La constante sangría del Movistar Team

Publicidad

Con el futuro de la primera división en el aire, las redes sociales y gran parte del público siguen criticando duramente la gestión del equipo Movistar. Una gestión deportiva, que, al margen de cualquier opinión, es evidente que les ha llevado a estar en una situación más precaria de lo esperado.

El peligro del descenso es una realidad con la que habrá que convivir esta parte final de la temporada y es que los resultados no han acompañado en los tres últimos años de la estructura española.

Unos resultados que llegan condicionados en gran parte por una política de fichajes cuanto menos curiosa, y es que como desmenuzaremos a continuación, las cosas hace tiempo que se vienen haciendo de una forma cuanto menos cuestionable.

Publicidad

Es cierto, y nadie tiene la culpa de ello, que Movistar ha tenido que lidiar con los grandes presupuestos que manejan otros equipos. De no ser asi, seguro que habrían podido retener mucho más talento del que históricamente han conseguido retener.

La sangría de corredores ha sido una realidad desde que ya hace más de una década se iniciase, de la mano de un nuevo patrocinador, un ilusionante proyecto deportivo.

Resulta evidente que las grandes fortunas y las grandes estructuras como Sky, actualmente Ineos, han ayudado a mermar una plantilla que de no ser por las cuestiones económicas estaría, a día de hoy, todavía entre las mejores del mundo.

Publicidad

Como podremos comprobar a continuación, de haber podido retener sus corredores, Movistar habría tenido y seguiría teniendo uno de los mejores equipos del mundo. Una estructura capaz de tutearse con los Ineos o los Jumbo Visma.

2017 y 2019 los dos años más negros

Desde su creación en 2011 la estructura telefónica siempre ha optado por la continuidad de sus deportistas. El bloque siempre ha estado por encima del individuo y con el claro referente de Alejandro Valverde se ha ido construyendo un equipo competitivo temporada tras temporada.

La primera gran pérdida histórica del equipo fue la de Vasil Kiryenka quien, a finales de 2012, durante el segundo año del equipo, se fue Sky. Allí se consagraría como uno de los mejores gregarios del mundo y conseguiría ser campeón del mundo de contrarreloj. El bieloruso era un excelente corredor de equipo, un hombre entregado para la causa y de haber renovado, Movistar habría podido contar con uno de sus pilares fundamentales durante más años. Los mejores años del corredor se los llevaron los británicos.

La fuga de talento fue bastante controlada hasta 2016, año en el que no se consiguió renovar a un Ion Izagirre que se fue a Bahrain. Un año más tarde, y en lo que sería la primera gran ruptura del equipo, su hermano, Gorka, junto a otros compañeros también tomarían caminos diferentes a los del Movistar.

Publicidad

En 2017 el equipo “perdió” a Gorka Izagirre (Bahrain) a los hermanos José y Jesús Herrada que se fueron a Cofidis y a un gregario como la copa de un pino.

La pérdida de las familias Izagirre y Herrada junto a la marcha de Jonathan Castroviejo supuso un varapalo muy duro de superar.

La perdida de los hermanos Izagirre y Herrada fue clave. Foto: Movistar Team

Castro también ha dado sus mejores años como ciclista en el equipo británico. Tal es asi que grandes ganadores como Chris Froome, Geraint Thomas, Richard Carapaz o Egan Bernal, pueden dar gracias a Castroviejo por su ejemplar entrega.

En 2018, por aquello de los contratos de dos años la perdida también fue moderada, hasta que en 2019 llegó otro tremendo varapalo. Seguramente el peor de todos.

A finales de 2019, el equipo Movistar veía como perdia a un super gregario como Andrey Amador y a tres grandes líderes para el presente pero sobre todo para el futuro. Mikel Landa ponía rumbo a Bahrain, Nairo Quintana daba por finalizado su sueño amarillo y se marchaba a Arkea y finalmente el flamante ganador del Giro de Italia, el ecuatoriano Richard Carapaz decidia fichar por Ineos.

Una vez más la gran estructura británica le “robaba” a Movistar su mejor juguete. La historia se ha ido repitiendo una y otra vez.

Cierto es también, que el ambiente dentro del equipo tampoco ha ayudado a retener a ciertos corredores. Mikel Landa, Marc Soler y especialmente Miguel Ángel López salieron del equipo por la puerta de atrás.

En definitiva, como hemos podido ver, en esta sangría del Movistar Team se han sumado varios temas. Por un lado, la llegada de potentes estructuras con un potencial económico superior al suyo y por el otro el ambiente enrarecido de la plantilla junto al staff.

Es evidente que el primero de los factores no se puede controlar, el segundo, pese a tratar con personas, sí.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Aleix Serra
Publicidad

Artículos recientes

5 errores del “experto” en ciclismo

En todas las grupetas hay el entendido de turno, el que todo lo sabe y…

9 septiembre 2022

¿God Save The Movistar? La carambola tras la muerte de la reina Isabel II

La muerte de la reina Isabel II de Inglaterra también ha tenido consecuencias directas en…

9 septiembre 2022

El premio más merecido de Rigoberto Urán

Con su victoria en la etapa 17 de La Vuelta a España 2022, Rigoberto Urán…

8 septiembre 2022

La Vuelta de los abandonos sonados: más de 40 con Roglic y Alaphilippe al frente

“Desgraciadamente, Primoz Roglic no tomará la salida en la etapa 17 como consecuencia de la…

7 septiembre 2022

¿Por qué es bueno el ciclocross para el ciclismo de carretera?

Suerte hemos tenido de la generación de los Wout Van Aert, Mathieu Van der Poel…

7 septiembre 2022

El despertar de Juan Ayuso y Carlos Rodríguez

La Vuelta a España 2022 está siendo una de las más bonitas de los últimos…

6 septiembre 2022