Test de Course Navette: El “test de los pitidos”

Publicidad

El Course Navette, o test de los pitidos, es una de las pruebas de resistencia cardiorrespiratoria más populares. Se trata de un ejercicio que permite evaluar la capacidad pulmonar de los deportistas que se usa en numerosas modalidades, tanto deportes de equipo como individuales.

Te explicamos con detalle en qué consiste el test de Navette, también llamado test de Leger o de Pi.

Qué es el course navette

El creador del test de Navette es el fisiólogo del ejercicio Luc Leger. Esta prueba se introdujo en el año 1988 en la Universidad de Montreal, en Canadá, y posteriormente fue modificada y perfeccionada por otros investigadores en la Universidad de Loughborough (Inglaterra).

Publicidad

La prueba de los pitidos sirve para comprobar cuál es la capacidad aeróbica máxima de un deportista, su VO2 max, estudiando el tiempo y la velocidad que necesita para finalizar el ejercicio. El test de curnave dura 21 minutos o bien el tiempo que sea capaz de aguantar la persona que se somete al mismo, ya que el ritmo y la velocidad van aumentando de manera progresiva en 0,5 km/h cada minuto.

Los deportistas comienzan el test a una velocidad de 8 km/h, un ritmo que se puede superar a paso rápido sin correr, pero finaliza a 20 km/h aproximadamente. No todas las personas consiguen acabar la prueba de los pitidos.

Los únicos requisitos imprescindibles para la realización de esta prueba son contar con un gimnasio, una sala o un espacio que tenga dimensiones suficientes como para montar una pista de 20 metros de longitud, la presencia de un megáfono o un equipo que amplifique el sonido, una cinta o un reproductor multimedia para cargar la pista con las señales auditivas, un cronómetro y un estado de salud mínimo que garantice que no hay problemas para realizar el test.

Publicidad

El ejercicio supone una fórmula muy sencilla de evaluar la potencia física aeróbica y sirve también para mejorar esa capacidad. Es utilizado por deportistas de élite y por numerosos profesores de Educación Física para comprobar el estado atlético de sus alumnos. En algunas oposiciones donde se miden estas destrezas es también muy popular.

¿Cómo se realiza esta prueba de resistencia?

Muchas pruebas de resistencia incluyen intervalos de tiempo en los que se tienen que superar determinados objetivos. Este test de resistencia con pitidos sigue esa dinámica durante 21 periodos.

El ejercicio debe ser coordinado por un entrenador y consiste en desplazarse de forma repetida entre dos puntos situados a 20 metros uno del otro. El deportista cambia de sentido en la carrera cuando se le indica con un silbido o una señal acústica.

La señal va sonando cada vez más rápidamente, acelera la frecuencia, lo que provoca un aumento en la velocidad. El objetivo final del test es adaptarse al ritmo impuesto por las señales durante el mayor tiempo posible.

Publicidad

Cada uno de los 21 periodos course navette tiene una duración de un minuto. En ese minuto hay que trotar por un tiempo determinado para que el ritmo ascienda y la prueba vaya ganando en complejidad. Cuando la persona no es capaz de aguantar el ritmo que impone la señal, ese nivel alcanzado es el que determina su  resistencia cardiorrespiratoria.

Al inicio de la prueba, el deportista puede superar el reto con cierta comodidad, incluso caminando rápido, pero a medida que va avanzando en el tiempo, los pitidos son más continuos, lo que obliga a aumentar la velocidad.

Baremo más extendido incluido en el libro “La condición física en la Educación SecundariacObligatoria” (Editorial INDE 1997).

Tabla Course Navette

El test de Navette cuenta con unas tablas o baremos que distinguen a los deportistas según edad y sexo. En este caso la edad solo llega hasta los 18 años. Aquí no se miden los metros recorridos según el tiempo, sino los niveles, que hay 21, tantos como periodos. No obstante, superar todas esas etapas es altamente complicado.

Cada periodo y medio periodo está determinado por un número de rectas a superar en un tiempo de un minuto. Si el deportista supera más de ocho periodos, lo que implica superar 69 rectas acumuladas, se considera que está en buena forma física. En ese nivel, el deportista habrá recorrido más de 1.380 metros y el periodo ocho lo recorre a 12 km/h.

Tiempo y resultados

El tiempo final del ejercicio va a depender de la capacidad aeróbica de cada deportista. Si se alcanza el periodo 21 el total de rectas acumuladas es de 247, pero para la última habría que destinar únicamente 3,89 segundos. La distancia recorrida sería de más de 4.440 metros.

A su vez, las etapas que se van superando llevan asociadas una puntuación en la escala del 1 al 10. No es necesario llegar al último periodo para conseguir un 10. Los adultos necesitan solo completar hasta el nivel 12,5, o lo que es lo mismo, superar 118 rectas acumuladas y alcanzar una velocidad superior a 14 km/h. Esto implica completar la última recta en un tiempo de cinco segundos.

El test Course Navette y sus tiempos es una forma indirecta, pero muy bien aproximada, de medir el volumen máximo de oxígeno, V02 max, que un organismo puede procesar durante el ejercicio. Para ello, la fórmula es la siguiente:

VO2 max = 5,857 x velocidad (km/h) – 19,45

Trucos para la prueba de los pitidos

El test de Course Navette y sus resultados pueden ser mejorados con una serie de recomendaciones. Así, antes de realizar la prueba es aconsejable calentar. El test es ya un ejercicio que va aumentando la intensidad de manera gradual, pero conviene activarse previamente para que el cuerpo esté ya en marcha.

También es recomendable probar la pista, pues no todas presentan las mismas características en cuanto a firme o adherencia, por lo que conviene realizar los entrenamientos anteriores en el mismo lugar al de realizar la prueba, o al menos en uno con condiciones similares.

Una vez iniciada la prueba es aconsejable alternar el sentido de los giros al finalizar cada recta, para que no se sobrecargue en exceso un único lado del cuerpo. Al empezar las rectas, imprime más velocidad para ganar tiempo extra al inicio y que puedas enfrentar los giros con más calma.

Entrenamiento a largo plazo para mejorar el test de correr de pitidos

Si estás preparando oposiciones con pruebas físicas y necesitas obtener buenos resultados esta prueba, puedes poner en marcha un plan específico de entrenamiento en seis meses con las siguientes fases.

  1. Reforzar la musculación de las piernas

En los primeros meses del entrenamiento Course Navette puedes completar rutinas de sentadillas, curl de piernas y tijeras estéticas. Siempre bajo la supervisión de un entrenador y aumentando progresivamente las cargas.

  1. Carrera continua

Ya en el segundo mes puedes comenzar con sesiones de trote y carrera continua, intensificando el tiempo y el ritmo de las salidas

  1. Carrera continua y fartlek

Cuando pasan unas semanas desde el inicio de las carreras continuas, puedes alternar este tipo de entrenamiento con fartlek o carrera sin descanso, variando el ritmo y el terreno.

  1. Combinar carrera continua y fartlek

Es el paso lógico que complementa al anterior. Ya no solo optas por una de las dos opciones, sino que las combinas en una misma sesión, cambiando de ritmo en función del terreno, sin pausas y siempre con intensidad creciente ajustada al nivel de resistencia física adquirido.

Con todo, el test de Course Navette es un método indirecto para medir la capacidad pulmonar y la resistencia aeróbica de un deportista. No es fácil completarlo de manera exitosa, pero ese tampoco debe ser el objetivo, sino que la meta a perseguir es ir superando periodos con una buena preparación física, descanso suficiente entre sesiones de entrenamiento y hábitos saludables.

 

Publicidad
Comparte
Publicado por
Ángel Rubio
Publicidad