Menú

Doble voto para los Juegos de 2024 y 2028: el precedente de 1921

El CIO valora este martes la posibilidad de repartir las dos próximas ediciones de los Jueegos entre París y Los Angeles

Bajo presión del Barón de Coubertin, se acordó el mismo día dar la edición de 1924 a París y la de 1928 a Amsterdam

Thomas Bach, presidente del CIO
Thomas Bach, presidente del CIO | afp

Organizar una doble votación en septiembre en Lima para garantizar a París y Los Ángeles la organización de los Juegos Olímpicos, ya sea en 2024 o en 2028: este escenario que debería ser aprobado este martes por el CIO no sería una novedad.

EFE

En 1921, bajo la presión de Pierre de Coubertin, el fundador de los Juegos Olímpicos modernos, el CIO acordó el mismo día dar la organización de la edición de 1924 a París, los de 1928 a Ámsterdam... y prometió los de 1932 a Los Ángeles.

Tres años después del final de la Primera Guerra Mundial, Europa se recuperaba difícilmente de un conflicto devastador.

Los primeros 'Juegos de la Paz' se celebraron en Amberes en 1920, pero la duda era dónde se iban a celebrar cuatro años más tarde.

Los miembros del Comité Olímpico Internacional (CIO) estaban divididos, mientras Coubertin se mantenía a la expectativa.

El 17 de marzo de 1921, Coubertin envía una carta a los miembros del CIO en la que anuncia su decisión de dimitir tras los Juegos de 1924 y les pide un "último privilegio": organizar los Juegos en París, su ciudad natal.

"Les insto que dada esta gran circunstancia me consientan que sacrifiquen sus preferencias y las de sus intereses nacionales y que acepten la atribución de la IX Olimpiada (1928) a Ámsterdam y proclamar a París sede de la VIIIª", escribió Coubertin en esa misiva.

"Fue un golpe de Estado en toda regla", admitió el barón en sus "Memorias olímpicas". "E incluso fue doble porque se trataba de decidir el futuro de dos Olimpiadas, decisión que nada impedía al CIO tomarla, pero que nunca había ocurrido".

El 2 de junio de 1921, los Juegos de 1924 fueron atribuidos a París. Una hora más tarde, la designación de Ámsterdam fue un poco más complicada, sobre todo porque los norteamericanos vieron sus deseos retrasarse cuatro años.

En abril de 1923, la ciudad californiana, única candidata, obtuvo la organización de los Juegos de 1932.

La situación puede compararse a la actual, con el proyecto del actual presidente del movimiento olímpico Thomas Bach, quien para "evitar demasiados perdedores" va a someter una propuesta de doble voto a los miembros del CIO que se reunirán el martes en Lausana en sesión extraordinaria.

Esta doble votación será efectiva en la 130ª sesión que celebrará el CIO en septiembre próximo en Lima, donde se elegirán a París y Los Ángeles como sedes de los Juegos de 2024 y 2028, aunque no forzosamente en este orden.

Impensable hasta hace aún unos meses, la maniobra de 1921 se repetirá casi un siglo después. "El presidente suele conseguir lo que él quiere y si no ¡no lo propone!", admitió el suizo Jean-Loup Chappelet, profesor en la Universidad de Lausana y gran especialista del Movimiento Olímpico.

Lo que el CIO debe negociar ahora con las dos candidatas es el orden de reparto, un suspense que durará oficialmente hasta el próximo 13 de noviembre, fecha en la que está prevista la votación en la capital peruana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil