Marc Gasol: "Mi sueldo en Girona será el mínimo"

El pívot liderará el club que fundó después de triunfar en la NBA

"La situación del equipo (siete derrotas seguidas que llevaron a la destitución del entrenador Carles Marco) ha precipitado este paso mío", aseguró en una entrevista al 'Diari de Girona'

Marc Gasol, preparado para su debut
Marc Gasol, preparado para su debut | MARC MARTI FONT

Tatiana Pérez, Jordi Roura Girona

El pívot Marc Gasol, que cumplirá 37 años en enero, ha precipitado su regreso a Fontajau, donde triunfó entre 2006 y 2008, antes del salto a la NBA. Ahora liderará el club que fundó. Y lo hará percibiendo lo mínimo exigido por la categoría. Así lo ha asegurado en la entrevista al 'Diari de Girona'.

"Cobraré lo mínimo exigido por la Liga, supongo. Un contrato laboral tendrá que hacerse, y no sé cuál es el sueldo mínimo que tienes que poner, eso no me preocupa", indicó. Sobre el proyecto que ahora iniciará como jugador, el de Sant Boi apuntó que "sé que antes de retirarme quería volver a jugar aquí en Girona y así lo haré. Esto siempre lo he tenido claro. El futuro es cada vez más incierto para todos. Por eso ahora quiero disfrutar del día a día, era algo que quería volver a sentir, y cuando he tenido ocasión de hacerlo, lo he hecho".

- Si tenía tan claro que quería seguir jugando, y que Girona era la opción, ¿por qué ha tardado tanto?

Porque tenía que trabajar una serie de cosas, sobre todo físicamente. Después de tantos años en el nivel que he estado, se provoca un desgaste físico y necesitaba tener unas garantías para volver a jugar. Resuelto esto, entendía que el entorno donde era posible desarrollar mi carrera y seguir creciendo estaba aquí en Girona.

- ¿Viene por seis meses, por más temporadas, para retirarse...?

Todo esto no lo sé. Sé que antes de retirarme quería volver a jugar aquí en Girona y así lo haré. Esto siempre lo he tenido claro. El futuro es cada vez más incierto para todos. Por eso ahora quiero disfrutar del día a día, era algo que quería volver a sentir, y cuando he tenido ocasión de hacerlo, lo he hecho.

- Jugó en el Akasvayu Girona en la liga ACB entre 2006 y 2008. Luego se fue a la NBA 13 años. Como ha mantenido intacto su idilio con la ciudad?

Creo que cuando encontramos la fórmula para iniciar el proyecto del Bàsquet Girona en 2014, este vínculo se solidifica aún más. Era la forma de canalizar ese cariño que siempre he tenido por Girona. De forma inicialmente modesta y contenida, con cinco equipos de base, que era algo que para empezar podíamos asumir y hacer bien.

Nos fuimos poniendo retos, fuimos sumando personas, también hemos ido dejando otras por el camino que han sido muy importantes... Siempre lo que hemos querido es que el club esté por encima de cualquier persona, incluso de mí. Y ahora ya estamos en la LEB Oro.

- ¿El impacto de su fichaje se ha traducido ya en un aumento de socios, patrocinadores...?

Sí, hay interés, claro, y sabemos que tendrá un impacto inmediato, pero no se busca esto como prioridad. La prioridad era poner en hechos esas palabras mías durante tantos años, de dar este paso, de volver a jugar en Girona. La situación del equipo (siete derrotas seguidas que llevaron a la destitución del entrenador Carles Marco) ha precipitado este paso mío, no tenía pensado hacerlo todavía, porque todavía me falta subir algún peldaño más a nivel físico. Ahora bien, creo que era el momento de hacerlo.

- ¿Cómo lo llevará esto de ser el presidente y recibir órdenes de un técnico (Jordi Sargatal) en la pista?

Es difícil diferenciarlo desde fuera, pero yo cuando estoy en la pista estoy como jugador. Soy muy exigente conmigo mismo y con mis compañeros, pero allí soy sólo jugador. Incluso en los momentos previos y posteriores. Allí no tengo el cargo institucional. Soy un jugador, eso sí, muy exigente. Marc Gasol juega con el Girona y todo es muy romántico y bonito, pero también hay una exigencia interna muy grande.

- ¿Por qué en Barcelona cuesta tanto entender su renuncia al Barça, para jugar en Girona en la LEB Oro?

Yo no lo he vivido como una renuncia al Barça, sino como una apuesta mía por mi proyecto personal y vital. Si yo fuera cocinero y tuviera un restaurante, sería lo más normal del mundo que cocinara en mi restaurante. Esto quizás en el mundo del deporte cuesta más entender. Éste es también mi proyecto empresarial. Quiero demostrar que no tiene por qué ser raro que detrás de un proyecto deportivo, haya uno empresarial.

- ¿Cómo se lo explicaría a alguien que no conoce a Girona su romance con la ciudad?

Lo explicaría como siempre he hecho, con toda transparencia: Girona me acogió en un momento mío tanto personal como profesional muy complicado. Un cambio de mucha inseguridad que me dio estabilidad emocional. Con este recuerdo al final de aquella etapa en el Akasvayu, el Bàsquet Girona está formado así, cuando vamos a fichar a jugadores buscamos perfiles como éste, teniendo en mente la importancia de dar oportunidades a la gente joven.

- ¿Cuánto le cuesta anualmente mantener el club? ¿Será cada vez más autosuficiente?

Cada vez la dependencia del Bàsquet Girona hacia mí es menor, y eso es positivo. El club va dando pasos para ser autosostenible y crecer. Cada año hacemos cosas nuevas, abrimos nuevos caminos y vías de negocio. Tengo el equipo en constante activación, dándole siempre una vuelta más a las cosas y yendo más allá de lo que se hace normalmente. Desde 2014 siempre hemos crecido en algo. Tenemos 20 equipos de base, ahora con niños y niñas, hemos hecho el equipo 3x3, y ya estoy pensando más cosas. Queremos un club transversal. ¿Proyectos de futuro? Son muy grandes, y aunque me gustaría contárselos, sólo puedo asegurarles que lo siguiente que vendrá es muy chulo y es una de las cosas que más ilusión me hará. A principios de año podremos anunciar algo.

- ¿Tendrá un sueldo como jugador, o lo hará gratis?

No sé, lo mínimo exigido por la Liga supongo. Un contrato laboral tendrá que hacerse, y no sé cuál es el sueldo mínimo que tienes que poner, eso no me preocupa.

- ¿En algún momento ha existido la posibilidad de que jugaran juntos en Girona Marc y Pau Gasol?

Juntos no. La opción de Pau surgió el año pasado, cuando él me dijo «escucha a Marc, estoy en este punto de la recuperación, ¿cómo lo ves, cómo lo vería el equipo?». Yo lo veía bien, obviamente, y le habríamos dado todas las facilidades. Lo bueno de jugar en Girona era que sólo hay un partido a la semana y te da tiempo a descansar y recuperarte bien después del esfuerzo. Al final el Barça también le dio esa opción y le encajó más por su ritmo de vida.

- El salto a la liga ACB… para cuando?

Ahora mismo la ACB para mí no es una prioridad. Hay cosas mucho más importantes que el éxito deportivo. Es una rama más, obviamente necesaria, porque atrae a la gente, y más que un objetivo lo veo como una consecuencia. Si unimos al equipo, que juegue y se lo pase bien, si reenganchamos a la gente que vuelva a llenar Fontajau y nos venga a animar, estaremos más cerca.

- ¿Habría imaginado alguna vez estar 13 años en la NBA? ¿Qué se siente siendo una estrella de la mejor liga del mundo?

No lo imaginaba cuando empecé el trayecto. Al principio iba a probarlo y al final funcionó. Ha sido muy especial. He vivido experiencias únicas con compañeros únicos.

- En Girona compiten Marc Gasol, Laia Palau (Uni Girona) y Cristhian Stuani (Girona FC). Tres leyendas.

Sí (ríe). Y muchas más cosas, por suerte, culturales, gastronómicas... En Girona vamos sobrados. Cuando alguien tiene un vínculo con Girona éste es real y muy potente. Es especial.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil