De ganar carreras en Zwift a disputar la Vuelta a España

Varios son los debutantes en esta Vuelta a España de 2021 y hoy me quiero centrar en la particular historia de uno de ellos.

Jay Vine, ciclista del Alpecin Fenix, hace su estreno en una gran vuelta y es que, a sus 25 años, apenas afronta su segundo curso como ciclista profesional.

La oportunidad de dar el salto al profesionalismo le llegó algo más tarde de lo habitual y es que su carrera deportiva no ha sido para nada un camino de rosas. Tuvo que trabajar muy duro y en su caso la oportunidad le llegó después de proclamarse vencedor de la Zwift Racing Academy 2020.

Una competición que se desarrolló durante el año pasado bajo una normativa concreta y dentro de la conocida plataforma virtual Zwift.

Todo empezó el curso pasado cuando fruto de la pandemia el australiano se tuvo que quedar en su país sin poder competir internacionalmente. Su sueño de llegar a ser profesional parecía tambalearse, pero la vida y el rodillo le brindaron una última oportunidad.

En la segunda parte del año se centró plenamente en la academia y en las competiciones virtuales organizadas por Zwift. Sus números eran realmente buenos y eso le valió un contrato profesional de un año con el equipo Alpecin Fenix.

El equipo de Mathieu Van der Poel fichaba a un ciclista de rodillo, pero Vine rápidamente demostró una excelente adaptación a la ruta y aunque no ha competido mucho, en la Vuelta a Turquía a punto estuvo de ganar la etapa reina y de llevarse la clasificación general final. Solo lo superó el español del Delko, José Manuel Díaz Gallego.

Recientemente en la Vuelta a Burgos volvió a dar muestras de su excelente calidad. Terminó en quinta posición la etapa reina llegando a aventajar incluso al mismísimo Mikel Landa.

Jay Vine es un excelente escalador y al igual que su compañero Tobias Bayer, ya lo apunté como uno de las posibles revelaciones para La Vuelta a España.

Afincado en Girona, es otro ciclista que cuelga todas sus actividades en Strava y este mismo año le vimos destrozar el KOM de la subida a Rocacorba. Una de las ascensiones favoritas de todos los profesionales afincados en la zona y que el australiano fue capaz de subir en menos de 27 minutos. Normal que fundiera el KOM si tenemos en cuenta que subió a una excepcional media de 451 vatios.

Tal vez en su día algunos llegaron a pensar que tenía el rodillo modificado, pero rápidamente se demostró que lo suyo era 100% real y que su condición física era la de un ciclista profesional.

Jay Vine destrozaba el KOM de Rocacorba a más de 450 vatios de potencia media.
Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

Las lesiones más habituales en el ciclismo

Mucho me temo que algo de lo que viene a continuación te resultará familiar. De…

31 agosto 2021

“Me he quedado sin frenos”. Los discos reabren la polémica en La Vuelta a España.

El equipo de Bicio - Sport hemos afrontado en reiteradas ocasiones el debate entre los…

30 agosto 2021

¿Quiénes son los ciclistas con más seguidores en Instagram?

La popularidad en las redes sociales es a menudo un reflejo de la influencia mediática…

28 agosto 2021

Consejos para aprender a rodar en grupo

El hecho de que muchas personas se inicien en el mundo del ciclismo una vez…

27 agosto 2021

Consejos ciclistas para superar el verano

Los meses calurosos son con mucha diferencia los mejores para salir en bicicleta. El día…

26 agosto 2021

El esquiador que debuta en La Vuelta con apenas 4 meses como profesional

Si hace unos días os traía la historia de Jay Vine, el ciclista que se…

25 agosto 2021