¿Qué pasa si camino con peso? Los beneficios de hacer Rucking

Publicidad

Al igual que los legionarios romanos tenían que confiar en su físico y sus habilidades para sobrevivir, los soldados de hoy en día también se entrenan para recorrer hasta 50 kilómetros a pie con armas o pesadas mochilas mientras llevan un equipo de protección.

De ahí nace la palabra “rucking”, que proviene de “rucksack”, palabra que se refiere a las mochilas que utiliza el ejército estadounidense.

El rucking es un método de entrenamiento que consiste en llevar un gran peso a la espalda, normalmente en forma de mochila llena de sacos de arena u otros objetos pesados.

Publicidad

¿Qué pasa si camino con peso?

Caminar es una forma de ejercicio simple y eficaz que tiene muchos beneficios para el cuerpo. Uno de estos beneficios es que ayuda a tonificar los músculos y a mejorar la postura.

Los beneficios de cargar peso mientras caminamos, ya sea con una mochila o con otro tipo de lastres, por ejemplo en los tobillos, son similares a los de otras formas de cardio, como correr o ir en bici. El rucking puede ayudar a mejorar la condición física cardiovascular, aumentar la fuerza muscular y quemar calorías.

Además, el rucking es una actividad de bajo impacto aunque la carga del peso puede tensar las articulaciones del tobillo y los músculos de las piernas o la espalda, lo que podría aumentar el riesgo de lesiones. La diferencia clave entre el rucking y otras formas de cardio es la cantidad de peso que se lleva. El peso añadido hace que el rucking sea un entrenamiento más desafiante, lo que conduce a mayores ganancias en relación a caminar enérgicamente.

Publicidad

Por otro lado el rucking puede realizarse casi en cualquier lugar, lo que lo convierte en un ejercicio conveniente para las personas ocupadas. Además de sus beneficios físicos, el rucking también tiene beneficios mentales, puede ayudar a despejar la mente, aliviar el estrés y descubrir el entorno.

El rucking también puede ser una actividad social, ya que a menudo se realiza en grupo.

Tanto si quieres mejorar tu salud física como tu bienestar mental, vale la pena considerar el rucking. Sin embargo, es importante empezar lentamente y aumentar gradualmente la cantidad de peso que se lleva. Añadir demasiado peso con demasiada rapidez puede provocar lesiones como distensiones o esguinces.

Cómo hacer una mochila con peso

Dejamos algunos consejos sobre cómo hacer una mochila con peso:

Publicidad

-Empieza por encontrar una mochila que te resulte cómoda de llevar. Debe tener correas que sean ajustables para que puedas personalizar el ajuste.

-Llena la mochila con objetos densos y que no se desplacen, como libros de texto o alimentos enlatados. Es importante que el peso se distribuya uniformemente para que no se pierda el equilibrio. No querrás que el contenido de la mochila se desplace y resulte incómodo.

-Considera la posibilidad de añadir una capa extra de acolchado en la bolsa. Esto ayudará a proteger tu espalda y tus hombros del peso adicional.

-Cose o cierra con velcro cualquier abertura de la mochila para que el peso se mantenga en su sitio.

-Prueba la mochila antes de utilizarla durante largos periodos de tiempo. Asegúrate de que es cómoda de llevar y de que no te causa ningún dolor o molestia.

 

Publicidad
Comparte
Publicado por
Ángel Rubio
Publicidad