Saucony Peregrine 10

Saucony Peregrine 10

Compartir

Analizamos una de los modelos de trail running más representativos de Saucony, Saucony Peregrine 10. Con esta nueva zapatilla de la colección Run Anywhere, la marca norteamericana, fundada en 1898 en el estado norteamericano de Pennsylvania, y con sede en la ciudad de Cambridge desde 1910, vuelve a numerar ordinalmente el modelo Peregrine, después de que ya lo hiciera por última vez con la versión 8. Esto de numerar a las zapatillas es una costumbre que la marca americana ha recuperado después de utilizar “ISO” las últimas temporadas.

Precisamente la versión anterior (novena) se denominaba Peregrine ISO, nombre dado por la tecnología que empleaba en el ajuste del upper de la zapatilla. Volviendo a la Peregrine 10, decir que se tratan de unas zapatillas ligeras, amortiguadas y polivalentes, que van a funcionar muy bien en cualquier tipo de terreno escabroso, especialmente si este está húmedo y embarrado.

Análisis Técnico Saucony Peregrine 10

Índice de contenido

Mediasuela

Uno de los cambios más significativos de las nuevas Peregrine 10, es el material empleado en la mediasuela. Cambia el EVERUN de la edición anterior, por el PWRRUN. Este material de espuma EVA, ligero y con propiedades amortiguadoras, es simétrico a ambos lados de la zapatilla, abrazando o introduciéndose un poco en el upper por la parte media y obtener de esa manera algo más de estabilidad en todo el conjunto. Unas pequeñas muescas repartidas alrededor de la mediasuela desde la parte media y envolviendo el talón, tienen la función de comprimirse para ayudar a suavizar el impacto con el suelo.

En cuanto a las dimensiones, decir que tiene una altura en el talón de 27 mm. por 23 mm. de la parte delantera, con lo que nos da un drop de 4 mm., manteniéndolo de igual forma que en la versión ISO.

Bajo la plantilla interior y encolada a la base (aunque fácilmente extraíble), se encuentra una capa fina de PWRRUN+, una espuma todavía más amortiguada que el PWRRUN y que va a dar un plus de confort y suavidad en el contacto pie-zapatilla-terreno.

Suela

El componente dominante en la suela de las Peregrine 10 es un caucho adherente y resistente a la abrasión llamado PWRTRAC. La distribución y posición de los múltiples tacos, en forma de “V” o también denominado Chevron, además de dar a la suela un aspecto agresivo, indican que van a tener buen agarre y tracción. En la parte delantera cinco filas de estos tacos orientados hacia adelante son los que van a permitir precisamente, que la zapatilla se agarre y traccione bien, más aún cuando el terreno “pica” hacia arriba. Por lo contrario, las cuatro filas de tacos en posición invertida de la parte del talón van a facilitar más control y seguridad en las bajadas.

La separación entre los tacos en toda la extensión de la suela y la profundidad de éstos (5 mm.) hacen de estas Peregrine unas zapatillas que a buen seguro van a ir de maravilla en terrenos con barro. Aunque si lo que se quiere es ir por terrenos mucho más blandos lo ideal es la Saucony Peregrine 10 ST (Soft Terrain), con mayor profundidad y espaciamiento entre tacos.

Otra particularidad de estas zapas, es la posibilidad de alojar clavos o tornillos para correr sobre superficies donde se necesite un agarre extra, ya sea en zonas de mucho fango e incluso nieve o hielo. Para instalarlos solo es necesario colocarlos y apretarlos sobre unos pequeños tacos (concretamente hay doce) donde hay una pequeña incisura que servirá de guía. Otras cinco marcas servirán de plantilla por si queremos taladrar algunos agujeros de drenaje de agua.

Una placa anti-roca alojada en la mediasuela, pero visible desde la suela a través de unas ventanitas, ofrecen una protección adicional.

Upper

El upper de la Peregrine 10 también se ha modificado con respecto a la anterior versión. El sistema de ajuste ISO desaparece. En su lugar, emplea diferentes ojales tradicionales reforzados, más dos tensores incorporados en la parte central. Además, a los dos últimos ojales, se les añaden otros dos algo más bajos, para ajustar más la zapatilla en la zona del empeine.

FORMFIT es la tecnología utilizada en el upper, dando un ajuste eficiente y sujetando el pie sobre cualquier terreno irregular. Los diferentes termosellados refuerzan y protegen al pie de cualquier elemento (piedras, ramas…) que puedan impactar contra las zapatillas, sobretodo en puntera (donde el refuerzo es más grueso) y laterales.

Un contratacón firme y rígido ayuda a mantener el talón bien sujeto, el cual incorpora un tirador para ajustar o calzarse las zapatillas de manera más cómoda y rápida. El interior es acolchado y la lengüeta se une al cuerpo de la zapatilla para dar más ajuste y evitar que se mueva hacia los laterales.

También la lengüeta incorpora una tira elástica, por donde pasar el lazo sobrante una vez atada la zapatilla, para que los cordones (finos y planos) no se puedan enganchar con alguna rama y vayan bien guardados.

Otro elemento a tener en cuenta, es la incorporación de una pequeña anilla en la base de la lengüeta, en el mismo pasador por donde se deslizan los cordones. Esta anilla facilita la colocación de polainas, si se precisan de ellas por correr sobre superficies donde se deban proteger más los pies, ya sea en zonas de mucha arena o nieve.

Prueba

Parece una zapatilla algo rígida al principio, pero después de hacer alguna salida off road con las Saucony Peregrine 10, esa percepción de rigidez va disminuyendo. Agradable sensación de suavidad y amortiguación por cualquier tipo de terreno. Polivalentes. No son lentas en pistas de tierra firme y se puede imprimir un buen ritmo, en cambio, por terrenos más irregulares y con pendiente, ya sea ascendente o descendente, es donde más confort he encontrado y donde más he aprovechado las cualidades de las zapatillas.

Se agarran bien en cualquier superficie rocosa y terrenos más blandos, y bajando cuestas permiten controlar/frenar bien sin pasarnos de velocidad si no queremos. Las protecciones de la puntera van bien cuando alguna piedra no muy grande impacta sobre ella, resguardando el pie de diferentes golpes.

Es algo más estrecha que la Saucony Peregrine ISO, y hasta que no se da un poco, la presión sobre el pie puede parecer un poco asfixiante. Puede que la versión Wide sea una solución si necesitas algo más de amplitud.

Resumen

Saucony sigue apostando con el modelo Peregrine, como una zapatilla de entrenamiento polivalente, para utilizar en cualquier tipo de terreno y condición climática. La versión 10 retoma el ajuste tradicional, dejando atrás el sistema ISOFIT de la versión anterior, pero manteniendo una sujeción eficaz.

Mantiene el mismo drop de 4 mm. que en versiones anteriores y una amortiguación con tecnología PWRRUN nada despreciable que va a mantener al corredor totalmente protegido. La suela PWRTRAC va a permitir correr por casi cualquier tipo de terreno. Los pesos son de 303 g. y 264 g. en los modelos de hombre y mujer respectivamente.

Las Peregrine 10 también tienen la versión Wide, un poco más ancha para aquellas personas que necesiten es plus de amplitud.

Además de la Peregrine 10, existe también la posibilidad de escoger otras versiones, como la Peregrine 10 ST (Soft Terrain), con tacos más profundos para enfrentarse a terrenos más embarrados, y la Peregrine 10 GTX, con membrana Goretex, para evitar la entrada de agua.

Valoración

Resumen
Fecha análisis
Modelo
Saucony Peregrine 10
Valoración
41star1star1star1stargray
Product Name
Saucony Peregrine 10
Puntuación
Calidad/Precio:
8
Diseño/materiales/durabilidad
8
Amortiguación
8.5
Grip
8.5
Estabilidad
8
Ligereza
8
Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad