¿Cómo prevenir y curar el dolor de culo en el ciclismo? Las molestias más habituales con el sillín de tu bicicleta

Los que practicamos ciclismo sabemos que pocas situaciones resultan más incómodas que la de padecer molestias en el trasero a causa del sillín de la bicicleta.

Es muy habitual que los recién iniciados pasen por esa fase en la que el dolor de culo se convierte en un compañero más del entrenamiento diario.

El cuerpo necesita de cierto tiempo para acostumbrarse y lo que nadie puede pretender es que con un par de días toda la musculatura del cuerpo esté de nuevo al 100%.

El culo es esa parte del cuerpo que sigue siendo tremendamente delicada y vulnerable para los ciclistas y es que nadie está excepto de sufrir dolor en el trasero.

Se trata de un dolor que como veremos más adelante puede aparecer por muchos factores pero que en algunos casos es perfectamente evitable si llevamos un buen control de determinados aspectos preventivos.

En la mayoría de ocasiones el dolor aparece fruto de la incesante rozadura del sillín. Pasamos largas jornadas encima de la bicicleta y aunque inicialmente resulte inapreciable constantemente estamos generando una fricción continua entre el sillín, el culotte y nuestra piel.

Si esto se sostiene a lo largo del tiempo pueden aparecer otras molestias como los forúnculos, las irritaciones, las llagas e incluso las infecciones en el folículo piloso. En este último caso provocado también en gran parte por la sudoración y la falta de transpirabilidad.

Si no se soluciona y se sigue forzando al cuerpo, el dolor de culo puede ser peor que un resfriado mal curado. Hay que poner cartas en el asunto cuanto antes y evitar así que el problema se agrave.

Un buen sillín y un buen culotte son claves a la hora de evitar rozaduras

¿Cómo prevenir el dolor de culo en bicicleta?

Llega el momento de hablar acerca de la prevención. ¿Cómo se puede prevenir el dolor de culo o las rozaduras con el sillín? Pues a continuación repaso algunos de los puntos más interesantes a tener en cuenta.

Elige un buen sillín

El sillín es una de las partes más importantes y personales de la bicicleta. Se trata del punto de apoyo directo entre cuerpo y máquina por lo que tiene una trascendencia clave tanto a la hora de sentirnos cómodos como de ofrecernos protección ante posibles llagas o irritaciones.

Por mucho que leas según qué cosas, debes tener claro que es imposible que alguien te recomiende el sillín ideal. Básicamente porque este no existe.

Como decía anteriormente, se trata de un tema tremendamente personal y lo que a uno le funciona a otros seguramente no.

Evidentemente hay marcas más asentadas que otras y que gracias a su gran equipo de investigación y desarrollo han logrado comercializar productos de gran calidad. Este sería el caso por ejemplo de los sillines Specialized, los sillines Selle de Italia, los sillines Prologo o los sillines Fabric. Todos ellos ofrecen sillines para ciclismo de una enorme calidad.

Lleva un culotte de calidad

Si en esto del ciclismo una prenda de ropa es verdaderamente importante, esta es sin lugar a dudas el culotte.

Llevar un culotte adecuado puede marcar la diferencia entre sufrir un dolor tremendo en el trasero y superar largas jornadas encima de la bicicleta sin ningún tipo de molestia.

El tejido del culotte es importante. Busca un culotte que transpire y que tenga un material elástico y reconfortante, pero ante todo fíjate especialmente en la badana.

La parte del acolchado es la que se encarga de minimizar las vibraciones, de absorber el sudo o de dar transpirabilidad a tus partes más íntimas.

Lo dicho. Busca un culotte de calidad entre las mejores marcas de ropa para ciclismo.

El tema del sillín es algo muy personal

Mejora la postura

Ajustar la altura del sillín es muy importante. De esta forma garantizamos una eficiencia en el pedaleo, pero también nos cubrimos en salud en cuanto a las posibles molestias en el trasero.

Encárgate también de elegir un buen punto de retroceso y de que toda la bicicleta esté colocada acorde a tus características biomecánicas. El manillar o la potencia también son otros puntos a tener en cuenta a la hora de encontrar una postura correcta y que no resulte lesiva.

Algunos se encaprichan en llevar una postura demasiado “racing” simplemente pensando en un tema de rendimiento y de eficiencia aerodinámica, obviando por completo que a largo plazo lo realmente importante es la comodidad.

Úntate con cremas y/o vaselina

Si dos ex ciclistas profesionales tan laureados como Alberto Contador e Ivan Basso decidieron involucrarse en el desarrollo de Bend 36,  una empresa de cremas y geles para culottes, badanas y todo tipo de uso deportivo, será por algún motivo.

Un profesional sabe lo duro que es pasar tantas horas encima del sillín y es consciente de que mantener hidratada la piel del culo es muy importante para evitar complicaciones en la zona. Especialmente en la temporada de verano que es dónde se acostumbra a acumular más sudor.

Además, en estos temas más vale prevenir que curar,  así que te recomiendo que al menos te des un pequeño paseo por Amazon y sus ofertas en cremas para badana.  Las denominadas Chamoise Cream son un verdadero salva vidas.

¿Cómo curar las rozaduras con el sillín?

Por mucho que conozcamos las estrategias más interesantes a la hora de prevenir el dolor de culo, a veces resulta inevitable caer en las redes de esta gran molestia.

Si eres de los que está padeciendo dolor de culo o tienes rozaduras probablemente ya te habrás dado cuenta de que lo peor que puedes hacer es pasarlas por alto.

Tal y como comentaba al inicio de la publicación es muy importante tomar consciencia de la situación y tener claro que en estos temas el peor de los tratamientos son las prisas.

Casi con total seguridad deberás dejar la bicicleta por unos días, pero mentalízate de que esto es claramente una inversión a medio/largo plazo.

Si no haces caso en la fase inicial y sigues pedaleando, el dolor se intensificará y en caso de infección es probable que esta se termine extendiendo.

Soy consciente de que a todos los ciclistas nos cuesta parar unos días y que levantar el pie del acelerador nos resulta más complicado que meternos entre pecho y espalda 4 series de más.

El descanso es indispensable para curar las rozaduras con el sillín, pero también puede resultarte de gran ayuda la aplicación de cremas hidratantes en la zona afectada.

No tiene por qué ser ninguna en especial. Cualquiera crema que hidrate y repare la piel puede resultar de utilidad. Incluso puedes optar por hacerte con una crema corporal con Aloe Vera.

Eso sí, asegúrate de que no tienes ninguna infección y que la zona está perfectamente limpia. En caso de no ser así la aplicación de la crema no es recomendable hasta que se solucione el problema.

Lleva también una buena higiene de tus partes más íntimas ya que el sudor y los pelos no son precisamente unos buenos compañeros de viaje en este camino.

 

Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

Chris Froome y el Tour de Francia. ¿Sueño o posibilidad real?

Han pasado cinco años desde que Chris Froome levantara su último Tour de Francia, de…

22 abril 2022

El ciclismo de larga distancia. ¿Salud o temeridad?

El boom de la larga distancia sigue apretando con fuerza al mundo del ciclismo y…

22 abril 2022

El ciclista con el que no nos portamos bien

Eric Caritoux es hoy un agricultor de 61 años que en 1984 le ganó la…

22 abril 2022

Categoría de ciclismo de montaña y tipos de MTB

Los tipos de ciclismo de montaña componen un mundo amplio, cada uno con sus peculiaridades.…

21 abril 2022

Así es la bicicleta de Cortina para la París Roubaix

La Paris Roubaix es probablemente la carrera más especial de toda la temporada ciclista. La…

21 abril 2022

¿Sabes cuántas bicicletas se venden en España de cada modalidad?

Las cifras que ha hecho públicas la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (AMBE)…

20 abril 2022