Inicio Entrenamientos Semana 1: SO YOU WANNA BE A ROCK N ROLL STAR

Semana 1: SO YOU WANNA BE A ROCK N ROLL STAR

Esta semana me había propuesto lamerme las heridas de la carrera del Domingo en mi rincón. Pero como ya es habitual después de cada Maratón, me ha vuelto a visitar el Señor Burns. Es mi amigo, no necesita avisar, ya lo espero. Sé que en la semana posterior a cualquier Maratón el Señor Burns me visita. Entra por la ventana aprovechando que éstas están abiertas y estoy bajo de defensas.

Esta vez me ha traído varios regalos. Al contrario de lo que ocurre con los Reyes Magos, cuanto más mayor soy más regalos me trae. Me ha obsequiado con un puntillo de dolor en un gemelo, una quemazón en un isquio y un súper resfriado que justo hoy se encuentra en su punto álgido. Y no sé si el Señor Burns habrá tenido que ver, pero además de todo lo anterior esta semana un camionero me dio por detrás ocasionándome un dolor de cuello que me ha durado unos días. Lo de “dar por detrás” es literal.
Doy pena, mucha pena. Pero es lo que hay. Nadie dijo que encadenar dos planes de maratón fuera fácil. Lo mejor de tocar fondo es que sólo puedes ir hacia arriba, y eso es justo lo que significa el principio de progresividad maratoniana.  Comenzamos suave y construimos resistencia, vamos escalando kilómetros, introducimos entrenos más específicos para trabajar el umbral de lactato, alcanzamos el punto máximo de kilometraje y calidad de entrenos a cuatro semanas de la carrera y luego nos deslizamos hasta la salida mientras descargamos kilómetros. Todo está inventado.

Estoy convencido de que todos los planes funcionan. Todos son capaces de mejorar nuestra forma física para que nos presentemos en línea de salida en las mejores condiciones. Con los años uno va cambiando de plan, más por hacer el camino más ameno y no aburrirse que por la esperanza de que el nuevo plan nos haga recortar muchos minutos a nuestra marca. Esta vez voy a utilizar un plan que no he seguido antes, esto lo hará más interesante. Es el plan de 12 semanas del libro “Advanced Marathoning” de Peter Pfitzinger. La base central va a ser esa, pero incluiré algún ajuste como adaptación a las peculiaridades del circuito de Madrid, básicamente series en cuesta y rodajes de duración media en cuesta.

Es básico que cada día nos preguntemos por qué hacemos éste o aquel entreno. Cada día tiene un sentido y nos entrena en alguna cualidad fisiológica: resistencia, fuerza, mejora de economía de carrera, etc. Hasta los rodajes cochineros tienen un porqué: recuperar de ayer para que el cuerpo nos deje entrenar bien mañana.

A pesar de todas mis miserias, esta semana pude salir el viernes y el domingo con diez y doce kilómetros respectivamente. Ritmos de 5 min/km y control de daños como objetivo principal. En el mp3 llevé el “Concert for Sandy Relief”. Sandy es ese simpático huracán que ocasionó múltiples daños en Nueva York, suspendiendo su maratón de 2012. Nunca antes se eligió mejor música para un rodaje post-maratón, “Relief” significa alivio, auxilio. Esta semana comenzamos, primero una semana de recuperación con rodajes por sensaciones y luego al lío durante 12 semanas. Are you ready to Rock, Are you ready to Roll?


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

3 Comentarios

  1. Me he quedado con ganas de conocer el plan de Peter Pfitzinger aunque a estas alturas no creo que pueda hacer grandes cambios para Barcelona. Gracias!!!

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad