Así jugaría Griezmann en el Barça

La llegada de Griezmann puede solventar algunas carencias que ofrece el ataque azulgrana

Con el francés, el Barça tendrá más alternativas para marcar y no dependerá tanto de Messi

Antoine Griezmann marcó un golazo de falta en el empate del Atlético de Madrid ante el Sevilla | LALIGA

Si se cumplen los pronósticos y Antoine Griezmann se incorpora al Barça en detrimento de Coutinho, lo primero que hay que señalar es que el equipo gana claramente en potencial ofensivo.

Encajar tácticamente en el ataque azulgrana no es algo sencillo y en los últimos años hemos visto cómo futbolistas de enorme cartel, desde Alexis Sánchez hasta el propio Dembélé, han acusado serios problemas de integración. Ese será uno de los grandes retos en esta pretemporada.

De entrada, viendo el rendimiento del francés desde su llegada al fútbol español, sí podemos aventurarnos a asegurar que el Barça potencia su capacidad de trabajo, de remate y de gol. 

MÁS GOL Y MENOS MESSIDEPENDENCIA

Empecemos por la primera gran exigencia a un delantero: su facilidad goleadora. Salvo lesiones y factores externos, con Griezmannel Barça debería asegurarse la llegada de un jugador que con cierta facilidad siempre está rondando los 20 goles de promedio por temporada. Se trata de una cifra más que respetable, y más si tenemos en cuenta que en los últimos años el conjunto azulgrana ha perdido llegada desde la segunda línea y ha visto como Luis Suárez y Leo Messi se veían obligados a soportar en gran medida el peso del gol culé.

Griezmann parece una apuesta segura en este sentido, algo que permitiría abandonar la clásica Messidependencia en el gol. Tranquilidad en el vestuario azulgrana y muchos más problemas para los equipos rivales que tendrán que diversificar sus tareas defensivas. Messi Luis Suárez pueden respirar un poco más tranquilos.

UNA PRESIÓN ALTA MUCHO MÁS EFECTIVA Y CONSTANTE

El otro gran valor añadido que conlleva el francés es su rendimiento en el trabajo gris, el de presión y recuperación cuando el equipo pierda el balón. Ahí Griezmann aportará un plus muy importante. Dotado de un físico notable y generoso en su esfuerzo, el Barça equilibrará su presión en la zona de tres cuartos.

Durante esta temporada, de forma puntual, los de Valverde han ejercido la presión alta, aunque sin recursos para ser sostenida en el tiempo y con evidentes desajustes.

PRESENCIA EN EL ÁREA Y CAPACIDAD REMATADORA

Griezmann tendrá incidencia directa a la hora de pisar el área rival. No se trata de un detalle menor cuando estamos hartos de ver a los laterales o interiores llegar a línea de fondo y buscar de forma recurrente el pase atrás esperando la llegada de Messi, bien porque Luis Suárez está marcado o bien porque en ocasiones nadie se atreve a pisar el área.

El francés es un buen rematador y su presencia debe multiplicar los recursos del equipo en los metros finales.

ALTERNATIVAS DE JUEGO POR AMBAS BANDAS

Personalmente, creo que el Barça debería recuperar la mejor versión de Griezmann en la Real Sociedad. Me refiero a ese jugador que partía inicialmente por banda, a ser posible la izquierda pero sin descartar la derecha a pierna cambiada, y que disfrutaba de cierta libertad para llegar hasta el área y ahí buscar la portería rival. Tiene velocidad, técnica individual y pegada para resolver todo tipo de acciones.

Soy consciente que las habilidades de Griezmann deben encajar con la omnipresencia de Messi. Es fundamental que cuando el francés abandone la banda no entre en conflicto con el espacio personal de Leo. Es imprescindible que ambos futbolistas se asocien sin generar dependencias ni sumisiones, explotando las virtude de cada uno que son complementarias. Si lo logran, junto a Luis Suárez, el Barça puede rearmar un tridente de primer nivel.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil