Menú

Neymar tira del carro y Alexis salva los muebles ante el Sevilla

El ‘virus FIFA’ parecía destinado a dar más problemas de los debidos al Barça del Tata Martino tras el parón de selecciones de los últimos días. Sin embargo el Barça, a pesar de seguir trabajando para encontrar su mejor versión, consiguió superar al Sevilla en una primera fase de partido que acabó echando por tierra hasta que apareció de forma heroica la figura de Alexis.

Alfonso Callejas

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Barça

3-2

Sevilla

Barça

Valdés; Alves, Mascherano, Piqué, Alba (Adriano, min.15); Xavi, Busquets, Iniesta (Cesc, min.73); Neymar, Messi y Tello (Alexis, min.62).

Sevilla

Beto; Coke, Cala, Fernando Navarro, Alberto Moreno; M'Bia (Trochowski, min.57), Rakitic, Víctor Machín 'Vitolo'; Jairo (Rabello, min.83), Cristóforo (Marín, min.68); y Gameiro.

Árbitro

César Muñiz Fernández, del comité asturiano. Mostró amarilla a Víctor Machín (min.8), M'Bia (min.30), Jairo (min.34), Coke (min.50), Cala (min.65), Adriano (min.88) y Pinto (min.90+).

Goles

1-0, min.35: Alves. 2-0, min.75: Messi. 2-1, min.80: Rakitic. 2-2, min.90: Coke. 3-2, min.90+: Alexis.

Incidencias

Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga, disputado en el Camp Nou 76.765 aficionados. El estadio azulgrana estrenó hoy nuevo césped. Gritos de "¡Independencia!" nuevamente en el Camp Nou, en los minutos 17:14 de ambos tiempos.

El arranque de partido sirvió para que los azulgranas dejasen bien claras sus intenciones. Respaldados por la figura de un entonado Neymar, los pupilos del Tata asediaron la meta visitante, firmando unos primeros compases de juego muy intensos. La ‘Joya’ brasileña tiró del carro desde el pitido inicial, volviendo loco a Coke con sus diabluras desde el extremo izquierdo y obligó a Beto a realizar intervenciones de gran mérito ante sus tiros cruzados.

El Sevilla, por su parte, intentaba dar la sorpresa saliendo con rapidez al ataque cuando el asedio azulgrana lo permitía. Jairo sería el primero en alertar a la zaga local con una buena acción por banda derecha que hizo entrar en calor a un Mascherano inconmensurable en labores defensivas. Instantes después se produciría la jugada más desafortunada del encuentro para los intereses del Barça cuando Jordi Alba, tras un agarrón sancionado con amarilla a Vitolo, se dolió en el bíceps femoral. Unas molestias que, a la postre, provocaron su sustitución por Adriano minutos después.

NEYMAR BRILLA Y BETO RESPONDE

Aún tendría tiempo, sin embargo, el lateral de L’Hospitalet para colaborar con Neymar para que el brasileño protagonizase otra gran acción en ataque. El carrilero dobló la posición de ‘Ney’ liberando al ‘11’ de uno de sus marcadores y permitiéndole realizar un buen disparo con rosca que obligó a Beto a sacar otra buena mano.

Cumplidos los primeros veinte minutos de juego entraría en acción Cristian Tello. El extremo de Sabadell, ávido de aprovechar una gran oportunidad a las órdenes del Tata, intentó alternar su posición para aparecer en algunas ocasiones por su zona natural: la banda izquierda. Sería precisamente ahí donde dispondría de una clara ocasión con un doble disparo que Beto sacó en última instancia sobre la base del poste.

El Sevilla, poco después, volvería a dar réplica a balón parado en un peligroso saque de esquina pero Valdés demostraría nuevamente que está de dulce con una solvente salida de puños en última instancia. Sería la última ocasión antes de entrar en una fase de partido de transición, que volvería a romper Neymar cumplida la media hora de juego al protagonizar la acción más espectacular de la noche. El brasileño realizó un excelso autopase en paralelo pegado a la línea de cal en mediocampo para dejar plantado a Coke y obligar a M’Bia a hacerle una dura obstrucción tras realizar una pared con Messi.

ALVES VE PUERTA ANTE 'SU' SEVILLA

Leo lo probaría a balón parado, dejando atónito a Beto, que apenas pudo hacer la ‘estátua’ ante la inverosímil rosca del argentino. Sin embargo el ‘10’ parecía no estar ante su gran noche. Un mero espejismo, ya que Leo volvería a aparecer de forma determinante en el tramo final del encuentro. Sin embargo sería su socio Dani Alves el encargado de poner por delante al Barça gracias a un gran cabezazo en el minuto 35. El ‘22’ azulgrana aprovecharía un gran centro al segundo palo de su compatriota Adriano para superar a Beto con un remate picado. El brasileño, respetuoso, no celebró el tanto ante el equipo que le abrió las puertas de Europa.

Tras el gol azulgrana llegaría una de las jugadas polémicas de la noche cuando Piqué caería tendido en el área sevillista tras una colisión con Fernando Navarro. El cuadro hispalense no lanzaría el balón fuera y aprovecharía la circunstancia para lanzar un rápido contraataque que a punto estuvo de sorprender al Barça de no ser por una providencial salida por bajo de Valdés, que le permitió cortar el pase de la muerte cuando los pupilos de Emery se las prometían muy felices.

Minutos más tarde Muñiz Fernández firmaría una de sus decisiones más controvertidas del partido al perdonar la expulsión a M’Bia. El centrocampista sevillista ya tenía una amarilla cuando empujó descaradamente a Neymar en el preciso instante en el que el brasileño le había dejado retratado. Poco después, Messi perdonaría el 2-0 al rematar forzado tras una buena asistencia de Tello. En esta ocasión, el característico toque sutil de Leo no sirvió para superar por alto a Beto. El extremo de L’Hospitalet también tendría su gran oportunidad en los compases finales del primer tiempo al aprovechar una buena asistencia en profundidad de Piqué. Su remate volvió a encumbrar a un ‘enchufado’ Beto, que volvió a abortar la ocasión azulgrana.

MASCHERANO SALVA LOS MUEBLES

Los primeros compases de juego tras la reanudación permitieron advertir lo que estaba por venir. La fragilidad de la zaga azulgrana ya había dado algún que otro susto en la primera mitad y en la segunda parte llegaría lo peor. Por fortuna, la figura de Mascherano emergería de forma providencial en más de una ocasión para salvar los muebles. En el bando sevillista, Unai Emery tardaría pocos minutos en apostar por Trochowski en detrimento de M’Bia y dar a su equipo un enfoque más ofensivo. Una apuesta que se acentuaría aún más al dar entrada a Marko Marin por Cristóforo.

Tata Martino, por su parte, movería el banquillo dando entrada a Alexis por Tello a poco menos de media hora para el final. El cambio fue aceptado por la grada y el chileno, a pesar de no disponer de grandes ocasiones, acabaría siendo decisivo en el tramo final. Antes, sin embargo, habría tiempo para que Muñiz Fernández volviese a cobrar un desafortunado protagonismo cuando anuló de forma algo discutible un tanto de Cala, que marcó de cabeza a la salida de un saque de esquina. El central se apoyó sobre Alves en su salto y ello bastó para que el colegiado anulase el empate visitante. 

MESSI REAPARECE PARA HACER EL SEGUNDO

Tras avisar en el ’72 con un tiro lejano, Leo Messi volvería a recuperar su romance con el gol en el Camp Nou al poner la guinda a una brillante triangulación con Cesc y Neymar. El de Arenys, que había entrado segundos antes por un apagado Iniesta, cedió el balón para el brasileño, que realizó una rápida asistencia por bajo para que Leo fusilase a Beto.

Quedaba un cuarto de hora para el final y el 2-0 parecía sentenciar el encuentro y apagar los ánimos de un valiente Sevilla. Nada más lejos de la realidad. El cuadro hispalense se crecería fruto de las concesiones defensivas del Barça y, reforzado por los cambios estratégicos de Emery, se lanzó a por una valiente ofensiva que a punto estuvo de tener sus frutos.

El primer mazazo hispalense salió de las botas de Rakitic, que culminó una brillante acción de Vitolo por el extremo izquierdo, en una internada en la que dejó atrás a Mascherano, recortó a Busquets y retrató a Piqué con un quiebro de cintura. Valdés, con la visión tapada por Adriano, poco pudo hacer ante el cañonazo del croata.

CESC CONECTA CON LEO Y 'NEY'

El partido había enloquecido y el Barça debía hacer los deberes cuanto antes para no sufrir hasta el pitido final. Y sería Cesc el que pasaría el primer examen decisivo ante Beto al disfrutar de un mano a mano en el que el meta hispalense volvió a doctorarse en una gran noche en el Camp Nou. Poco después sería Cala el que volvería a volar a la salida de un córner para sembrar el pánico en las gradas del coliseo azulgrana. Su cabezazo tras superar por alto con facilidad a Cesc y Busquets se marchó por encima del larguero.

El Barça necesitaba una genialidad de Messi o Neymar que se resistía pero la gran ocasión llegaría en el ’85, cuando Messi tiró de galones para conducir una rápida contra por el eje del ataque y ceder el balón a Neymar. El brasileño, completamente habilitado para disparar algo escorado, apostó fallidamente por devolver el balón a Leo. Craso error. La zaga sevillista leyó perfectamente la jugada y abortó el que parecía el tanto de la sentencia. Un 3-1 que también acarició Adriano con un disparó con rosca ‘marca de la casa’ desde el vértice izquierdo del área.

DE LA DECEPCIÓN AL DELIRIO

Y perdonar tanto, trajo consecuencias. Cumplido el minuto 90 el Camp Nou se quedaría helado. Coke, tras un sufrido encuentro en el que fue superado reiteradamente por Neymar, se redimió por completo al anotar el tanto del empate, sacando los colores de forma sonrojante a la defensa local. El lateral sevillista voleó y envió el balón al fondo de las mallas al rematar completamente en solitario ante la desesperación de Valdés. Todo el pescado parecía estar vendido, pero aún quedarían muchas emociones en el añadido.

Sería un minuto de locura el que permitiría que el partido pasase de un hipotético 2-3 al 3-2 final. Marko Marin volvería a sembrar el terror en la defensa azulgrana al perdonar el tanto del triunfo visitante con una preciosa rosca que acarició el palo largo tras eludir, nuevamente, el marcaje de Piqué. Valdés, lejos de bajar los brazos, puso el balón rápidamente en juego para buscar una victoria que cada vez parecía más lejana para los intereses azulgrana. La tenacidad de algunos jugadores, sin embargo, tendría premio.

Leo Messi, desaparecido durante la primera hora de juego, se echaría el equipo a la espalda durante las últimas acciones para protagonizar una eléctrica internada por banda derecha que le permitió alcanzar la línea de fondo y realizar un centro-chut que, tras tocar en Beto, quedaría a merced de Alexis para que el tocopillano tocase la gloria ante su público. Era el 3-2 final y el delirio volvía a las gradas del Camp Nou. El Barça, que debe aprender de los errores para no dejarse puntos por el camino, sigue sumando sus partidos en Liga por victoria.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil