El Barça reclamará ser campeón... si la Liga no concluye

Argumentará su condición de líder y el hecho de haber ganado el campeonato de invierno

No existen precedentes y por tanto, no hay jurisprudencia al respecto sobre este tema

 Josep Vives trasladó el respaldo del FC Barcelona a las suspensiones de competiciones que está conllevando la propagación del Coronavirus | FCB

Con el país totalmente paralizado por la irrupción del coronavirusLaLiga de fútbol vive el momento de mayor incertidumbre de su historia. Desde su nacimiento, hace 91 años, el campeonato no vivía unas circunstancias tan excepcionales como las actuales: de una u otra manera, todas las Ligas se completaron. Ninguna se quedó a medias.

En este caso, sin embargo, existe la posibilidad de que el campeonato deba darse por cerrado, a falta de once jornadas para la conclusión de LaLiga.

En ese escenario, el Barça reclamaría a los órganos competentes ser declarado oficialmente campeón del torneo. Lo haría apelando a varios argumentos: el primero, teniendo en cuenta la imposibilidad de completar el campeonato, es que ya se ha jugado más del 70 por ciento de LaLiga, concretamente, 27 jornadas de las 38 previstas.

El club azulgrana también justificaría su petición en otro hecho, el de su condición de campeón de invierno: cuando LaLiga alcanzó su ecuador, en la jornada 19 (y por lo tanto, todos los equipos habían jugado contra todos), el Barça era líder, con 40 puntos. El campeonato de invierno, por consiguiente, se convertiría ‘de facto’ en el campeonato de verano, en caso de que la propuesta del Barça prosperase.

Se trata, en todo caso, de una primera intención del club azulgrana, que a buen seguro encontraría una férrea oposición en el Real Madrid, el otro gran aspirante al título y curiosamente, líder de LaLiga una semana antes de que el campeonato tuviese que suspenderse por el coronavirus.

Sin precedentes

No existen precedentes y por lo tanto, no hay jurisprudencia en la historia del fútbol profesional español. LaLiga, que se puso en marcha en febrero de 1929 con diez equipos, nunca tuvo que detenerse a medio camino. Solo se detuvo entre 1936 y 1939 debido a la Guerra Civil.

En los reglamentos de la RFEF y de LaLiga no se contempla la posibilidad de que el campeonato deba detenerse de manera tan abrupta, aunque el reglamento de la Federación incluye la posibilidad (artículo 188) de que el torneo quede suspendido “total o parcialmente en caso de fuerza mayor o circunstancias excepcionales”. Lo haría, como recoge el propio artículo, “en coordinación con la Liga Nacional de Fútbol Profesional, cuando así resulte legalmente oportuno”.

condenados a entenderse

Llegados a ese punto, Federación y Liga estarían condenadas a entenderse para determinar si existe un campeón (y en tal caso, qué equipo sería el ganador) o el torneo se declara desierto. Más en concreto, la decisión la tomaría una comisión integrada por los secretarios generales de Liga y RFEF, además de los jefes de competiciones de ambos organismos.

En caso de que no hubiese acuerdo (dadas las circunstancias y las pésimas relaciones entre Liga y Federación, un escenario muy plausible), el propio reglamento de la Federación otorga la decisión final al presidente de la RFEF: “en caso de desacuerdo, será el Presidente de la RFEF o el órgano en quien éste delegue, el que finalmente decida”, reza una de las disposiciones adicionales del reglamento de la Federación Española de Fútbol. Sería por lo tanto Luis Rubiales el encargado de decidir, en última instancia, si el Barça es el campeón de la Liga más atípica de la historia. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil