Categories: CicloturismoNoticias

10 años de aventuras bajo cero en el Circulo Polar Ártico

La mítica Rovaniemi 150 evoluciona tras 10 años de historia en la que se ha diversificado en modalidades y distancias.

Comenzó en 2012 siendo un evento en el que tomaron la salida 14 deportistas en dos modalidades (fatbike y trail) y una distancia (150 km). En 2019, antes de que la pandemia por COVID-19 impusiera un duro handicap, entre otros, a la realización de pruebas deportivas, ya estaban consolidadas las tres carreras de 66, 150 y 300 kilómetros, y era posible completarlas tanto en fatbike, a pie o ski. 128 deportistas tomaron salida en esa edición.

Rovaniemi 150 pasa a ser The Arctic Circle Winter Races

Rovaniemi 150. Foto de Javier Guevara

La repercusión mediática que ha tenido la Rovaniemi 150 es proporcional a la magnitud del reto. La prueba se desarrolla en febrero todos los años, por lo que el clima y el terreno, recubierto por una densa capa de nieve, hacen que el avance sea lento. Los deportistas se ven expuestos durante más de 24 horas a una prueba de resistencia que da lugar a anécdotas e historias que han sido contadas a través de numerosos canales de comunicación.

Ya en 2012 la Rovaniemi 150 se hizo eco en distintas publicaciones y programas especializados. Era la primera vez que se celebraba en Europa una carrera similar a la Arrowhead en  Estados Unidos, o la Iditarod Trail Invitational en Alaska. Su creador, Alex Casanova, afincado en Finlandia, vio que éste era el lugar idóneo para replicar las condiciones de estas exigentes carreras de invierno.

A pesar de la escasez de este tipo de carreras, sólo 14 participantes se atrevieron a tomar la salida de esta primera edición. Naturalmente, este bajo número de participantes se debe a que no todo el mundo está preparado para una competición cómo esta. A pesar de la experiencia  y preparación de aquellos que se atrevieron a tomar la salida, sólo 3 consiguieron llegar a meta ese año, los tres en fatbike. Realizaron al prueba entorno a las 32 horas.

Este resultado, más que disuadir a otros corredores de participar en la prueba, hizo que fuera aumentando el número de participantes en los años siguientes. Debe ser el efecto llamada que tienen, para los amantes del peligro, la pruebas que han demostrado poner al límite a los más atrevidos. No obstante, no es una prueba especialmente multitudinaria. A pesar de que la participación ha ido subiendo cada año, especialmente después de instaurar tres distancias, nunca han sido más de 130 deportistas los que han tomado la salida.

Una aventura no recomendable si eres especialmente sensible al frío

La página advierte “las temperaturas pueden rondar o incluso bajar de los -30º”. La Rovaniemi 150, actual Artic Circle Winter Races, cuenta con una escueta lista de material obligatorio. Sin embargo, la lista de material que deberás llevar si quieres evitar la hipotermia es bastante extensa. Y no sólo eso, debes saber manejarte con los distintos materiales y complementos para acometer la ruta con garantías. Cualquier fallo que pueda hacer que el hielo o la nieve entre dentro de tu ropa puede tener graves consecuencias. El frío permite un margen de error mínimo.

En la página de Rovaniemi 150 puedes encontrar muchas recomendaciones para hacer frente al frío. Algunos mensajes disuasorios pretenden disuadir a aquellos que piensan aventurarse a competir sin experiencia en bajas temperaturas.

Material Obligatorio:


  • Saco de dormir (con una lista cerrada de los que están permitidos).
  • Colchoneta isotérmica.
  • Frontal con pilas suficientes y resistentes a bajas temperaturas.
  • Luz trasera intermitente roja.
  • Dos parches reflectantes.
  • Silbato
  • GPS
  • Casco para quienes compiten en fatbike

Material Recomendado:


  • Raquetas de nieve si participas a pié.
  • Sobrebotas impermeables.
  • Hornillo de gasolina blanca.
  • Calzado para temperaturas de 0º a -30º
  • Gorro
  • Máscara o tubular
  • Gafas de sol
  • Gafas de tormenta
  • Pantalones de forro polar o similar.
  • Chaqueta de forro polar.
  • Chaqueta de plumas
  • Chaqueta y pantalones anti-viento.
  • Manoplas para frío extremo.
  • Comida entre 5.000 y 7.000 calorías por día.
  • Cazuela.
  • Termo.
  • Cerillas o encendedor.
  • Crema Solar.
  • Cinta adhesiva.
  • Herramientas para reparar el equipo.

A pie es recomendable usar una pelka, pues llevar todo el peso en la espalada puede hacer imposible el avance en zonas donde la nieve está demasiado blanda. En bicicleta, optar por las cubiertas más anchas puede facilitar el avance al hundirse menos en la nieve.

El clima en febrero no es especialmente lluvioso, la carrera se puede complicar con cualquier variación. Además depende de las temperaturas y el estado de la nieve, los recorridos pueden ser más difíciles o rápidos. En cualquier caso, hay que estar preparado para que la carrera se pueda complicar más de la cuenta en cualquier momento. Por esto, y a pesar de que existen algunos refugios y avituallamientos, se insta a que los participantes vayan preparados para ser autosuficientes.

Un paisaje blanco de nieve y hielo.

Inicialmente, la Rovaniemi 150 contaba sólo con una distancia, con salida en el rio Kemijoki, en el centro de la ciudad de Rovaniemi. El recorrido de 150 km, y unos 1600 m de desnivel positivo, avanza por un paisaje blanco, a través de ríos y lagos congelados, carreteras de veranos cubiertas de nieve y algún bosque. Aunque el camino está marcado, es obligatorio llevar un GPS para llegar a los 9 puntos de control de obligado paso. Algunos de éstos tienen fuego, agua y tiendas de campaña.

Julián Amorrich

La distancia de 66 km, tiene unos 600 metros positivos acumulados y 5 puntos de control. Este año, en su última edición, la Rovaniemi 150 se celebró sólo en la distancia de 300 kilómetros, del 11 al 17 de febrero. Este recorrido consistió en dos secciones, que partían ambas desde el centro de Rovaniemi. Con un total de 31 puntos de control, muchos de ellos equipados con refugios (5) y fuego (7). Además, en los mapas, aparecen marcados otros refugios, aunque para acceder a ellos hay que salir de la ruta unos metros.

Si tu vehículo es la bicicleta, hay que valorar la posibilidad de que tengas que arrastrar la bici durante algunos kilómetros. Aunque la organización realiza un gran trabajo para abrir pistas y acondicionar caminos, en las zonas de bosque es más complicado y hay que lidiar con la nieve en su estado salvaje. Y en cualquier caso, andar con cuidado por donde se pisa, caer en agua helada puede hacer que la Rovaniemi 150 termine para ti.

Por último, hay que tener en cuenta las reducidas horas de luz en febrero, amanece sobre las 8 y a las 17 ya es de noche. Pero no todo es malo en el invierno del circulo polar, si tienes la suerte de que los días de competición el cielo esté despejado, puede que tu avance nocturno se de bajo la aurora boreal.

En definitiva,  Rovaniemi 150 (a partir de ahora The Arctic Circle Winter Races), es una experiencia que no muchos deportistas pueden contar. Sólo apto para aquellos que dominan el frío extremo.

 

Comparte
Publicado por
Lucía Funes

Artículos recientes

Ventajas e inconvenientes del entrenamiento por potencia

El entrenamiento por potencia es tendencia en estos momentos y es que la llegada de…

25 abril 2022

La mujer que hace mejor a Pogacar es una futura abogada

Urška Žigart es una ciclista eslovena que tiene dos años más que él. Compagina los estudios…

25 abril 2022

La cuarta edición de la Gran Fondo Lloret Costa Brava, todo un éxito

Gran jornada de ciclismo la que se ha vivido este domingo en la Costa Brava.…

24 abril 2022

Chris Froome y el Tour de Francia. ¿Sueño o posibilidad real?

Han pasado cinco años desde que Chris Froome levantara su último Tour de Francia, de…

22 abril 2022

El ciclismo de larga distancia. ¿Salud o temeridad?

El boom de la larga distancia sigue apretando con fuerza al mundo del ciclismo y…

22 abril 2022

El ciclista con el que no nos portamos bien

Eric Caritoux es hoy un agricultor de 61 años que en 1984 le ganó la…

22 abril 2022