Saucony Ride 15

Publicidad

Ya tenemos el análisis de Saucony Ride 15, una de las mejores zapatillas de running para entrenamiento diario que llega con espectaculares mejoras. Sirva de presentación el bocado que le han metido los de Massachusetts al peso bajando de los anteriores 266g del acabado masculino de Ride 14 a los 249g de ahora, y de los 238g a los 221g actuales en el femenino.

Un rebaje de tantos gramos de golpe es muy difícil de conseguir. Pero además lo logran en un contexto en el que se mantienen más o menos los volúmenes, por lo que está claro que los materiales y el diseño juegan un papel fundamental en esta optimización del peso.

Publicidad

El resultado es que este modelo, que siempre se ha caracterizado por su polivalencia, le aumenta la agilidad a su abanico de posibilidades. Por eso se mantiene su perfil de zapatilla de entrenamiento diario cómoda, amortiguada, pero perfectamente utilizable en carreras en ruta de todo tipo.

Y llega con sorpresas. Como si fuera un regalo, hemos tenido que mirar en su interior para localizarlo y sorprendernos de la idea, que no es 100% nueva, pero sí la contundencia del recurso. Cierto…, no lo digo, pero es porque hablando de sorpresas… mejor dejarlo para después, en el análisis detallado que comienza… ¡ya!

Análisis Saucony Ride 15

Publicidad

MEDIASUELA


La mediasuela de Saucony Ride 15 es la responsable directa de que la nueva versión sea la más ligera de todas: El material de alto rendimiento PWRRUN propio de Saucony ha sido reformulado para obtener mayor suavidad en el tacto pero, sobre todo, ser más ligero. PWRRUN se basa en una combinación de material EVA y un elastómero como es el TPU (poliuretano termoplástico).

No podría ser de otra forma. Si la mediasuela mantiene más o menos el grosor de su predecesora (32.5mm en el talón y 24.5 en el antepie, para un drop de 8mm), no se entendería un material pesado. Esto es porque es la parte de una zapatilla que, de largo, ocupa más volumen. Pero, por el mismo motivo, es también donde, si se da con la tecla adecuada, se logra mayor porcentaje de rebaje en el peso. Es evidente que la marca americana ha encontrado ese botón.

Publicidad

El material PWRRUN modificado es responsable de esa amortiguación que, ahora, es más suave. Pero Ride 15 también cambia a nivel de diseño ya que Saucony le ha proporcionado un biselado que pretende mejorar la fluidez de la pisada. Mejorándola busca también que impulsar la siguiente zancada sea también algo más fácil. Así, esa mejorada transición de la pisada se sustenta en un material que es capaz de proporcionar un 18% más de amortiguación y un 5% más de retorno de la energía.

La durabilidad del material y, por tanto, la capacidad de mantener sus características también es mayor ahora. Esto se traduce en que la resistencia a la compactación debida al uso permite que durante más tiempo se mantenga equilibrada.

Y ahora es cuando llegamos a la sorpresa… El tratamiento que se le da a la plantilla interior normalmente es en la sección del upper. Pero esta vez… no. ¿Por qué? Porque la plantilla, que normalmente se enfoca al confort y poco o nada a la amortiguación, en este caso sí a lo del confort…, pero muy espectacular el tratamiento de la amortiguación. Y todo desde esta aparentemente sencilla pieza del calzado.

Es lo que tiene una zapatilla de alto rendimiento como Saucony Ride 15. Porque si cogemos la plantilla y le damos la vuelta, nos sorprenderá un aspecto granulado que recuerda a algunas mediasuelas. Eso es porque está construida con material PWRRUN+, el más avanzado de Saucony y que le da un extra de amortiguación a la ya de por sí alta comodidad. También se le ha metido más espuma que a una plantilla convencional y de ahí su extra en cuanto a amortiguación y al confort.

SUELA


La suela de Saucony Ride 15 está absolutamente renovada respecto a Ride 14. Si aquella prácticamente repetía la de Ride 13, ahora rompe con todo lo anterior para mostrar un diseño que ya no recurre a TRI-FLEX como tecnología más destacada.

Ahora vemos áreas con más caucho para una mayor durabilidad, y una nueva geometría que va en la línea de la fluidez de la mediasuela desde el talón hasta la puntera: tiene el taqueado distribuido en el sentido de la marcha. Se mantienen en él unas estrías que han de mejorar la tracción y que las del borde exterior se nota que beben directamente de la esencia de TRI-FLEX, pero las del centro lo hacen en combinación ya que tienen las estrías invertidas entre ellas.

El resumen es que ese diseño favorece la pisada, pero sin perder de vista la tracción gracias a las estrías, ni la adherencia gracias a la goma sólida utilizada.

Otro detalle es que la flexibilidad ha mejorado en Ride 15. Antes había más caucho en las zonas de máxima flexión, bajo los metas, y que Saucony paliaba con TRIFLEX y varias ranuras extras de flexión. Ahora esto no es tan crítico y por eso vemos una única franja transversal que atraviese la suela en esa zona. Si hay algún lugar por donde la zapa va a flexionar mejor, va a ser por ahí.

En la zona del talón vemos una forma de herradura característica que permite entrar de talón a cualquier tipo de pisada. Y como no podía ser de otra manera, tiene claramente reforzada la parte externa del talón en cada pie, que es la que más tiende a sufrir por desgaste en una zapatilla de running.

UPPER


El upper de Saucony Ride 15, fabricado con materiales reciclados, vuelve a cambiar en esta nueva entrega. Una de las cosas más llamativas es que ahora sube un poco el perfil, recogiendo más al pie. Pero también que las capas de la malla están minimizadas sin dejar de proporcionar un ajuste suave en la forma.

Que es una zapatilla extremadamente ventilada se ve a la legua, gracias a la multitud y tamaño de los agujeros repartidos por todo el corte superior, pero especialmente en la zona de los dedos, donde hay más necesidad de transpirabilidad en una zapatilla de runninng.

Quien sí repite es FORMFIT, ya que es una tecnología aplicada al upper y cómo éste sujeta al pie en 360°, y en todas las fases de la pisada.

Hablando de sujeción… Si nos vamos a la zona de los cordones nos encontramos una interesante cincha en medio de ellos. Los cordones están pasados por cinco ojales dejando un sexto libre… Pero no es exactamente así. No pasan por cinco ojales, sino por cuatro. La clave la encontramos en el “cuarto”, ya que no es un ojal, sino una cincha que se invierte al paso del cordón y baja por ambos lados de la zapatilla hasta anclarse en la base de la mediasuela.

Al realizar esta filigrana, esta cincha crea una “V” invertida que se va abriendo a medida que baja por ambos lados de la zapatilla, sujetando al pie con contundencia, pero a la vez con tacto suave, gracias a su plano grosor. Este recurso queda muy disimulado al insertarse entre las dos capas de la malla, así ni se ve, ni se engancha por fuera; ni por dentro toca directamente al pie.

Llegamos al talón una tira roja. Es un tirador, para calzarse de manera rápida y cómoda. Y si apenas sobresale del cuerpo de la zapa es porque esa tira es elástica. Así, si no se utiliza, queda bien recogida. Para rematar los detalles, vemos dos elementos reflectantes: uno pequeño, insertado en la tira acabada de mencionar, pero el otro es bastante más grand ya que es el propio logo de Saucony, en la cara interna en ambas zapas.

Resumen Saucony Ride 15


Saucony Ride 15 es una zapatilla de running enfocada al entrenamiento diario. Siempre ha sido un modelo polivalente, y esto se mantiene en la nueva Ride, pero como ha logrado rebajar mucho su peso, esa ligereza la hace muy buena opción para entrenamientos donde se quiera ir algo más rápido. También para alguna carrera donde al ir cómodo, se le quiera añadir una clara sensación de ligereza y agilidad.

Se puede utilizar para sesiones cortas y largas, tanto en tiempo como en kilómetros y es perfecta para quienes tengan un peso bajo o medio, incluso medio alto. Para corredores y corredoras de mucho peso, la podrían utilizar en carreras de corta y media distancia o en situaciones donde pretendan ir rápidos, pero amortiguados.

Hay que tener en cuenta que ha aumentado la amortiguación, pero también el retorno de energía, en una mediasuela que va bien para runners con pisada neutra o que utilicen plantilla personalizada. Quienes tengan problemas con la pronación, Ride 15 tiene una compañera que ayuda bastante en ese sentido, se trata de Saucony Guide 15. Precisamente la plantilla es una de las sorpresas de esta nueva entrega de Ride, gracias a la utilización de un material de alto rendimiento que prácticamente la convierte en una extensión de la mediasuela.

Su hábitat natural va a ser el de las superficies duras como el asfalto, las aceras o el cemento, pero también en zonas de tierra compactada como parques, pistas o senderos sin dificultad (vamos, sin salirse del camino).

Yendo a los números puros y duros, hay que decir que Saucony Ride 15 tiene un peso de 249g en el acabado de hombre y de 221g en el de mujer. El drop es de 8mm gracias a una mediasuela que se eleva hasta los 32.5mm en el talón y los 24.5mm en el antepie.

El precio oficial de Saucony Ride 15 es de 150€.

Publicidad
Comparte
Publicado por
Josep Gil
Publicidad