“Wanders tiene un equipo en Kenia de 14 o 15 africanos a...

“Wanders tiene un equipo en Kenia de 14 o 15 africanos a los que se fulmina durante las sesiones”

Compartir
Wanders, rodeado de africanos en una carrera

Es uno de los nombres de moda en el mundo del atletismo. Un ‘rara avis’, un blanco en un entorno en el que el negro es tan predominante como superior. Julien Wanders es suizo, pero reside la mayor parte del año en Iten y se entrena como uno más en los ‘training camps’ rodeado de keniatas tan laureados como inalcanzables para la inmensa mayoría de los seres humanos de este planeta. Wanders renovó su Récord del Mundo de 10k en Valencia hace unos días con un tiempazo de 27:13, 19 segundos más rápido que hace algo más de un año en Suráfrica, donde logró la plusmarca con 27:32. Durante muchos tramos de la carrera sobre la ciudad del Turia se permitió el lujo de pensar en poder ganar, pero tuvo que desistir ante la barbaridad que logró Kipruto, nuevo plusmarquista mundial con 26:24.

Una vida ‘monacal’ en Kenia

Se da el caso de que el suizo es poseedor ya del Récord de Europa de medio maratón (59:13 en Emiratos Árabes hace menos de un año) y que no deja de crecer con su grupo de entrenamiento de Iten. Allí vive como cualquier otro atleta local, rodeado de austeridad y con una rutina ‘monacal’ de entrenamiento y descanso sin cesar. Hace unos meses charlamos en la Radio del Corredor con Jonathan Flores, director del 10k de Laredo (uno de los más rápidos y prestigiosos del mundo) y que compartió con Wanders en Kenia rutina durante un par de semanas.

“Es un chico que está entre los mejores atletas del mundo contando a los africanos. Fíjate, 59:13 en media maratón es una barbaridad. Lleva cinco años allí, desde los 18, pasa unos ocho meses al año en el centro de Iten, en Kenia, y hace una vida de africano. Quedé con él a alas 5:40 de la mañana en un furgón típico que caben 16, 17 personas, y fuimos a las pistas de tierra. Fui con todo su equipo. Él tiene un equipo de 14 o 15 africanos a los que se fulminó durante el entrenamiento. Luego el segundo entreno lo hace sobre las 16. Todo lo demás a descansar y a dormir, vida total africana”.

“Julien está muy por encima del resto de occidentales”

“Él está totalmente establecido. Además, en Iten, que no hay nada. Es una recta muy larga, con dos tascas, típicos comercios africanos y a las 9 de la noche se apaga todo y se acaba el día. Ha conseguido adaptarse y eso, unido a las condiciones brutales que tiene, pues los resultados están ahí”.

“Julien está muy por encima del resto de occidentales. Leí una entrevista hace poco que él con 18 años intentó venir a Kenia un mes o así y en vez de ganar perdió forma y lo pasó fatal. Se dio cuenta de que si se adaptaba, con tiempo y paciencia, sí podía notar los resultados. Y lleva cinco años. Mucha gente va allí y fracasa. Aguantar eso es muy difícil y luego estar todo el día sin distracciones de ningún tipo es lo complicado. Él podría vivir en un sitio lujoso, pero vive en una casa muy sencilla, sin comodidades ni lujos de ningún tipo. Quiere vivir como ellos y eso, en un tipo con posibilidades como él, no es ninguna broma”.

No te pierdas la entrevista que le hicimos hace unos meses en Kenia.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad