Philippe Coutinho sigue siendo objetivo del Arsenal de Mikel Arteta

El rescate de Coutinho y Griezmann

OPINIÓN

Joan Mª Batlle

Los dos fueron grandes fichajes que estaban llamados a tener una gran influencia en el Barça post Xavi, Iniesta y Suárez, pero todavía un Barça con Messi. El Barça que debía aprovechar los últimos años del mejor futbolista de la historia del fútbol y seguir ganando títulos. Eran dos apuestas que los técnicos consideraban seguras. Caras, pero, seguras. Coutinho, el sustituto ideal de Iniesta, un brasileño a la europea, pues a Europa llegó muy joven y en Inglaterra, en las filas del Liverpool, sacó a relucir un gran talento.

Y Griezmann, el goleador a lomos del cual el Atlético se hizo grande en la Champions y Francia alcanzó la cima mundial. Aparentemente, dos garantías de éxito. Pero las apariencias engañan y lo que no pensaron los "genios" de los fichajes en el Barça es que el juego de ambos entraría en conflicto con la zona en la que Messi marca las diferencias. Un "detalle" que iba a marcar su destino.

LA FÓRMULA KOEMAN. Coutinho no era Iniesta y cada vez que se metía en su zona de confort, se tropezaba con Messi. No podía ser y se marchó cedido al Bayern. Y Griezmann no es extremo y cada vez que se mete en su zona de confort, también se tropieza con Messi. Tampoco puede ser. Koeman intenta ahora rescatarles de su secuestro táctico, pero todo parece indicar que solo hay salvación para uno. El 4-2-3-1 con Messi de falso "9" ofrece parte del espacio amigo a Coutinho, pero no a Griezmann, que sigue pegado a la banda.

A Griezmann acabó de matarle la marcha -iba a escribir traspaso, pero no ha sido un traspaso- de Suárez. Antoine necesita jugar por detrás de un "9" de verdad que le limpie el frente, como le hacía Diego Costa en el Atlético. La posibilidad de una línea Messi, Griezmann, Coutinho con Suárez por delante hubiera tenido posibilidades de rescatar a los dos, pero ya no será posible. Coutinho es la cara y Griezmann, la cruz del sistema Koeman. Pero mientras no perdemos la esperanza de que el entrenador encuentre el milagro táctico de recuperar también al francés, congratulémonos de que, por lo menos, se ha abierto el camino hacia el cielo para Ansu Fati. ¡Que no es poco!

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil