Líquido tubeless: cuándo y cómo cambiarlo

¿Eres de los que ya ha dado el paso y te has pasado al tubeless? Entonces, este artículo te interesará. A continuación te explicamos cuándo y cómo se debe cambiar el líquido tubeless de las ruedas de tu bicicleta ya sea de Mountain Bike o también de carretera.

Antes de entrar en materia, conviene recordar que el tubeless no es más que un sistema que permite almacenar el aire de las ruedas de la bicicleta gracias a un líquido sellante. Es decir, este líquido sustituye a la cámara tradicional y en caso de pinchar se encarga de reparar la avería sellando el agujero que se haya podido ocasionar.

Es importante destacar que no todas las ruedas están preparadas para el tubeless. Se requiere de una llanta concreta y de un neumático pensado para ello. Te recomendamos este artículo sobre el eterno debate entre el tubeless y la cámara.

En este sentido, el sistema de tubeless está muy extendido en el mundo del MTB y cada vez son más los ciclistas que se decantan por ello tanto a nivel profesional como recreativo. En el ciclismo de carretera aún no es tan habitual, aunque también es una tendencia al alza.

Llegados a este punto, es momento de responder a dos preguntas clave: ¿cuándo y cómo cambiar el líquido tubeless?

Cuándo cambiar el líquido tubeless

El líquido tubeless, como todo en esta vida, se va gastando con su uso y debe cambiarse de forma recurrente. De no ser así, no cumplirá su función y no será eficiente de cara a los pinchazos que podamos sufrir.

Con el paso de los días, es habitual que el líquido se seque y se solidifique. Por ello, es importante cambiarlo periódicamente. Lo ideal es añadir líquido a las ruedas cada 2 o 3 meses, pero todo dependerá del uso que le demos a nuestra bicicleta, del fabricante, del tipo de rueda…

En este sentido, si estamos muchas semanas sin utilizar la bicicleta y el líquido tubeless permanece inmóvil dentro de la cubierta, es muy probable que se acabe secando. Por ello, tendremos que añadir líquido con más frecuencia

Así mismo, en épocas de más calor, como en verano, también tiende a secarse de forma más rápida porque se evapora parte del porcentaje de agua que contiene, por lo que hay que prestarle más atención.

Es importante revisar periódicamente el estado de nuestros neumáticos y del líquido.

Cómo cambiar el líquido tubeless

Hay dos formas para cambiar o reponer el líquido de este sistema en las ruedas de nuestra bicicleta: la principal diferencia reside en si despegaremos la cubierta o no.

También es importantes conocer las cantidades genéricas de reposición de líquido tubeless. De media, son unos 80ml pero puede variar. Es recomendable conocer las características de cada fabricante.

    • MTB de 26” – Unos 60-80ml.
    • MTB de 27,5” – Unos 80-100ml.
    • MTB de 29” – Unos 90-120ml.
    • Carretera – Unos 40-60ml.

Cambiar o añadir líquido a través de la válvula

Para realizar este proceso, necesitarás un kit de tubeless que puedes encontrar en cualquier tienda de ciclismo o por internet.

  1. Deshinchar por completo la rueda y colocar la parte de la válvula en la parte inferior.
  2. Sacar el obús de la válvula con la llave específica que viene en todo kit de tubeless. Es la parte que se puede desmontar de la válvula.
  3. Introducir la sonda de plástico en la válvula y juntarla con la jeringuilla.
  4. Extraer el líquido de hay dentro de la rueda con la jeringuilla.
  5. Comprobar cuánto líquido hay gracias a las medias de la jeringuilla.
  6. Añadir el líquido que falte en la jeringuilla si usamos la misma marca de líquido. Si queremos sustituir todo el líquido, lo sacamos todo y llenamos la jeringuilla con la medida adecuada.
  7. Una vez el líquido está dentro, volver a colocar el obús correctamente con la llave.
  8. Hinchar la rueda con una bomba de pie hasta que talonen los flancos.
  9. Hacer rodar la rueda para que el líquido se expanda por todas partes.

Cambiar el líquido retirando el neumático

  1. Deshinchar por completo la rueda.
  2. Con la ayuda de unos desmontables, sacar la cubierta.
  3. Limpiar la cubierta. Sacar todos los restos de líquido que queden.
  4. Poner la cubierta solo por un lado.
  5. Añadir la cantidad de líquido nuevo necesaria dentro de la cubierta.
  6. Cerrar la cubierta bien por todas las partes.
  7. Talonar correctamente la rueda. Lo más aconsejable es un compresor de aire porque necesitamos mucha presión de golpe. Como alternativa, se puede hacer con una mancha específica que permita recargar un gran volumen de aire y cargarlo de golpe.
  8. Hacer rodar la rueda para que el líquido se expanda por todas partes.

Ahora que ya sabes cuándo y cómo cambiar el líquido tubeless, ya no tienes excusa para tener tus ruedas de bicicleta a punto.

Comparte
Publicado por
BICIO

Artículos recientes

La verdadera marea naranja. La pasión por el Euksaltel Euskadi

Naranja más ciclismo igual a Strava. ¡Error! La verdadera marea naranja del ciclismo es la…

11 marzo 2022

La bicicleta ideal. Lo que te interesa saber

Hay muchas bicicletas en el mundo con una cantidad infame de modalidades, marcas, modelos y…

10 marzo 2022

La Volta a Catalunya: etapas, perfiles y recorrido

La Volta a Catalunya ha presentado las etapas, los perfiles y el recorrido completo de…

10 marzo 2022

Jumbo Visma consigue su segundo triplete en la Paris Niza

La actuación del equipo Jumbo Visma en la prestigiosa Paris Niza está siendo espectacular. El…

9 marzo 2022

Un ciclista bate el récord del Everesting: 114 horas y más de 40.000m de desnivel

Se llama Nima Javaheri y estableció el nuevo récord del Everesting en 40.088 metros de…

9 marzo 2022

¿Por qué Filippo Ganna lleva tantas bicicletas de recambio?

Filippo Ganna sumaba el pasado lunes la victoria numero 17 en contrarreloj. Nada nuevo teniendo…

9 marzo 2022