Sport.es Menú

El Barça vuelve a perder los papeles ante el Málaga

Juanmi fue el héroe del Málaga en el Camp Nou
Juanmi fue el héroe del Málaga en el Camp Nou | sport

Como sucedió en la primera vuelta, el Málaga vuelve a poner en alerta al Barça en el peor momento. La derrota ante el conjunto andaluz (0-1) rompiendo una racha de once triunfos no solo distancia de nuevo a los blaugrana del Real Madrid en la liga. Además transmite cierta sensación de impotencia antes de viajar a Manchester, por mucho que el fiasco se deba a un gol fruto de un error defensivo y que el Málaga volviera a hacer el partido perfecto.

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

FC BARCELONA

0-1

MÁLAGA CF

FC BARCELONA

Bravo; Alves (Mascherano, 73'), Piqué, Mathieu, J. Alba; Busquets, Rafinha (Rakitic, 62'), Iniesta (c) (Pedro, 67'); Messi, Luis Suárez y Neymar.

MÁLAGA CF

Kameni; Rosales, Weligton (c), Angeleri, Miguel Torres; Darder, Recio; Samuel (Boka, 83'), Juanmi (Juanpi, 49'), Horta (Duda, 78') y S. Castillejo.

GOL

0-1, Min. 7. Juanmi. Kameni sirve en largo, Alves se equivoca en la cesión a Bravo y habilita a Juanmi para que drible al meta blugrana y lo supere.

ÁRBITRO

Juan Martínez Muniera (Comité Valenciano). Auxiliado en las bandas por Juan Carlos Yuste Jiménez (C. Valenciano) y David Canales Cerdá (C. Madrileño). Cuarto árbitro, Rubén Jiménez González (C. Las Palmas). Mostró tarjetas amarillas a Rafinha (11') por una entrada sobre Juanmi; a Weligton (48') por derribar a Luis Suárez; a Recio (62') por agarrar a Messi; a Piqué (79') por un supuesto codazo sobre Samuel; a Neymar (86') por una patada a Darder. Para Jordi Alba )90') por protestar y a Duda (90') por perder el tiempo.

INCIDENCIAS

Camp Nou, 78.276 espectadores. Los integrantes de la Penya Almogàvers retrasaron su entrada  a la grada del Gol Sud para mostrar su queja contra las medidas de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) contra ellos por unos cánticos contra Cristiano Ronaldo en el Barça-Levante.

ROTACIONES

Luis Enrique no engaña cuando asegura que las rotaciones forman parte de su manera de gestionar los equipos y realmente las utiliza para matizar sus onces.

Frente al Málaga introdujo dos cambios, pero muy significativos. Mathieu dio descanso a Mascherano y Rafinha a Rakitic. Teniendo en cuenta que también está en la partida Xavi Hernández, las opciones que se abren de cara al duelo contra el Manchester City (más centímtros en defensa, más músculo en el eje del campo o más toque...) son numerosas para 'Lucho' manejando apenas quince piezas.

Este sábado, el Barça recibía a un Málaga que le había resultado muy incómodo en la primera vuelta, provocando el primer tropiezo del curso (0-0). Sin duda, eso hizo que el técnico asturiano le diera una vuelta al once sin olvidar el choque de la Champions; así lo había explicado en la previa. Sin embargo, los blaugrana volvieron a sufrir para afrontar al Málaga una vez más.

Por su parte, Javi Gracia recurrió a una fórmula clásica: En ausencia de Amrabat, prescindió de Javi Guerra e incorporó a un defensa como Miguel Torres para que secara a Leo Messi; aprovechó la velocidad y habilidad de sus jugadores para explotar las contadas contras; y se dedicó a cerrar todos los espacios para desconectar a la tripleta del Barça del resto del equipo y ceder las bandas; como en La Rosaleda. Le funcionó a la perfección durante los primeros 45 minutos.

DESPISTE DE ALVES

Respecto a ese duelo de La Rosaleda, el Barça está mucho más rodado y presentaba novedades significativas, en especial la incorporación de Luis Suárez. Aún así, un despiste defensivo complicó las cosas pues a los 7 minutos Dani Alves no calculó bien su cesión ante un saque largo de Kameni y dejó en franquicia el esférico para que Juanmi, apareciendo desde la mediapunta driblara al portero blaugrana y pusiera el 0-1 en el marcador. 

El Barça intentó la reacción inmediata, con Iniesta y Rafinha al cargo de la creación. Kameni (8') se adelantó a Luis Suárez cuando iba a rematar un pase de Jordi Alba y Rafinha (9') tuvo una oportunidad excelente a la salida de un córner pero su remate lo sacó bajo los palos Weligton cuando se cantaba el empate.

A partir de ahí, continuó el monólogo blaugrana mientras el Málaga intentaba interrumpir su juego presionando arriba la salida de balón antes de replegarse. El Barça dominó y mucho, pero sin generar ocasiones claras durante muchos minutos. Un centro de Neymar al segundo palo para Messi que Torres desvió a córner (21'), otro balón alto enviado por el propio Leo para Piqué (26') quien remató de espuela al exterior de la red, un lanzamiento de falta directa del argenbtino por encima del larguero...

APARECE BRAVO

Por contra, el Málaga estuvo a punto de conseguir el segundo cuando Samuel Castillejo y Darder armaron una jugada que Horta remató con un potente chut; Bravo salvó el segundo desviando a córner (32'). 

El Barça respondería con un juego un tanto lento y espeso cuando debía atacar en estático y centrando balones que ni Iniesta (38') ni Neymar (39') fueron capaces de rematar de cabeza con acierto.

No encontró el equipo la manera de abrir el dispositivo defensivo malaguista y se fue a los vestuarios con la sensación de que se estaban retrasando en cumplir con los deberes antes de ponerse a pensar en el Manchester City.

El Málaga pensaba continuar de la misma manera en el segundo tiempo, pero Javi Gracia se vio con el problema de la lesión de Juanmi, su jugador clave en la media punta; tuvo que sustituirlo con Juanpi. El Barça intentó desbaratar el orden malaguista situando a Luis Suárez en la derecha y a Messi en el eje y aumentó su presión.

El primer cuarto de hora del segundo tiempo fue de sufrimiento del Barça, viviendo al límite por los contragolpes del Málaga que por fortuna no encontraron la portería, y por la angustia de sentir que el Real Madrid se podía escapar de nuevo en la clasificación.

ENTRA RAKITIC

Luis Enrique se decidió a incorporar a Rakitic por Rafinha y a Pedro por Iniesta para reactivar el mediocampo y coser la zona ancha blaugrana que estaba desgarrada por las contras del Málaga. El Barça había perdido un tanto de gas, sin duda frustrado por las dificultades que le generaba el entramado defensivo del conjunto andaluz que apenas le permitió probar el disoparo de manera franca.

Todavía le dio otra vuelta al equipo Luis Enrique Martínez y retiró a Dani Alves e incorporó a Mascherano para dibujar un 3-4-3 en el último cuarto de hora.

Consciente de que la liga se volvía a complicar, el Camp Nou enloqueció con dos decisiones del árbitro: primero un inexistente fuera de juego de Luis Suárez tras un gran pase de Messi, y después una caída de Neymar cerca de la frontal del área. Y casi sufre un infarto colectivo cuando Pedro disparó al exterior de la red tras un excelente pase en profundidad de Neymar (83').

El Barça acabó el partido desquiciado, protestando continuamente, con malos modos de Neymar o Jordi Alba y, una vez más, con mala suerte. Luis Suárez y Piqué tuvieron el empate en el descuento pero Kameni anuló las dos acciones.

Ahora el Barça deberá rehacerse en dos días del tropiezo y ofrecer la versión de las últimas semanas para encarrilar los octavos de final frente al Manchester City. Que un error puntual condicionara todo el encuentro no es un buen asunto, más aún contra un rival mediano como el Málaga. Pero la Champions es la Champions. O debería serlo... 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil