El ciclismo de larga distancia. ¿Salud o temeridad?

Publicidad

El boom de la larga distancia sigue apretando con fuerza al mundo del ciclismo y lo que antes prácticamente solo veía en el triatlón o en los ultra trails ahora también se ve en el universo de las dos ruedas.

Las brevets  hace muchísimos años que existen y lo de recorrer 200, 300 o 400km en bicicleta no es nada nuevo.

Lo que sí es bastante nuevo son la gran cantidad de eventos organizados que aparecen últimamente alrededor de la larga distancia.

Publicidad

El calendario para los verdaderos fondistas está cada vez más nutrido y muchos organizadores son los que optan por incorporar dentro del propio evento una prueba de gran resistencia.

La demanda no deja de crecer y es que cada vez son más los ciclistas que se sienten enormemente atraídos por la larga distancia. Un formato en el que se mezclan la dureza física y mental y en la que el objetivo de superarse a uno mismo es el gran atractivo deportivo.

Además, personajes como Lachlan Morton, más famoso por sus aventuras en el ultra fondo que por su categoría de ciclista profesional, no hacen sino reforzar esta modalidad que en ocasiones puede llegar a ser realmente peligrosa.

Publicidad
Lachlan Morton (EF) es un gran fan de los retos de larga distancia

Una cuestión de conciencia y respeto

Cada uno hace con su vida lo que le apetece, pero esto no significa que al menos sea bueno tomar conciencia de los riesgos que supone enfrentarse a según qué tipo de retos deportivos.

La ultra distancia tiene algo que engancha. Un servidor ha realizado pruebas como la Pirinexus Challenge o diferentes rutas en formato Bikepacking, y os puedo asegurar que pocas veces he sufrido/disfrutado tanto encima de la bicicleta.

El tema importante está en la preparación y en la valoración objetiva de los retos.

El cuerpo es una máquina casi perfecta y cuando lo trabajamos y encima tenemos la fortaleza mental somos casi imparables.

Publicidad

Digo lo de casi, porque siempre aparecen factores externos que no controlamos, y de ello debemos ser plenamente conscientes.

Lo importante no es el número. Lo importante no es hacer 200, 300 o 1000km. Lo importante es sentirse realizado a nivel personal y sentir que con trabajo duro y un enorme sacrificio has conseguido tu ansiado objetivo.

Con esto me refiero a que los practicantes del ciclismo de ultra distancia corren el riesgo de caer en un círculo vicioso que puede resultar tremendamente perjudicial tanto para la salud física como mental.

A menudo pensamos que, si el vecino se ha enfrentado a una ruta de 300 km y nosotros nos quedamos en 150, hemos fracasado.

Este es el pensamiento de la mayoría de ciclistas. Y es que nuestra mente siempre tiende a compararse y a pedirnos un poco más. Este es el gran error que debemos evitar a toda costa.

Cada uno tiene unas determinadas condiciones físicas, lleva un ritmo de vida diferente y el tiempo para entrenar que tiene tu vecino seguramente no es el tuyo.

Ser consciente de ello es fundamental para tener claro que, para ti, 150 kilómetros serán un reto mayúsculo y que por lo tanto debes valorarlo como tal.

Evita cualquier comparación y gratifica todos y cada uno de tus esfuerzos. En este sentido también es muy importante que empieces planteándote un objetivo ambicioso pero realista.

El reto te tiene que motivar, tiene que ser difícil, pero también tiene que ser relativamente factible.

Evidentemente uno de los grandes encantos de la larga distancia está en la incertidumbre de saber si serás capaz o no de conseguir el objetivo. Si fuera tan fácil, probablemente no te motivaría.

Con todo esto solo quiero transmitir la idea de que no debemos valorarnos por el número de kilómetros, por el desnivel, ni por el número de etapas. Cada uno tiene su propio reto y aquí está el secreto de la larga distancia.

Querer hacer más de la cuenta solo pondrá en riesgo nuestra salud física y mental. Empieza por algo acorde a tus condiciones y si lo consigues, sientes que vas mejorando y te notas motivado, busca progresivamente objetivos de mayor dificultad.

La preparación tiene que ser tanto física como mental

Equípate y prepárate a conciencia

Lo primero que debes hacer es tener respeto a tu objetivo. Te enfrentas a algo gordo y a algo que nunca antes habías experimentado. Esto significa que debes ir perfectamente preparado.

A nivel físico es evidente que no puedes entrenar pruebas de 300km o 400km. Puedes y debes trabajar el fondo físico, pero en pruebas de larga distancia no puedes estar haciendo continuamente pruebas o simulaciones. Tanto por una razón de tiempo, como por una razón de desgaste físico.

Toma conocimiento de que te enfrentas a una prueba de larga distancia y que por lo tanto tus entrenamientos deben estar centrados en el volumen y no en la intensidad.

Por otro lado, es importante que también trabajes el tema mental. Aunque parezca mentira el cerebro también se entrena y en pruebas de este tipo la mente es tan o más importante que el propio cuerpo.

Pasarás por malos momentos, por ratos en los que te plantearás dejarlo y si tu mente no sigue luchando es muy probable que termines abandonando.

El día del evento es interesante que arranques con energía, pero con la tranquilidad de que lo importante de todo esto no es como empieza sino como termina.

Para superar los malos momentos puedes animarte con música o con pequeñas recompensas en forma de comida o de dulces. Te aseguro que una buena playlist hace maravillas en según qué momentos.

No te olvides tampoco de hidratarte correctamente y de darle a tu cuerpo la suficiente gasolina como para seguir avanzando. Si llega la temida pájara y te quedas sin combustible probablemente la situación ya no tendrá vuelta atrás.

Pase lo que pase no te olvides de disfrutar, de entregarte en cada pedalada y de pelear por algo que tú mismo decidiste empezar. Recuerda que nadie te obliga y que, en el peor de los casos, abandonar puede resultar ser el mayor de los aprendizajes.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Aleix Serra
Publicidad

Artículos recientes

Los corchos del champán juegan una mala pasada al Giro

Hoy le ha tocado recibir a Biniam Girmay (Intermarché-Wanty-Gobert Matériaux), pero el otro día fue…

17 mayo 2022

Mikel Landa y el año menos pensado

Los landistas hemos salvado sin mayores incidentes la primera semana de carrera en el Giro…

17 mayo 2022

“El ciclismo no puede amargarte la vida”

Javier Mauleón tenía cualidades de líder. Pero su cabeza no le dejó serlo y aprendió…

17 mayo 2022

¿Peso pluma? Descubre el equipo más pesado del Giro de Italia

Cuando nos figuramos el prototipo de ciclista profesional, nos imaginamos alguien muy delgado, de una…

16 mayo 2022

Entrenamiento para aumentar piernas en bicicleta: intervalos con los que verás resultados

Aumentar volumen en las piernas para bicicleta debería ser uno de tus principales si quieres…

15 mayo 2022

El toque de atención de Eder Sarabia al Trek Segafredo

"Me gustaría que el Trek valorase más la maglia y más ambición por defender el…

15 mayo 2022