Analizamos Saucony Endorphin Pro 2, un modelo de running para competir en ruta en todas sus distancias, desde 5k a la maratón, pasando por 10k y la media maratón. Es la confirmación de la gran irrupción que protagonizó el año pasado el lanzamiento de Endorphin Pro como opción real a cualquier otra zapatilla de competición del mercado.

Dado el buen resultado tanto de la mediasuela como de la suela de la primera edición, Saucony se ha centrado, en esta Endorphin Pro 2, sobretodo en el upper, tratando de mejorar aún más el ajuste y la sujeción. Cuando una nueva release toca pocos palos significa que se mueve en buenos resultados.

Saucony Endorphin Pro 2 pertenece Endorphin Series, en la que también están otros modelo como Speed (muy parecida, pero cambiando la placa de fibra de carbono por otra de nylon), Shift (cómoda y amortiguada, para entrenamiento diario) o la que está creando muchas expectativas y que también está por llegar: Saucony Endorphin Trail. Después de ver cómo está saliendo la serie Endorphin, a ver cómo de alto deja el listón.

Pero ese papel, el de poner el listón bien alto, lo tiene en su poder ahora mismo esta Endorphin Pro 2 que llega con la vitola de ser una verdadera arma para correr rápido. En ello tiene que ver la combinación de varios elementos como son una mediasuela excepcional (que tiene en su equipo a un elástómero con propiedades excepcionales, una placa de fibra de carbono que va a maximizar su trabajo y una geometría que va a ayudar a correr más rápido y ajustando el esfuerzo). Mucho, eso sólo en la mediasuela.

Saucony Endorphin Pro 2 reviewPero es que vemos que esta Endorphin lleva más a su espalda. Es el estandarte de una marca que pelea por ser protagonista en el duro segmento de las zapatillas de competición, un área convulsa desde 2017 en que un experimento/show/operación-de-marketing (quizá la más grande de la historia del atletismo) hizo que todo el mundo girara la vista un poco más a las zapas voladoras.

Antes de ir a por todos los detalles avanzamos un dato que, teniendo en cuenta el volumen de la zapatilla cuando las tienes en las manos (o si la ves a través de fotos), parece que sea imposible: pesa apenas 213gr en el acabado de hombre y 179gr en el de mujer. Claro que son los valores de una (muy) fina zapatilla de competición, pero es que no tiene un perfil nada bajo precisamente. Vamos con los detalles.

Análisis técnico Saucony Endorphin Pro 2

Mediasuela


La mediasuela de Saucony Endorphin Pro 2 es sin duda la parte más espectacular de esta zapatilla de competición. En ella vamos a encontrar un material que no tiene nada que ver con el EVA tradicional… Sabe hasta mal mencionar a la clásica EVA, por lo desfasada que la deja. Además, en su interior aloja una placa de fibra de carbono, mientras que, para rematarlo, el molde donde darle forma lo han curvado de tal manera que la geometría ha pasado a ser el tercero en “concordia” 😉 para un resultado realmente bueno.

Empezando por el material, el nombre que le da Saucony es PWRRUN PB y hay que explicar que se trata de PeBA® (Poliéter amida en bloque), es decir, un elastómero termoplástico. Como decía antes, nada que ver con EVA… Los gránulos que se intuyen en las bolas de la mediasuela tienen la densidad suficiente para parar los golpes y reaccionar rápidamente a la presión que ejerce el corredor o corredora en cada pisada. Tiene varias propiedades interesantes, que son las que Saucony ha ido a rascar: alta resistencia al impacto y buenas características de amortiguación. Lo que logra la marca americana para esta mediasuela es montarle una amortiguación muy reactiva, ligera y resistente a la compactación. Y algo más: este elastómero termoplástico es mucho más resistente a los cambios de temperatura sin perder propiedades (algo que sí pasaba con EVA: aquella más dura en frio y chiclosa con calor).

El siguiente elemento no lo vemos: se trata de la placa de fibra de carbono y está insertada en el interior. Tiene una forma ondulada (de “S”, dicen en Saucony) y está absolutamente integrada entre el material de la mediasuela para reaccionar a medida que se transiciona la pisada, para enfocar el esfuerzo en lanzar la zancada hacia adelante. Es esa combinación de material de la mediasuela y la placa de fibra de carbono, la que busca al tercero en este equipo para buscar la máxima velocidad: Speedroll.

Speedroll es una nueva construcción geométrica que conocimos en 2020 y que le está dando buen resultado a la gama Endorphin ya que ayuda a impulsar hacia adelante. Se basa en una plataforma alta y un antepié rígido gracias a la placa de fibra de carbono que, junto a una curvatura precisa de la mediasuela, proporcione la capacidad de reaccionar rápido lanzando cada zancada.

El grosor de la mediasuela es generoso. Se alza nada menos que hasta los 35.5mm en la zona del talón y los 27.5mm en el antepie. No lo aparenta, pero porque es más fiel a la vista. La mayoría de zapas de su misma categoría hacen que la mediasuela crezca un poco más por fuera, encapsulando al pie, sí, pero dando la sensación de mucho más grosor. Este modelo de Saucony es más realista en ese sentido. Y hablando del grosor… quienes piensen en prohibiciones de World Athletics, esta Endorphin Pro 2 está más limpia que una patena, porque no llega a los 40mm de la prohibición. Y si restamos 27.5mm a 35.5mm vemos que el resultado que da, el drop, es de 8mm. Por cierto, que el tipo de pisada a la que está enfocada es a la neutra.

Suela


La suela de Saucony Endorphin Pro 2 sorprende por la poca cantidad de goma sólida. Bueno, sorprende, sorprende… Antes decía que el peso era espectacularmente bajo, pero no todo se debe a materiales “mágicos”. En este caso se trata de ausencia de materiales, si se puede decir así. Lo que hace Saucony es decir: “Bien, vamos a optimizar al máximo en una zapa que es para competir” ¿Y cual es el material más pesado en una zapatilla? Exacto el caucho de la suela. Así, han dejado cubiertas sólo las zonas de máximo desgaste, y de manera equilibrada.

En las demás se ha suprimido este tipo de goma sólida y por eso la mediasuela aquí, queda completamente al descubierto. Eso sí, el material que inserta es el de máxima resistencia al desgaste que nunca ha fabricado Saucony: XT-900. Este compuesto tiene una buena relación entre durabilidad y adherencia para, no sólo proporcionar tracción, sino además hacerlo de la manera más duradera posible.

Es fácil ver las zonas más críticas: la de defensa y la de ataque (creo que nunca he utilizado esta expresión en unas zapas  ). La de defensa sería para la cara externa del talón, la que más sufre la abrasión y que por tanto más expuesta está al desgaste. La de ataque hay que buscarla justo bajo los metatarsos ya que es aquí, y justo aquí, donde el corredor o corredora va a ejercer la máxima presión sobre el asfalto en el momento de realizar la impulsión hacia adelante. Por tanto, bien vistos por saucony este par de recursos.

El patrón es el que tanto le gusta a la marca americana: les flechas que buscan un mayor agarre en el sentido de la marcha, y están situadas justo bajo los metatarsos, donde se centra la tracción principal en la pisada.

Upper


El corte superior de Saucony Endorphin Pro 2 es la parte más renovada en el nuevo acabado. Se trata de una malla construida de una sola pieza y en una sola capa. Los detalles son más espartanos. Lo vemos en la lengüeta, que es gruesa apenas un par de milímetros. De las más finas que se ven. Pero es que el resto de la cazoleta va en el mismo sentido: lo justo para hacer su cometido, que el lastre pesa y hay que dejarlo fuera.

Los cordones esconden un recurso muy bueno a quienes hacen un doble nudo sólo para que no les moleste el sobrante, o simplemente a quienes les gusta llevarlos recogidos: en medio incluye una goma elástica que va a ir muy bien para meter el sobrante de la lazada y que no se mueva mientras corremos. A la mayoría no le importa, pero a quienes sí, les va a gustar mucho este detalle.

El tema de los ojales hay que explicarlo aparte. Vendría a tener seis, de los que utilizaría sólo cinco, dejando el sexto libre a la altura del tobillo, sólo para que lo utilicen quienes busquen un mayor apriete ahí. Pero es que no todos son ojales… Justo el central (de los cinco) es una cincha de 1cm de anchura. No es estética… En realidad, justo en el cordón se da la vuelta, sobre sus dos puntas que bajan hasta insertarse en la propia mediasuela formando una estructura triangular. Lo que sucede entonces es que los cordones tiran de las cinchas y estas se cierran con contundencia sobre ambos lados del pie sujetándolo con más fuerza.

Por cierto, que los cordones son planos y, sin ser elásticos, sí que tienen un pelín de juego. No están pasados por la lengüeta, pero no hace falta, porque ésta ya está cogida por ambos laterales a la estructura de la zapatilla: no se va a mover.

Y si en los modelos de entrenamiento solemos encontrar bajo la plantilla una capa de material acolchado (unos 2mm) para aumentar el confort de las zapatillas, aquí se prescinde de esos “extras” de confort. ¡Esto es una zapa de competición! ¿Significa que no sea confortable? No, no es eso, lo que pasa es que en los entrenamientos, basados sobretodo en rodajes, el tema de la comodidad de uso es muy importante y a la zapatilla se le suelen añadir elementos extras como ese tipo de footbed que aumenta el confort. En una zapa de competición, el confort es relativo, porque lo que se busca es que sean rápidas, aún a costa de desprenderse de todo aquello prescindible el día “D”.

Otro ejemplo lo encontramos en el tobillo. En modelos de entrenamiento, el tobillo está rodeado de una estructura rígida que lo estabiliza cuando el pie impacta contra el suelo. En las zapatillas de competición este contrafuerte se reduce muchísimo y algunos modelos radicales, incluso lo suprimen. En esta Endorphin Pro 2 está prácticamente desestructurado, precisamente por su perfil exclusivamente competitivo.

FormFit es la tecnología estrella. Ya no sólo acoge al pie en su base, como si fuera una cuña donde descansar, ahora FormFit es el uso de recursos basados en el ajuste principalmente para sujetarlo bien en todas las fases de la pisada. El propio logo de Saucony (sí un río, fluyendo, con tres rocas en medio… por si alguien se había parado a preguntarse si significaba algo) también es una construcción con tiras en 3D que aportan consistencia a la parte de la malla que más presión soporta sujetando al pie.

Test/ Sensaciones

Una de las cosas que me ha sorprendido al calzarme estas Saucony Endorphin Pro 2 es que ya gana a otras muchas zapatillas de competición con suela maximalista y con placa de fibra de carbono… ¡Y sin haber recorrido ni un solo metro! Y ojo que no es ninguna broma, sino muy importante: La gruesa plantilla se puede sacar e introducir la personalizada que uno o una pueda tener.

Poca broma. Tengo más modelos de competición con placa de fibra de carbono y algunos de ellos vienen con plantilla encolada y alguno, ni quitándola cabe mi plantilla y mi pie detrás, lo que me obliga a correr sin mis plantillas. O sea que +1 sin ni siquiera haber comenzado a correr. Obviamente, quien no necesita este detalle, y corre simple y llanamente como viene configurada, ya le saca el máximo rendimiento con el que la ha sacado de fábrica Saucony.

Más cositas importantes… Vengo de utilizar voladoras por décadas y si hay algo que suele suceder en la mayoría es que la horma y la malla que se cierra sobre ellas suelen ser más estrechas que anchas. Bien, pues Endorphin Pro 2 tiene una horma algo más ancha, no mucho, pero suficiente para que mi pie se sienta cómodo y mis dedos se muevan con total libertad. Gracias a ello, mi número habitual coincide perfectamente con el de esta voladora (a veces, con alguna, hay que rascar medio número más… y a veces hasta un número entero, aunque eso pasaba más antes…).

No la he testado en competición todavía, no se ha podido dar el caso aún, por lo que he probado esta Saucony Endorphin Pro 2 entrenando. Corriendo le he encontrado una facilidad de uso más parecido a una zapatilla mixta, que una voladora. Y ojo, me refiero a facilidad de uso, que la vena competitiva la lleva grabada a fuego. Cómoda. Su aspecto exterior, que parece  el de una zapa de entrenamiento, se corresponde con un uso bastante más cómodo de lo que esperaba. Como no había probado Endorphin Pro 1, iba un poco a la expectativa de a ver con qué me encontraba. La verdad es que la amortiguación es bastante más amable de lo que puedas esperar.

Pero eso a nivel de sensaciones, porque el corte, o mejor dicho, la forma contorneada de la puntera hace que se note bastante la facilidad de salida en la pisada. Mientras más rápido vas, más se nota. Claro que vas empujando y esforzándote, pero realmente se nota una salida mucho mejor a la hora de lanzar cada zancada.

La amortiguación no la puedo tachar de blanda, pero sí lo es más que la típica zapatilla voladora clásica con tacto firme y perfil bajo (con mucho menos material amortiguado en la mediasuela). Al final, el material de esta Endorphin Pro 2 es reactivo, pero al haber tanto grosor, se nota más progresión entre que se aterriza y se vuelve a salir.

Conclusión y Precio

Saucony Endorphin Pro 2 es una zapatilla de running destinada a la competición. Su configuración la hace válida para cualquier distancia, tanto 5k, como 10k, media maratón o maratón. Está producida a partir de la experiencia de trabajo de la marca americana, sobre otros modelos de competición anteriores y la intervención de algunos de sus atletas elite (pero que la enfocan al uso de cualquier corredor o corredora que se atreva con ellas). Con apenas 213gr en el acabado masculino y 179gr en el femenino, se antoja que facilitará mejorar marcas.

Los nombres con que Saucony define a sus tecnologías a veces no son muy intuitivos, por lo que hay que explicar que PWRRUN PB es el material con el que está construida la mediasuela y donde se inserta la placa de fibra de carbono. Por cierto, que la mediasuela tiene un drop de 8mm. Con Speedroll, Saucony se apunta a levantar la puntera para facilitar que la pisada bascule más hacia delante en la parte final de la transición.

La línea general es muy suave y transmite tener bastante material concentrado en la mediasuela. Por arriba, se utiliza una malla de una sola capa para obtener un upper bastante ajustado y ventilado. El refuerzo lateral es el propio logo de Saucony y está coronado con unos cordones planos pasados por cinco ojales dejando un sexto libre para quien quiera un mayor apriete.

La suela es uno de los puntos sorprendentes de esta Endorphin Pro 2, ya que tiene un vaciado masivo del caucho resistente desde el mediopie hasta el talón. La marca americana sólo ha dejado cubierta de goma sólida toda la parte de los metatarsos y puntera (con tacos en forma de flecha) y el borde exterior de todo el talón. Son zonas de alta tracción, la primera, y de alto desgaste la segunda, de ahí que Saucony ahorre en material, pero no en esas zonas.

Vídeo review de Saucony Endorphin Pro 2

El precio oficial de Saucony Endorphin Pro 2 es de 220€ y tienen todas las opciones en estilos y colores en Saucony.com.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad