Categories: NoticiasOpinión

Alex Aramburu: una capa de yeso para una pared que se cae

Publicidad

Su victoria en el Tour de Lemousin no sólo ha calmado las cosas en Movistar, sino que nos recuerda que el ciclismo español aún tiene ciclistas para aspirar a lo más difícil. Y Alex Aranburu es uno de ellos.

 

En un año tan difícil para Movistar tampoco hay que exagerar. No todo son penas. Alex Aramburu (1995) ha devuelto la sonrisa con su victoria en el Tour de Lemousin, que quizá ha sido algo más que una victoria. Ha sido como una capa de yeso para una pared amenazada con caerse.

También ha demostrado que hay vida en Movistar después de Alejandro Valverde (ahora que su final está a la vuelta de la esquina) y en esa oleada de pesimismo, su victoria ha tenido un valor anímico bestial (más allá de contribuir a evitar el descenso de categoría).

Publicidad

Fue Álex Aranburu uno de los fichajes estrella de la temporada. Y no ha sido un año fácil para él porque el Covid lo ha retrasado todo. Pero ha llegado a tiempo de aprobar el examen y hasta de presentar sus credenciales para el Mundial.

En una época tan difícil, no sólo Movistar necesita a Aranburu. También el ciclismo español, que no es feliz. Y Aranburu es uno de los ciclistas que puede recuperar la felicidad en cualquier momento (lo acaba de volver a demostrar).

Cumplirá 27 años el 19 de septiembre. Una edad ideal para un  ciclista que nunca deja indiferente a nadie y al que tarde o temprano nos imaginamos luchando por un Mundial en la última recta o ganando una Milán-San Remo (ha sido dos veces séptimo).

Publicidad

Su hermano pequeño Mikel es copiloto de rallies y él es un ciclista que se defiende en todos los terrenos y que tiene la cabeza en su sitio. Sus declaraciones son el mejor abogado de sí mismo.

-Desde muy joven escuchar ‘este viene bueno’. Pero luego cuesta que todo salga -explica Álex Aranburu, un joven de Ezkio que por ahora ha conseguido hacer frente a las expectativas.

Nos ofrece la confianza necesaria para saber esperar porque él sabe esperar. En realidad, se ha preparado para esperar.

-Siempre he escuchado hablar muy bien de mí. Pero por si acaso me saqué un Grado Superior de Mantenimiento. Porque de lo que se habla a lo que luego termina pasando va una diferencia. Es difícil que todo salga como esperas.

Publicidad

Pero, de momento, una de las cosas que nos está demostrando Alex Aranburu es que todo lleva su tiempo y que las cosas van saliendo poco a poco. Quizá la receta que necesita Movistar para volver a levantar el vuelo de una vez por todas.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Alfredo Varona
Publicidad