Henar Álvarez: "Como árbitra me trataron muy mal"

"Me insultaban y en casa rompía a llorar. No me compensaba emocionalmente"

Henar Álvarez está muy satisfecha con la respuesta del público a su libro La mala Leche
Henar Álvarez está muy satisfecha con la respuesta del público a su libro La mala Leche | JAVI FERRÁNDIZ

A Henar Álvarez le apasionaba el fútbol y el arbitraje. Lo dejó asqueada por el trato del público. Hoy es cómica y guionista y colaboradora del programa de la SER ‘Buenísimo bien’. Ha publicado ‘La mala leche’, editado por Planeta donde exprisa su evolución del deseo. No se anda con chiquitas y habla de sexo, injusticia y la violencia de género siempre reivindicando la igualdad en sentido pleno. No admite protocolos ni florituras impuestos por una sociedad patriarcal que ha obligado a la mujer a infravalorarse. Ella ha dicho basta. 

¿Cómo va la ‘Mala Leche’?

¿El libro o la mía?

Empecemos por el libro.

De momento estoy muy contenta. Está teniendo muy buena acogida. La respuesta ha sido muy positiva

¿Y la tuya?

En realidad yo nunca he tenido muy mala leche, he tenido un pronto malo, pero mala leche no. La mía materna la probé y estaba bastante buena (risas).

¿Qué es ‘La mala leche’?

Es un juego de palabras. La protagonista del libro tiene la fantasía de que tras tener su primer hijo su novio le mama la leche materna y él le dice que no. Ella se obsesiona con esta idea y acaba teniendo un ‘affair’ con un compañero de trabajo mucho más joven. Es una comedia donde quería mostrar cómo he ido gestionando el deseo a lo largo de mi vida hasta el momento en el que me encuentro ahora.

¿Como va ese momento? 

Ahora pienso que no tengo que admirar a nadie, prefiero tener a alguien que me admire a mí. 

¿Faltan mujeres como tú?

No, faltan medios de comunicación que les den la oportunidad de hablar. No soy pionera de nada. 

¿Tanto le molesta a la peña lavar el baño como para comparar a las mujeres que luchan por sus deseos con nazis? Con este tipo de insultos hay que apropiárselo y para adelante.

¿Eres una ‘feminazi’?

Absolutamente. ¿Tanto le molesta a la peña lavar el baño como para comparar a las mujeres que luchan por sus deseos con nazis? Con este tipo de insultos hay que apropiárselo y para adelante. Me imagino vestida de soldado, con fustas y una chaqueta de lentejuelas...

¿A los hombres ya les va bien el machismo?

Sí claro. Yo haría lo mismo y lo muestro en el libro en varios capítulos. Cuando tienes un sistema que te favorece quieres mantenerlo. Eso que decía Rousseau de que el hombre es bueno por naturaleza es mentira, el ser humano es super malvado por naturaleza, solo hay que ver un parque infantil, y luego nos educamos para poder vivir en sociedad y en comunidad sin dramas. Muchas veces si ellas se llevan los aplausos ellos se sienten incómodos. Esto se ha trasladado a cualquier profesión.

¿Qué impide a las mujeres expresarse como los hombres?

No es que no podamos sino que se percibe casi como una aberración y tienen que ver con la cultura que hemos mamado. Si la mujer más venerada en nuestra sociedad es una que nos han contado que se quedó embarazada virgen… fíjate cuál es el punto de partida. Casi nos han convencido que nuestro honor y el de nuestras familias depende de cómo nos comportemos nosotras, es terrible.

 De mayor me hice árbitra porque me encantaba pero los problemas empezaban con mi presencia en el campo 

De jovencita jugaste a fútbol sala y fuiste árbitra

Sí, y lo pasé muy mal. El primer problema que tuve fue jugando a fútbol en el colegio porque no había liga femenina donde yo vivía y teníamos que irnos a otro barrio a jugar. De mayor me hice árbitra porque me encantaba pero los problemas empezaban con mi presencia en el campo. 

¿Qué pasaba?

Al pedir las fichas los entrenadores resoplaban al ver que yo era el árbitro. Les incomodaba. Por otro lado, a menudo me ponían de crono y no de árbitro pirncipal. Aunque iba subiendo igual que otros compañeros, no había manera que me dieran partidos como árbitra. 

¿Y cómo te iba en la pista?

Cuando arbitraba lo pasaba fatal por el público. Los ‘vete a fregar’, ‘mujer tenías que ser’… eran el pan de cada día. Yo tengo una personalidad muy pasional y no lo podía soportar. Me afectaba muchísimo. Aguantaba todo el partido y cuando llegaba a casa rompía a llorar y un día decidí dejarlo porque no me compensaba psicológicamente.

¿Eras buena árbitra?

Yo creo que sí. Yo me preocupo mucho de hacer bien todas las cosas que hago. Me gusta sentirme orgullosa de mi trabajo.

El otro día debutó una árbitra en Champions League, la francesa Stéphanie Frappart pitó el partido entre la Juventus y el Dinamo de Kiev.

Me alegro mucho y me da envidia porque igual yo tenía una carrera que no pude desarrollar porque el público me desanimó.

¿Te has arrepentido alguna vez de haberlo dejado?

No, lo pasaba muy mal. Me da rabia porque para mí el fútbol era un hobbie donde me lo pasaba muy bien. Pero no me compensaba. Por qué estar en un sitio donde no te quieren con lo corta que es la vida.

¿Qué es lo peor que te dijeron que te hizo dar el paso?

Fue por acumulación. La verdad es que no suelen ser muy originales, tampoco tenían mucho repertorio de insultos, lo típico.

Entiendo que Maradona es una figura muy importante para mucha gente, pero no era normal rendirle honores justamente el día contra la violencia de género. Me parece de distopía

Hubo críticas de colectivos feministas con la veneración a Maradona tras su muerte.

Creo que nadie decía que no se le rindieran honores. Yo soy muy mitómana y también me gustan muchas figuras controvertidas con su vida personal, maltratadores, pederastas, etc.. de cosas que se han sabido después pero cuya obra ha formado parte de mi vida personal y sentimental. Entiendo que Maradona es una figura muy importante para mucha gente, pero no era normal rendirle honores justamente el día contra la violencia de género. Me parece de distopía. 

Una jugadora por negarse a homenajear a Maradona recibió amenazas de muerte. ¿En qué mundo vivimos?

En un patriarcado. Se ha estado poniendo en altares a personas con un currículum de violencia contra las mujeres infinito pero no es nada nuevo. 

Ahora me he reconciliado un poco con el fútbol gracias al fútbol femenino. Yo era del Madrid cuando era pequeña pero me hice del Atleti porque tenía equipo femenino

¿Sigues de la Liga de fútbol?

No. Y creo que fue por lo mismo. Al ver que era un mundo donde no me querían lo abandoné. Ahora me he reconciliado un poco con el fútbol femenino. Yo era del Madrid cuando era pequeña pero me hice del Atleti porque tenía equipo femenino. Fui a ver al Atlético femenino contra el Barça en el Wanda y las sigo. Estoy pendiente de ellas. 

El fútbol femenino está creciendo muchísimo

Pero se va muy despacio. Igual es porque les da miedo que se dé la vuelta a la tortilla. Hubo una pancarta muy famosa que decía ‘tenéis miedo de que hagamos lo que vosotros habéis hecho con nosotras’. ¿Se percibirá como una amenaza que tengamos los mismos salarios y las mismas oportunidades? Creo que puede ser eso.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil