Remco Evenepoel. La consagración de un genio

Publicidad

Deslumbrante. Así podríamos definir la soberbia actuación de Remco Evenepoel en el mundial de Wollongong 2022.

El talentoso ciclista belga del equipo Quick Step Alpha Vinyl se llevó el oro en una prueba que estuvo marcada por el gran número de alternativas de los outsiders iniciales a la victoria. En ese mar revuelto, Remco supo nadar como nadie y en una tremenda exhibición, que será recordada durante mucho tiempo, se llevó el oro para certificar que está entre los mejores ciclistas del mundo.

En una temporada de consagración en la que se ha llevado un monumento (Lieja Bastogne Lieja), una gran vuelta (La Vuelta a España) y el mundial Remco Evenepoel no hace sino certificar lo que venia apuntando en categorías inferiores. Como dice Javier Ares, es un Pitbull, con un hambre voraz, capaz de devorar triunfos y rivales a todo trapo.

Publicidad

Lo cierto es que será complicado igualar una temporada de estas características, en la que ha volado literalmente sobre el asfalto, pero del niño maravilla se puede esperar cualquier cosa. Lo primero, que no le afecte la maldición del arcoíris y lo segundo que sea capaz de lucirlo y de brillar con él en las mejores carreras del mundo.

Ahora es todo nuevo en casa de Evenepoel. Por primera vez, dudamos que sea la última, lucirá el maillot arcoíris que le acredita como campeón del mundo. La presión aumentará tanto por parte de unos incansables e insaciables aficionados como por parte de la prensa y los patrocinadores. De Remco Evenepoel se espera lo máximo y todo lo que no sea tocar el cielo, será considerado un fracaso.

Es aquí donde Remco Evenepoel tiene que volver a mostrar su mejor versión y dejar claro que el apodo del nuevo caníbal es más que merecido.

Publicidad

2023 se presume como un año apasionante. Remco Evenepoel llegará en su mejor versión y en frente tendrá a unos Pogacar, Roglic, Vingegaard, Bernal y compañia con ganas de demostrar que ellos son los verdaderos reyes de la pista.

Nadie conoce el techo de Remco Evenepoel. Es imposible. Lo que está claro, y gracias a dios que lo está, es que Evenepoel está totalmente recuperado de su tremendo accidente en el Giro de Lombardía.

Es cierto que no lo hemos visto en acción en los grandes puertos alpinos o dolomíticos y que la cosa allí puede ser ligeramente diferente. Está por ver como responde a los puertos más largos y a la altitud de un Galibier, un Stelvio o un Izoard.

Lo que también parece claro es que tiene una condición innata para dominar la disciplina contrarreloj y que con el permiso de Pogacar parece de todos los grandes el mejor situado a la hora de coordinar la especialidad.

Publicidad

En definitiva, todo parece muy favorable para que definitivamente Remco termine marcando una época, pero nadie debería hacer volar pájaros antes de tiempo.

De momento ya tiene el ansiado arcoíris. Seguiremos informando de las evoluciones de este fenómeno del ciclismo mundial.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Aleix Serra
Publicidad