El Barça inicia ya su plan de choque con la plantilla

El club está abierto a cesiones, cartas de libertad, ventas o rebajas de sueldo para pactar salidas

El área deportiva deberá colocar a más de diez jugadores en el mercado para cuadrar cuentas

Así ha sido la llegada de los jugadores del Barça para la despedida de la temporada | FCB

Se viene un verano intenso para intentar rebajar el límite salarial de la primera plantilla como sea. El área deportiva ya tiene preparado un plan de choque que comenzará a negociar con los futbolistas esta misma semana para comenzar a llegar a acuerdos.

Es clave dar salidas para tener margen de maniobra a la hora de reforzar el equipo con garantías y el presidente, Joan Laporta, ya avisó que se había acabado un ciclo. Podrían salir entre diez a doce futbolistas en el mejor de los casos, aunque se encontrarán con muchísimas dificultades porque los contratos están firmados y blindados. Una batalla dura.

Muchas opciones de salida

El Barça está convencido de que podrá dar salida a cinco o seis jugadores a través de un traspaso. El dinero de estas operaciones será clave para reinvertirlo en forma de fichajes. Junior Firpo, Braithwaite, Aleñá e, incluso Dembélé, podrían entrar en este grupo junto al portero Neto. Son futbolistas que tienen mucho mercado y por los que se van a escuchar ofertas este verano. En el caso de Dembélé, todo está pendiente a la espera si acepta su renovación porque le queda solo un año de contrato.

El club blaugrana también se abrirá a ceder jugadores que no vayan a tener minutos y que tengan una ficha alta, como sería el caso de Pjanic. Otros futbolistas como Riqui Puig o Matheus Fernandes deberán seguir progresando fuera porque hay ofertas encima de la mesa. Umtiti también tiene las puertas abiertas para salir en la modalidad de préstamo si recibe alguna propuesta interesante.

Diálogo con las 'vacas sagradas'

El grupo más complicado será el de los jugadores ya más experimentados y con contratos largos tras las últimas renovaciones. El Barça quiere mantener un diálogo abierto con alguna de las llamadas ‘vacas sagradas’ para encontrar la mejor solución. Desde la carta de libertad en algún caso a negociar una rebaja salarial importante para que todo pueda ser viable. Todavía no se ha entrado en el punto definitivo negociador, pero en los próximos días la intención es contactar con todos los agentes de los interesados para comenzar a hablar de las soluciones. 

Queda todo el verano por delante, pero el área deportiva quiere encarrilar ya algunas operaciones para dibujar el proyecto deportivo de la próxima temporada. La lista de bajas está muy clara y el objetivo de sacarlos a todos es muy ambicioso aunque se ven con capacidad para resolver esta situación.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil