Menú

Jordi Alba, primer fichaje del Barça de la 'era Tito'

Tito Vilanova deberá hacerse cargo de una plantilla que presentará varias caras nuevas respecto a la fotografía del actual vestuario blaugrana. El relevo técnico no supone ningún trauma ni obliga a revisar los planes diseñados por la dirección deportiva. Y es que las conversaciones previas entre Pep, Zubizarreta y el vicepresidente Bartomeu siempre han contado con la complicidad de Tito Vilanova.

T. Andreu

Queda mucho trabajo por delante, aunque los primeros pasos ya se han dado de forma decisiva. En este sentido, tal y como adelantó SPORT hace varias semanas, Jordi Alba ya está atado de cara al futuro. El lateral zurdo del Valencia finaliza contrato en 2013 y solo queda por sellar el precio del traspaso a la escuadra levantina. O pactan una cifra entre clubs, o Alba regresaría al Barça en dos temporadas sin coste alguno. Todo indica que finalmente Barça y Valencia concretarán una cantidad que zanje la polémica.

Alba es el primero, pero no será el único. La defensa exige la incorporación de otro central. Existen dos alternativas: en caso de contar con partida económica generosa, Thiago Silva sigue siendo el preferido, aunque el Milan no está por la labor y parece complicado firmar al brasileño por una cifra inferior a los 30 millones de euros. Por el contrario, si las arcas aprietan, se podría optar por ir en busca de un joven de futuro prometedor. Se trabaja en ambas direcciones.

Donde puede haber sorpresas de calibre es en la punta de ataque. Desde hace meses los técnicos están convencidos sobre la necesidad de reforzar una parcela que acusa excesiva dependencia de Messi. Es cierto que la lesión de Villa ha castigado el ataque blaugrana, pero se estima necesario disponer de un perfil de nueve que aporte otros recursos tácticos. En estas últimas horas, más de uno ha recordado afirmaciones de Tito Vilanova elogiando las virtudes del internacional del Athletic, Fernando Llorente. Además, cada vez gana más peso la teoría de buscar un segundo delantero que se desenvuelva en el uno contra uno por banda. El mercado ofrece muchas alternativas interesantes y a precios razonables. Como es lógico, estas altas significarían el traspaso de algún delantero actual y la cesión de Tello o Cuenca.