Seguros para ciclistas y bicicletas: Todo lo que debes saber.

Seguros para ciclistas y bicicletas: Todo lo que debes saber.

Compartir

Salir en bicicleta por el monte y especialmente por la carretera se está convirtiendo últimamente en una actividad de alto riesgo. Los accidentes y los atropellos en bicicleta siguen sucediéndose día tras día y por desgracia la cosa parece ir a más. Por este motivo los seguros para bicicleta y los seguros para ciclistas siguen aumentando en número de pólizas por parte de las compañías de seguros.

Un mundo relativamente complejo como el de los seguros provoca que las preguntas, las dudas y las inquietudes de los ciclistas hacia este tipo de productos crezca al mismo tiempo que lo hacen los partes de accidente y los siniestros. Ante esta demanda creciente os acercamos una guía básica en la que podrás ver los diferentes tipos de seguro para ciclistas y bicicletas y conocer las prácticas habituales de las aseguradoras para este tipo de contratos. Pon atención a la letra pequeña para que más adelante no te lleguen sorpresas que te cojan totalmente desprevenido.

Seguro de bicicleta. Cobertura de daños por accidente.

Empezamos con uno de los puntos de mayor interés por parte de los ciclistas y que motiva la formalización de la mayoría de pólizas. Asegurar la bicicleta es una prioridad de muchos ciclistas especialmente de aquellos que hayan invertido una importante cantidad de dinero en la compra de la bicicleta.

Por lo general las compañías ofrecen un capital máximo asegurado que se determina en función del precio de compra de la bicicleta. Casi con total seguridad la compañía te va a pedir la factura de la bicicleta antes de formalizar el contrato con la intención de asegurarse que el capital asegurado de la bicicleta es real.

Una vez determinado el capital asegurado, la mayoría de aseguradoras optan por fijar algunas cláusulas concretas acerca del material. En algunas ocasiones  la cobertura de material solo se ofrece en caso de afectación del cuadro de la bicicleta, con lo que la rotura de una rueda, del manillar o del sillín de forma aislada no formaría parte de la cobertura. Sin embargo en caso de afectación del cuadro sí que se cubrirían el resto de componentes y de objetos materiales.

La convivencia entre coches y bicicletas cada vez resulta más complicada

Otro aspecto importante a tener en cuenta son las cláusulas que determinan  la situación en la que se produce el accidente. Muchas compañías excluyen la competición y las pruebas deportivas de su cobertura, cubriendo el material únicamente en caso de accidente entrenando o por uso recreativo.

Como es lógico tampoco se cubren accidentes en caso de incumplir con el código de circulación o de prácticas que se consideren temerarias. El desgaste de los componentes habitual fruto de paso del tiempo y de la utilización de este tampoco se contemplan en las coberturas de las compañías.

Responsabilidad civil

En los seguros ciclistas al igual que sucede en los seguros de automóvil es probable que nuestro accidente afecte a terceras personas y que por lo tanto tengamos que incurrir en la famosa responsabilidad civil.

La responsabilidad civil es la obligación que se nos exige de responder por daños y prejuicios frente a terceros en caso de que estos se vean afectados. En este sentido todas las aseguradoras ofrecen en sus contratos el apartado de responsabilidad civil que nos indica que acciones se encuentran incluidas en él y cuáles no.  El capital asegurado por responsabilidad civil suele ser bastante elevado (más de 50.000 euros) y es importante tenerlo presente antes de formalizar cualquier contrato de seguro. La cobertura de responsabilidad civil se encargaría por ejemplo de dar cobertura a un posible atropello a algún peatón durante nuestra salida.

La responsabilidad civil excluye a la mayoría de compañías en caso de incumplimiento de códigos viarios de circulación o de superar las tasas de alcoholemia y de fármacos permitidas.

Franquicia

Punto especialmente importante en el que conviene prestar mucha atención. La mayoría de aseguradoras determina una póliza inicial que el asegurado deberá abonar en caso de accidente. La cuantía de la póliza  es variable y puede presentar importantes variaciones en función de la compañía y del tipo de seguro. 150 o 200 euros suele ser una póliza bastante habitual en la práctica de las compañías. Estos 150 o 200 euros son los que deberás abonar tú de forma inicial siempre que tengas un parte de accidente. La compañía en principio se hace cargo del resto.

Las aseguradoras ponen una póliza inicial para el material

Este punto es muy importante especialmente para aquellas personas que quieran asegurar la bicicleta y el material. En bicicletas de poco valor es probable que no te interese mucho hacer un seguro con esta franquicia, mientras que para bicicletas más caras sí que puede resultar más interesante.

Robo

Punto que genera gran cantidad de dudas y que puede ser uno de los grandes debates entre ciclistas. La mayoría de seguros de responsabilidad civil y accidente no tienen cobertura de robo. Esto significa que si te roban la bicicleta la compañía no va abonarte nada y que además pierdes toda opción de cobertura.  Alguna compañías ofrecen seguros a medida que si pueden incluir una cláusula añadida en caso de robo. Aquí sí que es importante que preste atención a la letra pequeña y que dediques unos minutos a leer y a interpretar al contrato antes de estampar tu firma.

Las aseguradoras que si contemplan la cobertura en caso de robo se acotan generalmente a casos bastante concretos. En el momento del robo la bicicleta tiene que estar sujeta a algún elemento fijo mediante un candado homologado. Demostrar dicha situación en caso de robo no es nada fácil.


Asistencia sanitaria

Este apartado presenta importantes diferencias entre grupos de aseguradoras. Algunas aseguradoras dan cobertura al ciclista en caso de accidente asumiendo los gastos médicos, farmacéuticos y de posible hospitalización, mientras que otras aseguradoras únicamente asumen los gastos médicos de terceras personas implicadas. Pese a todo la mayoría de pólizas sí que contemplan una indemnización económica en caso de fallecimiento o invalidez permanente.

Los seguros más completos llegan a asumir incluso los gastos de cirugía estética o plástica incurridos para hacer desaparecer marcas y cicatrices derivadas de accidentes durante la práctica ciclista. El apartado incluye también generalmente las posibles quemaduras sufridas en el impacto con el asfalto. Evidentemente estos gastos tienen el límite monetario del capital total asegurado que se determina generalmente al inicio de la póliza.

En este sentido debemos decir que la cosa no es tan alarmante como puede parecer, ya que todos aquellos ciclistas que estén correctamente federados y dispongan de la licencia federativa en vigor dispondrán también de la cobertura ofrecida por la aseguradora de la federación. En este caso la mayoría de federaciones autonómicas sí que dan cobertura médica en caso de accidente.

Asistencia en viaje

Otro apartado del contrato más importante de lo que parece y que puede sacarte de más de un apuro. Determinados seguros ofrecen asistencia en viaje gratuita. Esto incluye un posible rescate en caso de perdida por el monte o incluso un traslado medicalizado desde el punto del accidente hasta el centro hospitalario más cercano. La asistencia en viaje se puede echar en falta si sufres un accidente que te deje inmóvil sin capacidad de llegar al siguiente pueblo.

Seguro internacional

Gran parte de los seguros extienden su cobertura más allá de territorio español. Muchos seguros ofrecen cobertura también a los accidentes que se produzcan en países de la unión europea y Andorra. Es importante que prestes atención a este punto del contrato más aún si de vez en cuando realizas marchas cicloturistas o rutas ciclistas por Europa. Un apartado del contrato que podría darte una buena sorpresa en caso de accidente en el extranjero. Más te vale estar informado.

Compartir

Te puede interesar...

1 Comentario

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad