Sport.es Menú

Las claves del otro milagro del Leicester

El Leicester es tercero de la Premier, a 5 puntos del Arsenal y 10 de United o Tottenham, y amenaza con colarse en Europa

Estas son las claves para entender el éxito de los 'foxes', uno de los equipos con más talento de Europa

Era 2016 cuando el Leicester City obró uno de los mayores hitos del deporte reciente, ganando la Premier League siendo considerado a principios de año candidato al descenso. Si llegar a exceler a este nivel se podía considerar milagro, otro más debe serlo preservar la ambición y saber regenerar el club para mantenerse al máximo nivel. La realidad es que el Leicester de la 2019-2020 parece preparado para otro milagro.

Pol Ballús

Han pasado 11 jornadas de liga y no solo sucede que los ‘foxes’ sean terceros, a dos puntos del Manchester City  y ocho del Liverpool, sino que han dejado tal rendimiento que amenazan con partir por la mitad el mito del “top-6” inglés, y colarse entre ellos. Están seis puntos por encima del Arsenal, a 10 de Tottenham o Manchester United, y ostentan una de las mayores generaciones de talento de la Premier League.

En el once titular quedan tan solo dos jugadores del equipo que ganó la Premier en 2016. Se fueron Kanté, Mahrez o Drinkwater a equipos más grandes. Han invertido 360 millones de libras, e ingresado 268, en cuatro veranos. El resultado, por varios factores, es un proyecto paradigmático para todo club inglés con intención de crecer. Estas son las razones del otro milagro del Leicester.

Conexión directiva-afición

En una competición donde todo conjunto está dirigido por algún multimillonario del globo terráqueo, pocos casos de identificación entre base social y propietarios existe como el Leicester.

La familia Srivaddhanaprabha llegó al club en 2010 y su gestión deportiva está fuera de toda duda. Pero hay más detalles. No hay partido donde algún representante de la directiva no esté cerca del equipo. Su implicación y presencia con el club es evidente, y los ‘fans’ agradecen no tener unos propietarios ‘fantasma’ que, además, se involucran con la ciudad.

En los últimos años financiaron un hospital infantil en Leicester por el valor de dos millones de libras, o abrieron una investigación médica en la Universidad local dejando un millón de fondo.

El accidente de helicóptero de la temporada pasada, que acabó con la muerte del entonces presidente Vichai Srivaddhanaprabha ha unido aún más a los ‘foxes’. Semanas atrás, tras cumplirse un año de la desgracia, se inauguró un memorial cerca del estadio para las víctimas del accidente.

Apuesta por el talento británico

En una liga tan particular como la Premier es importante mantener una base local, gente que conozca el fútbol inglés desde la base y que sepa a qué atenderse en este liga. Más allá de una mayor conexión con el fan. En el Leicester lo han tenido claro.

El Leicester ha vuelto por sus fueros | AFP

Por esto gran parte de la reconstrucción del equipo se ha producido con talento inglés. Parte de ello formado en la cantera (Chilwell, Barnes, Choudhoury), parte de ello importado en el mejor momento: en futbolistas jóvenes con la ambición de llegar al más alto nivel. Son los casos de Maguire (llegó por 12M del Hull) o James Maddison (20M del Norwich), su estrella actual, o Gray (5M del Birmingham). También valores experimentados como Evans (3M del West Brom) que junto a los Vardy o Schmeichel aportan su bagaje a los que tienen que crecer. Otro de los nombres a apuntar para el futuro: James Justin, recién llegado el pasado verano por 6 millones.

Oportunidades de mercado nivel ‘top’

Y para marcar la diferencia han importado también talento extranjero. Algunos de ellos, jugadores con potencial ‘top’, pero que por varios motivos en sus carreras no han encontrado su camino, y el Leicester se lo ofrece. Es el caso de Ricardo Pereira (20M del Porto), uno de los mejores carrileros de la Premier, Ndidi (18M del Genk) o Tielemans (40M del Mónaco). Podrían jugar en muchos equipos de Champions League.

También lo han encontrado en otros jugadores de, en principio, menos cartel, pero donde el departamento de ‘scouting’ ha encontrado diamantes. El mayor nombre a día de hoy es Soyuncu (18M del Friburgo), que a sus 23 años apunta a central de imponente futuro. Su nombre ya se ha relacionado con el Manchester City. Se pueden incluir en esta lista Praet (18M de la Sampdoria) o Ayoze Pérez (30M del Newcastle).

Brendan Rodgers, capitán del barco

Tras la Premier de 2016, el Leicester tuvo un problema. La plantilla de Ranieri no rindió al mismo nivel, como era de esperar, y se perdió conexión entre el banquillo y una plantilla que necesitaba aire fresco. Aún así, el poder de los jugadores era tanto que se apostó por Craig Shakespeare, el segundo de Ranieri, una opción continuista que no funcionó. Así que la directiva apostó por otra filosofía: el francés Claude Puel. Reunió a un grupo prometedor de jugadores, pero sus ideas no cuajaron en la plantilla como lo ha hecho Brendan Rodgers.

Llegó en febrero de 2019, y el efecto ha sido inmediato. Rodgers venía de ganarlo todo en el Celtic, y antes rozó una Premier League con el Liverpool. Su currículum lo avalaba ante los jugadores. Y no solo eso, sino que su amplio abanico táctico, apostando por un fútbol creativo con el balón como eje, ha mezclado a la perfección con la ambición de sus futbolistas. Rodgers es respetado e interviene. Por eso se ha convertido en el capitán del barco de la gran sensación de la Premier League.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil