27 de julio 2016, Actualizado 21:08h

Un partido tenso que resolvió la calidad

La pizarra de Pichi

La pizarra de Pichi

Pichi Alonso

@PichiAlonso9

Barcelona y Espanyol ofrecieron unos primeros cuarenta y cinco minutos de juego intenso, como si se tratara de una auténtica final, sin reservarse nada, ofreciendo un buen fútbol, muy superior ,ambos, al ofrecido en el partido del pasado sábado en Cornellà.
El Espanyol supo aprovechar a la perfección el error de Dani Alves para marcar un gol en una rápida y efectiva contra culminada por Caicedo. Respondió el Barcelona en base a dos jugadores. Por un lado Leo Messi y por el otro Neymar. El segundo fiue el jugador más incisivo, con constantes uno contra uno en los que superaba a su marcador. El único pero del brasileño es que vio una tarjeta amarilla porque se enzarzó en las marrullerías de los jugadores blanquiazules, al igual que el uruguayo Luis Suárez.
En el caso del argentino volvió a demostrar que es el mejor del mundo. Marcó los dos goles del Barcelona en la primera parte, el segundo en un excelente lanzamiento de falta directa que superó a Pau que, quizá, se vio superado por ir a tapar la escuadra de su portería.
Por su parte, a Arda Turan se le vio algo perdido en esta primera parte. Algo lógico ya que llevaba sin jugar seis meses y este era su primer partido con la camiseta del Barcelona. Participó poco en el juego creativo del equipo pero seguro que con el paso de los encuentros mejorará esta aportación... como ya se vio en la segunda parte
el barcelona sentenció. La segunda parte fue todavía de más claro dominio del Barcelona, con posesiones del balón que rozaron en ocasiones el 80 por ciento. En ello tuvo mucho que ver el buen parido de Andrés Iniesta, que comandó el juego del Barcelona desde el centro del campo y dio constantes lecciones de fútbol a lo largo de los noventa minutos.
También destacar la aportación de Neymar y Leo Messi, el primero autor del cuarto gol del equipo y el segundo que dio una clara asistencia de gol a Gerard Piqué en los primeros minuto de ese periodo.
Quizá por ese alud de juego y de ocasiones, el Espanyol ofreció una peor imagen que en la primera parte y que le acabó costando las dos expulsiones -Hernán Pérez y Diop- y alguna acción muy desconsiderada como el pisotón de Pau López a Leo Messi que el colegiado no vio y por tanto no sancionó.
Unos minutos en los que el partido estuvo marcado por los constantes roces de los jugadores.

Un partido tenso que resolvió la calidad

Pape Diop y Neymar durante el Barça-Espanyol de la Copa del Rey 2015/16 Ignasi Paredes

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

JxSí y la CUP aprueban el plan de desconexión con toda la oposición en contra

Da la vuelta al mundo la carta de una joven a las dependientas que se burlaron de su sonrisa y de sus pantalones