverá a fotografiarle en la pista de Larrabide o en la vuelta del Castillo. Su muerte fue un error. Ni siquiera nos consuela saber que a veces pasan estas cosas en la vida. Tenía 57 años.

Maitane tiene, justamente, veinte años menos de los que tenía él: 37. El 20 de febrero Maitane cumplió 37 años y, casi por inercia, ya debería estar en tiempo de descuento en el atletismo. Pero el sábado, en la final del Campeonato de España de 3.000 metros, empezó persiguiendo a una chica como Celia Antón a la que saca 14 años. Y luego la ganó. Y eligió el momento justo para dar el golpe con la habilidad de la gente que sabe esperar el momento.

Y se emocionó. Y nos emocionó porque no podía ser de otra manera cuando se acordó de ese hombre del pelo blanco, Patxi Morentin, que ya no está y que cualquiera sabe qué carrera estará cronometrando ahora  desde el cielo. Porque allí también habrá atletas a los que el seguirá aconsejando que, nada más terminar el entreno, se tomen una pieza de fruta. Y hasta puede que les haya contado como es la vida allá abajo, en la vuelta del Castillo, donde casi siempre estaba él: Patxi Morentin.

Y como ya no está se nos deja la carne a flor de piel al recordar. Y se la deja a Maitane. Pero a ella la emoción no le impidió el sábado marcar los tiempos.

Como decía Patxi. Como le decía Patxi. Como le dijo durante todos esos años en los que nunca le llegaba el momento a Maitane y en los que ella temía que le empezase a fallar la paciencia, porque somos humanos, y él la rebatía: “Paciencia es mi palabra clave”.

Y no la engañó. Por lo visto, Patxi Morentin no sabía engañar a sus atletas.

A los 35 años, Maitane Melero fue por primera vez al gran campeonato de su vida: el Europeo de Berlín 2018. A los 37 no ha cerrado el negocio. Todavía parece una muchacha de 17 que planta cara a su edad y que a mí me va a hacer recordar ahora aquella declaración que una vez dejó dicho su entrenador en el ‘Diario de Navarra’. Un tesoro que me parece que nos obliga a ponernos en pie.

“No es necesario machacar al cuerpo con planes de tres días de series a la semana. No me considero un entrenador de élite. Ellos tienen que demostrar que su atleta tiene mucho rendimiento. Y le dan mucha caña. Si sale bien, perfecto; pero si sale mal y se lesiona… Sabes lo mal que se pasa cuando estas lesionado? A ellos no les importa quemar corredores porque les llegan otros pero yo no puedo. Algunas veces me han llegado a acusar de que yo no machacaba a los atletas tanto como ellos querían. Pero mi filosofía es cuidarlos”.

Y entonces es como si uno no dejase de ver a Maitane Melero a los 37 años. Ni todo lo que le está ocurriendo a su edad. Ni su fotografía del sábado llorando nada más cruzar la meta en primera posición. Porque entonces empezó a acordarse del hombre que ya no está y que es el mismo que permite que pase todo esto: Patxi Morentin. Y ese hombre es el mismo que siempre defendió que la naturaleza es sabia: que no hay que forzar los momentos. Que nadie debería hacerlo.

DEP, entrenador, que por aquí aún nos quedan muchas cosas que contarte y ya te las irá contando Maitane y toda esa gente que dejaste aquí abajo, en Pamplona, en la vuelta del Castillo, que siempre te echará de menos.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad