Bolsas para bicicletas: guía para saber cuál elegir

¿Cansado de llevar los bolsillos del maillot llenos? Si eres de los que te gusta salir en bicicleta con las herramientas y los recambios básicos – algo que debería ser casi obligatorio por si ocurre cualquier percance menor – o eres aficionado al bikepacking, las bolsas para bicicletas serán tu mejores aliadas.

A continuación, repasaremos los tipos de bolsas para bicicletas más habituales que podemos en el mercado para poder escoger aquella que mejor se adapte a tus características y pretensiones. 

Ademas, también daremos algunos consejos y recomendaciones para tener más información a la hora de decantarse por una o por otras.

Tipos de bolsas para bicicletas

En general, podemos dividir las bolsas para bicicletas en cinco grandes tipos: las bolsas para el sillín, las que colocamos en el manillar, las bolsas para el cuadro, las que se adaptan al tubo superior y, finalmente, otros tipos de bolsas menos usuales en el día a día y más pensadas para el bikepacking como pueden ser las bolsas de la horquilla o las que van debajo del tubo inferior.

Bolsas para sillín

Como su nombre indica, las bolsas para sillín son las que colocamos en la parte inferior y posterior del sillín de nuestra bicicleta. 

En función del tipo de salida que vayamos a hacer, tenemos distintas opciones. Si estamos pensando en una bolsa para las salidas de nuestro día a día, ésta será de dimensiones reducidas y en la que van a caber las herramientas más básicas más una cámara de repuesto. 

En este caso, las que están pensadas para el ciclismo de carretera son algo más aerodinámicas y muy pequeñas, mientras que las de MTB, pueden ser algo más grandes.

 

En cambio, si lo que queremos es una bolsa para sillín pensada para el bikepacking, tenemos opciones que pueden superar los 5L de capacidad. Sirven para almacenar todo tipo de cosas que necesitemos para pasar unos días fuera: ropa, neceser, toalla, chanclas… vendrían a ser como una mochila. Al ser mayores, también son más caras.

Por norma general, las bolsas para sillón se fijan en los raíles del mismo y en la tija.

Bolsa para sillín pequeña – Foto: R.Masoner

Bolsas para manillar

Seguimos con este repaso con las bolsas para manillar. De nuevo, en función de nuestras necesidades y del tipo de ciclismo que vayamos a practicar, las dimensiones de la bolsa serán unas u otras.

En los últimos meses, las bolsas para manillar más pequeñas se han popularizado entre los cicloturistas aficionados a la carretera porque permiten llevar lo justo y necesario, y tenerlo al alcance de la mano. Además, los diseños también han ayudado a que no desentonen con la bicicleta de turno. Vendría a ser como un pequeño maletín cilíndrico. 

Si hablamos de bikepacking, la cosa cambia. La bolsa de manillar acostumbra a ser aquella donde podemos llevar una carga voluminosa como puede ser el saco de dormir o una pequeña tienda de campaña. 

Hay dos tipos de bolsas para manilla en función de cómo se ajustan a la bicicleta: las de rollo y las de arnés. Las primeras permiten enrollarse, mientras que las segundas suelen ser más rígidas y llevan correas y velcros para atarse al manillar.

Bolsas para el cuadro

Las bolsas para el cuadro son las que se encajan dentro del triangulo del mismo. Es importante saber la talla del cuadro y el espacio que tenemos para saber qué bolsa se va a adaptar mejor. 

Hay bolsas de todos los tamaños, bolsas universales, otras pensadas para bicicletas en concreto.  Solo hay que saber las características de nuestra bicicleta, teniendo en cuenta también los portabidones y los bidones, que ocupan un espacio importante. 

En este sentido, hay que vigilar también cómo sujetamos este tipo de bolsas porque en el cuadro encontramos el cableado de los frenos y del cambio. Es importante que no los presione ni los interfiera porque de lo contrario, tendremos problemas con la transmisión y el frenado.

Las bolsas para el cuadro son menos habituales para las salidas de cada fin de semana con la bicicleta de carretera, por ejemplo. Tampoco en el Mountain Bike, sobre todo, desde que llegaron las dobles suspensiones. 

Habitualmente, las bolsas para el cuadro se reservan para los objetos más pesados como herramientas, piezas de cambio, bomba, alguna botella adicional… ya que es la que mejor ayuda a mantener el equilibrio de la bicicleta. 

Bicicleta equipada con bolsas pensadas para el bikepacking – Foto: P.Hendry

Bolsas para el tubo superior

Las bolsas para el tubo superior tienen diferentes tamaños, pero acostumbran a ser reducidas. Son las de más fácil acceso y en ellas se recomienda guardar los objetos que necesitamos de forma más recurrente, como podría ser el teléfono móvil o algunos geles o barritas.

Las podemos sujetar en la parte superior del cuadro, ya sea en la parte frontal cerca de la potencia o en la parte posterior, cerca de la tija. Esto ya va a gusto del consumidor.

Son bolsas que podemos usar para todo tipo de ciclismo ya que su tamaño reducido funciona bien en cualquier tipo de bicicleta.

Bolsa para el tubo superior – Foto: V.Bystrov

 

Otras alternativas de bolsas

Finalmente, existen otros tipos de bolsas más allá de las que hemos repasado. En este punto, incluiríamos las bolsas que podemos situar en la horquilla de nuestra bicicleta o las que van debajo del tubo inferior.

Son bolsas menos habituales y muy específicas, sobre todo, para viajes de autosuficiencia o bikepacking largos. Son añadidos que nos permitirán cargar la bicicleta con más accesorios, como un bidón extra o una bolsa extra.

Aquí también podríamos incluir las más que populares alforjas, pero este ya sería otro tema que trataremos más adelante. 

Consejos y recomendaciones para elegir

Una vez hemos repasado los distintos tipos de bolsas para bicicletas, acabaremos este artículo recordando algunos de los consejos y recomendaciones para saber cuál elegir.

  • El tipo de ciclismo que practiquemos
  • El uso que le vayamos a dar a la bolsa
  • La ruta que hagamos: duración y distancia del recorrido
  • Las características de tu bicicleta
  • El presupuesto que tengas
  • El estilo y el diseño
Comparte
Publicado por
BICIO

Artículos recientes

La increíble historia de Pello Bilbao: de una bicicleta de 120 € a ganar al campeón del mundo

En un ciclismo español tan huérfano de victorias como el actual, la de Pello Bilbao…

7 abril 2022

Pello Bilbao sorprende al sprint a Alaphilippe y se da un homenaje en Amurrio

El español Pello Bilbao (Bahrain Victorious), se ha impuesto en la tercera etapa de la…

6 abril 2022

Egan Bernal alcanza su peso ideal…. lesionado!

La relación peso potencia hace que cada vez veamos a los ciclistas más delgados y…

6 abril 2022

España puede tener un duelo Van der Poel-Van Aert-Pidcock en ciclocross

En la entrevista que hicimos en BICIO a Pascual Momparler, seleccionador nacional de ciclismo, ya…

6 abril 2022

Laguía y su infarto: “Cuando acababa el Tour tenía el colesterol por las nubes”

Su recuerdo se asocia al Gran Premio de la Montaña y a la nostalgia de…

6 abril 2022

El divertido despiste de Enric Mas en La Vuelta al País Vasco

Los que vimos la primera etapa de la Vuelta al País Vasco 2022 nos pudimos…

5 abril 2022