Categories: Noticias & Blog

“El querer ganar dinero rápido es lo que está haciendo que se dopen”

El problema con el dopaje continúa siendo la gran preocupación reinante en el mundo del atletismo. Cada año, cada mes, nuevos nombres se unen a la lista negra de la Athletics Integrity Unit. Y lo cierto es que buena parte de ellos provienen de países africanos, con Kenia y Etiopía en el TOP.

En ese contexto, la primera mujer etíope en lograr un oro olímpico (en Barcelona’92 en los 10.000 metros), Derartu Tulu, ha hecho referencia a ese fenómeno y a por qué tantos compatriotas suyos están apostando por las trampas, sobre todo en edades tan jóvenes. Etiopía es uno de los siete países que actualmente figuran como nación de categoría A por la UAI, lo que significa que se considera que tiene más riesgo de dopaje que otros.

Demasiado al alcance

Después de ser nombrada presidenta de la Federación Etíope de Atletismo el pasado mes de diciembre, Tulu considera restaurar la reputación del atletismo de su país su principal cometido. Según los informes de la World Athletics, las sustancias dopante son demasiado accesibles en Addis Abeba, la capital del país. Tras su inclusión en la lista de la categoría A, la EAF puso en marcha un importante programa de educación entre los jóvenes deportistas para advertirles de los peligros del dopaje.

“En nuestro tiempo, solíamos competir limpio”, dijo Tulu a The Daily Nation durante el reciente Campeonato Mundial de Atletismo Sub-20 en Nairobi. “El puro talento nos llevó a la victoria, y fue una competición sana, pero hoy el deseo de ganar dinero rápido empuja a los atletas a consumir drogas. Es por eso que ves a un atleta que le va bien por un corto tiempo antes de desaparecer después de unos años”.

La primera victoria olímpica de Tulu en Barcelona se convirtió en leyenda de los Juegos cuando venció a Elena Meyer en una carrera icónica en la primera aparición de Sudáfrica en los Juegos desde el fin del apartheid.

Comparte
Publicado por
LRDC