El ciclista que sancionaron por mirar el móvil en plena etapa del Tour

Si hace unos días os hablaba del desafortunado caso de la familia Rumsas y de la alocada vida de Ricardo Ricco, hoy en #historiasdelpelotón toca hablar de otro genio y figura.

Corría el año 2014, más concretamente la octava etapa del Tour de Francia de esa misma temporada, cuando un ilustre del pelotón era cazado por el mediático fotógrafo Graham Watson con las manos en la masa en uno de los actos más surrealistas que se han visto en el seno del pelotón ciclista.

Luca Paolini, que por entonces corría en el equipo Katusha de Purito Rodríguez y era considerado uno de los ciclistas más habilidosos y listos del gran grupo, decidía que ante el impase que vivía la etapa y con la fuga de la jornada ya consolidada, había llegado el momento de sacar de su bolsillo trasero el teléfono móvil.

Un gesto totalmente inusual pero que el italiano realizó con total tranquilidad.

Se fue a cola de pelotón, aprovecho el parón y empezó a interactuar y a responder mensajes con el smartphone como si fuera lo más normal del mundo.

Evidentemente dicho gesto dejó atónitos no solo a directores y a toda la caravana de la carrera sino también al mencionado fotógrafo que no dudo ni un segundo en inmortalizar el momento.

Nada más finalizar la etapa la fotografía empezó a viralizar y Paolini empezó a darse cuenta de la que había liado.

Los jueces no daban crédito a lo acontecido. ¿Cómo es posible que a un profesional se le ocurra sacar el teléfono en medio de la etapa? ¿En qué estaba pensando?

Ante una circunstancia tan surrealista los jueces del Tour de Francia no sabían que decisión tomar y tuvieron que echar mano y repasar el extenso reglamento de competición para encontrar en el artículo 2.2.024 de la UCI un epígrafe que sancionaba esta conducta.

Afortunadamente para Paolini la sanción se quedó en una multa económica y en un tiempo extra que no supuso ningún problema para un ciclista que no disputaba la clasificación general.

Paolini pidió disculpas públicamente pocas horas después, pero el hecho será siempre recordado como una de las escenas más surrealistas de la historia del ciclismo.

Un recuerdo más a la dilatada carrera deportiva de un ciclista divertido, listo y sumamente pícaro. Unas cualidades que le valieron para ganar una etapa en el Giro de Italia, vestir la Maglia Rosa de líder e incluso ganar una de las carreras más duras climatológicamente de la historia. La Gent Wevelgem de 2015. Una auténtica guerra contra el viento en un vendaval memorable que hizo estragos en el pelotón. (echa un ojo a este video)

Apenas un año después Luca Paolini fue sancionado por la UCI después de su positivo por cocaína.

Comparte
Publicado por
Aleix Serra

Artículos recientes

ASICS Gel Kayano 28

Analizamos ASICS Gel Kayano 28, un modelo de entrenamiento diario o intensivo y enfocado a…

28 julio 2021

McLaughlin y la revolución del 400 vallas femenino

Sydney McLaughlin nació un año antes de la disputa de los Juegos celebrados en la…

27 julio 2021

El olímpico británico Harry Coppel se parte dos dientes entrenando para Tokio

Infortunio para un miembro del equipo olímpico británico. Un contratiempo que, eso sí, no le…

26 julio 2021

Kilian Jornet desvela su calendario de carreras para este 2021

El mejor corredor de montaña de la historia está con ganas y motivación. Y esa…

26 julio 2021

Este es Fernando Carro: “Si lo doy todo en Tokio, lío una gorda que te mueres”

"Ojalá pueda darlo", remarca Carro, a los 29 años, en un año que ha sido…

26 julio 2021

La revolución de los 400 metros vallas (I): Warholm vs. Benjamin

El noruego Karsten Warholm (28-2-96) y el estadounidense Rai Benjamin (27-7-97) deberían protagonizar en los…

23 julio 2021