Los estratosféricos calcetines de 1000 euros que varios ciclistas estrenaron en el mundial

Publicidad

El mundial de Wollongong 2022 sirvió para ver la exhibición de Remco Evenepoel pero también para ver una de las curiosidades más grandes del año en cuanto a material ciclista se refiere.

En concreto hablamos de los calcetines que Michael Matthews y otros ciclistas llevaron en el mundial.

Hablamos de los calcetines de la marca Sockeloen. 

Publicidad

Una marca de altísima gama que ha fabricado calcetines para atletas como Mathieu Van der Poel o el propio Michael Matthews.

Pues bien, en su catalogo, tienen entre muchos otros productos, los que ellos denominan los calcetines más rápidos del mundo. Rápidos o no lo que está claro es que son muy caros. Nada más y nada menos que 1000 euros el par de calcetines. 

Una cifra impagable para la mayoria de mortales pero que ha llevado a algunos profesionales a utilizarlos en la cita mundialista.

Publicidad

La pregunta del millón llega cuando nos preguntamos. ¿Qué tienen de especial estos calcetines que llevan a corredores a renunciar a los calcetines del equipo para lucir estos que se identifican con el talón dorado?

Pues bien, Los FSOTP de Sockeloen son calcetines aerodinámicos personalizados hechos a medida que combinan con el pie del ciclista junto con la longitud y el diámetro de su pantorrilla para garantizar el ajuste perfecto. Los calcetines cuentan con tejidos y texturas aerodinámicamente optimizados y probados en túneles de viento, y se dice que son tan rápidos como sugiere su nombre.

Sockeloen afirma que es esta combinación de “ajuste perfecto”, “materiales perfectos” y servicio de consultoría lo que diferencia a los FSOTP de todos los demás calcetines aerodinámicos actualmente en el mercado.

Sockeloen, que ya ofrecía calcetines de ciclismo de estilo y precio más tradicionales, se propuso a principios de este año desarrollar los calcetines aerodinámicos más rápidos del mundo. Los especialistas en calcetines colaboraron con otros especialistas aerodinámicos holandeses, Speeco y la Universidad Tecnológica de Eindhoven para desarrollar y probar en túnel de viento más de 10 variaciones de los FSOTP.

Publicidad

“El calcetín más rápido a 60 km/h será diferente al calcetín más rápido a 54 km/h, mientras que otro calcetín funcionará mejor a 46 km/h”. Como tal, Sockeloen varía tanto el material como la superficie texturizada en cada uno de sus tres calcetines más rápidos para cumplir con los requisitos aerodinámicos de diferentes rangos de velocidad.

Maximizar la longitud de los calcetines dentro de las reglas de la UCI también es clave para el ajuste perfecto y las ventajas aerodinámicas.

La marca afirma que pueden agregar diseños de logotipos de equipos o hacerlo todo en blanco, según sus preferencias.

El mundo cambia, y algo tan tradicional como los calcetines también lo hace. Pero hoy nos preguntamos. ¿Vale la pena pagar 1000 euros por unos calcetines? 

Publicidad
Comparte
Publicado por
Aleix Serra
Publicidad