Menú

Bojan: "En el fútbol es más importante lo que vives que lo que ganas"

Bojan concedió una entrevista en exclusiva a SPORT
Bojan concedió una entrevista en exclusiva a SPORT | sport

Se le ve bien adaptado.

Ivan San Antonio

Estoy muy contento, muy contento.

Y eso que llevaba cuatro partidos sin jugar.

Salí en el último partido, ante el Chelsea. Los jugadores somos ambiciosos y queremos jugarlo todo, pero si antes de comenzar la temporada, y no lo digo por conformismo porque si una cosa no soy es conformista, me dicen que jugaría tantos partidos a día de hoy, que haría cinco goles saliendo de una grave lesión y que me encontraría tan bien, yo firmo. Al final son momentos...

Claro.

Al final aquí también hay un tema y es que no paramos por Navidad. Hay muchos partidos, hay una copa más, las plantillas son muy largas, especialmente la nuestra, con 25 o 26 jugadores. Y claro, para un míster no es fácil gestionar una plantilla así. Sí que hay situaciones injustas, pero al ser una persona la que decide... Puedes no estar de acuerdo y hay momentos que uno no entiende, pero he llegado a la conclusión de que en el fútbol, cuantas menos preguntas te hagas, mejor. 

¿La Premier es la mejor Liga para un canterano culé?

A la larga, cuando me retire, podré decir que he jugado en el Britannia Stadium un miércoles a las siete de la tarde con frío y viento. ¿Sabes? No siempre hay que jugar en Camp Nous, Old Traffords y con climas agradables. Eso también forma parte del fútbol, son experiencias que te llevas.

Lo dicho, se le ve adaptado.

Antes, sinceramente, nunca me habría imaginado el hecho de jugar en otro equipo. Llevaba doce años en el Barça. Y ahora, pues sí. Me he dado cuenta, he aprendido que lo más importante en el fútbol a la hora de acabar una carrera son las experiencias.

¿Y los títulos?

Más que los títulos. Lo que vives en el día a día solo lo sabes tú. Los títulos, pues sí, tienes allí cuatro copas que has ganado en una estantería, pero aquello no te da nada. Lo que verdaderamente te da es lo que has crecido como persona, como jugador, las experiencias que has vivido en diferentes sitios, los idiomas... ¡Todo!

¿Qué hará cuando se retire?

Quiero estar cerca de casa, pero no estar cerca de mi casa, sino cerca de mi gente. Y poder trasladar todas las experiencias que he adquirido gracias al fútbol. Sobre todo con gente que empieza, que alternen el cole con el fútbol. Esa etapa, una etapa importante y complicada.

¿Cómo?

Bueno, siendo entrenador, asesor... El objetivo es compartir un poco mis vivencias. Cuando más gratificado me siento por el fútbol es cuando alguien me pide hacer un vídeo cuando alguien se casa y les hace ilusión. O porque una niña ha superado una enfermedad. O porque lo necesita. Es cuando más orgulloso me siento de ser futbolista, el poder trasladar esta fuerza que tenemos el día de mañana me haría ilusión. Recuerdo cuando Puyi venía a vernos entrenar.

¿Se acuerda mucho de su etapa como canterano?

Para mí no habrá nada tan bonito como aquella etapa.

¿Tanto le marcó?

Me acuerdo perfectamente del primer día que llegué, con nueve años, a hacer las pruebas. No hablaba castellano, para nada, solo el de la asignatura del colegio. Y empecé a hablarlo con gente que venía de diferentes sitios, de Andalucía... 

¿Qué le queda de todo aquello?

Muchas cosas. Los encargados de cuidarnos le daban mucha importancia, no al fútbol, sino a la educación, a cómo comportarte fuera del Barça. 

¿La vida pasa muy rápido?

Hay que disfrutar de ella. He hablado con muchos jugadores que han dejado el fútbol y todos coinciden en que, al principio, lo complicado es que, de un día para el otro, te levantas por la mañana y no tienes  que ir a entrenar, ya no tienes esa rutina, la tensión de la competición. Pero no lo puedes controlar, así que solo puedes esperar a que pase.

¿Dónde acabará su carrera?

Hay jugadores que necesitan irse a Dubai o a Estados Unidos, pero yo, ¿por qué no?, podría retirarme en el Bellpuig con 40 años.

La presión debe ser otra.

De eso te debes aislar. Y cada vez más porque ahora existen las redes sociales. Solo tienes que hacer lo que depende de ti, jugar a fúbol, disfrutar y punto. Si eso lo llevas a tu camino, mucho mejor. 

¿Qué es más difícil, hacerse famoso o dejar de serlo?

Todos los cambios son impactantes. Pero a mí eso no me inquieta porque tengo muy claro quién soy, con quién me rodeo. Y sí, es la vida, un día dejamos de ser anónimos a conocidos y también dejaremos el fútbol. 

No todo el mundo lo ve así.

Yo siempre he intentado hacer la vida normal practicando fútbol. Voy a Barcelona y me muevo en metro. Y en Londres también. 

¿Qué importa más en el fútbol, la cabeza o el talento?

La cabeza, muchísimo más. He visto mucho talento que no ha triunfado por no tener tanta cabeza.